Carrito

ser jefe amigable

De amigos del trabajo a ser el jefe

¿Qué pasa cuando te promueven a un puesto de jefe en el trabajo? ¿Cómo impacta tu relación con tus amigos? ¿Cómo tener autoridad sin romper la relación?

Cuando una persona sube en la escalera de la jerarquía, se pierde el equilibrio de poder en la relación y las personas tienen que reajustarse.
En el trabajo entre colegas existe una sensación de igualdad de que “todos estamos juntos en esto”. Pero cuando una persona se mueve hacia arriba, la parte de igualdad ya no está allí.

Paso 1: Habla con ellos

Cuando subes de puesto, las cosas van a cambiar. Es inútil pretender que todo será igual. Por lo tanto es vital aceptar ese hecho, y diseñar un plan para mover hacía adelante desde este punto.

Ten una conversación con tus subordinados. Será probablemente incómodo, pero si hablas francamente, con claridad y honestidad, puedes establecer las bases correctas para mantener un ambiente amable profesional.

Leer también: Hacer negocio con familia y amigos

Sponsored*

Paso 2: Acepta los hechos

Como nuevo jefe, debes recordar que ya no eres un compañero. Ten en cuenta que incluso si una persona en la relación no buscaba ser promovida, es probable que haya algunos sentimientos negativos, incluidos celos. La única forma en que esas emociones negativas pueden ser sofocadas es hablarlas.

Puede ayudar que pidas ayuda en este nuevo puesto. Mostrar vulnerabilidad. “Diles: Esto podría volverse extraño, pero no lo quiero y estoy buscando tu apoyo”.

Paso 3: Se el ejemplo

Como nuevo gerente, establezca el tono de cómo funcionará la nueva relación con tus ex compañeros, y no te dejes engañar por actuar con dureza para ganar respeto.
No funciona. Debes liderar por ejemplo siendo positivo y amigable, con un tono amable y al mismo tiempo responsabilizando a las personas. La clave es tener empatía con lo que tus compañeros puedan sentir sobre la situación.

Paso 4: Encuentra un nuevo confidente

Al ser jefe tendrás acceso a un nuevo tipo de estrés y responsabilidades. Varias fuentes de estas se encuentran en temas que no puedes compartir con subordinados, por lo tanto es importante que busques a un nuevo confidente. Una persona a tu nivel, o superior, con quien puedes vaciar tu bolsa cuando sea necesario.

Además de ayudarte a sentirte mejor, te ayudará a crecer como jefe, y para ser un mejor trabajador en tu nueva posición.

Paso 5: Evita el favoritismo

La gente va a empezar a mirarte más. Si eras muy [email protected] de una(s) persona(s) en particular antes de tu promoción, es posible que estabas [email protected] a platicar personalmente durante las horas de trabajo, y también de pausa. Debes asegurarte que si se trata de amigos con quien sales fuera del trabajo, la relación en la oficina deberá cambiar.

No importa qué, la gente buscará formas en las que practiques el favoritismo. Tienes que superar eso siendo tan justo y objetivo que las personas eventualmente se calmen. Dichos amigos también deben tener en cuenta que el hecho de que estén cerca del nuevo jefe no significa que deban pedir favores o esperar un trato especial.

Riesgos: A veces la amistad se acaba

A veces, una amistad no podrá sobrevivir al ascenso de una persona en la jerarquía, y eso está bien.
La amistad puede desmoronarse y romperse, y de alguna manera, eso resuelve una gran parte del problema. No tendrás tensión si no eres tan amigable y te desconectas.

resiliencia

¿Cómo mejorar mi inmunidad a la adversidad?

Uno de los temas más populares en psicología positiva es la resiliencia. Para algunos, la resiliencia es una especie de rasgo de personalidad de “droga milagrosa”; algo que puede curar todas las heridas y corregir todos los errores. Si bien la capacidad de recuperación puede no ser el más importante de todos los rasgos de personalidad, es un tema tan candente por una buena razón: es un rasgo maravilloso, está relacionado con una gran cantidad de resultados positivos y, quizás lo más importante de todo, se puede mejorar.

Hoy, la psicología describe la resiliencia de esta manera:

La resiliencia es esa cualidad inefable que permite que algunas personas sean derribadas por la vida y vuelvan más fuertes que nunca. En lugar de dejar que el fracaso los supere y agote su resolución, encuentran la manera de salir más fuertes de las cenizas”.

Sponsored*

Resiliencia y dureza mental: ¿cuál es la diferencia?

La dureza mental es un rasgo de la personalidad que determina en gran medida cómo las personas lidian con el estrés, la presión y el desafío, independientemente de las circunstancias. Es parte de la dureza/resistencia (optimismo y predisposición hacia el desafío y el riesgo), parte de la confianza, y es lo que permite a las personas tomar lo que viene con calma, con un enfoque en lo que pueden aprender y obtener de la experiencia.

Si bien la asociación con la resiliencia es comprensible, también es fácil ver en qué se diferencian: la resiliencia es lo que ayuda a las personas a recuperarse de una caída, pero la fortaleza mental puede ayudar a las personas a evitar experimentar dicha caída en primer lugar.

Todas las personas mentalmente fuertes son resistentes, pero no todas las personas resistentes son mentalmente fuertes.
Los que son mentalmente fuertes no solo son capaces de recuperarse, sino que tienen más probabilidades de ver las dificultades como un desafío bienvenido y saludarlas con una sonrisa.

¿Por qué es tan importante ser resistente?

Escuchas mucho sobre el crecimiento y el desarrollo de la resiliencia, tanto en nosotros como en los niños, por una buena razón. Aquí hay una lista de algunas de las muchas razones por las cuales la resiliencia es un gran rasgo:

  • Una mayor capacidad de recuperación conduce a un mejor aprendizaje y logros académicos.
  • La resiliencia está relacionada con bajas ausencias del trabajo o la escuela debido a una enfermedad.
  • Contribuye a reducir los comportamientos de riesgo, incluido el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y el uso de drogas.
  • Las personas con mayor capacidad de recuperación tienden a estar más involucradas en la comunidad y/o actividades familiares.
  • Una mayor resiliencia está relacionada con una menor tasa de mortalidad y una mayor salud física.
  • La experiencia de emociones más positivas y una mejor regulación de las emociones negativas.
  • Menos síntomas depresivos
  • Mayor resistencia al estrés.
  • Mejor manejo del estrés, a través de una resolución mejorada de problemas, una orientación positiva y una reevaluación de los factores estresantes.
  • Envejecimiento exitoso y mejor sensación de bienestar a pesar de los desafíos relacionados con la edad.

Cómo funciona la resiliencia autodidacta

La resiliencia autodidacta, como su nombre lo indica, es la resiliencia que construyes en ti mismo a través de un esfuerzo concertado. Es el resultado de ser consciente de las oportunidades para el autodesarrollo y el coraje de aprovecharlas.

Hay muchas maneras de construir tu propia reserva de resiliencia autodidacta. A continuación se detallan algunas formas de hacerlo desde tres fuentes diferentes:

1- El uso de una pérdida o un evento estresante para crecer:

  • Permítete sentir una amplia gama de emociones.
  • Identifica tu sistema de soporte y deja que estén a tu disposición.
  • Procesa tus emociones con la ayuda de un terapeuta.
  • Tenga en cuenta tu bienestar y cuidado personal.
  • Descansa un poco o trata de dormir lo suficiente.
  • Haz tu mejor esfuerzo para mantener una rutina.
  • Escribe sobre tu experiencia y compártela con otros.

2- Introspección

  • Encuentra un sentido de propósito en tu vida, que te ayudará a levantarte en los días difíciles.
  • Desarrolla creencias positivas en tus habilidades para ayudarte a aumentar tu autoestima.
  • Desarrolla una red social sólida de personas que te apoyan y en quienes puedes confiar.
  • Abraza el cambio como lo inevitable que es, y prepárate para ello.
  • Se optimista: no necesitas ignorar tus problemas, solo entiende que todo es temporal y que tienes lo necesario para superarlo.
  • Cuídate con un cuidado personal saludable y positivo: duerme lo suficiente, come bien y haz ejercicio.
  • Desarrolla tus habilidades para resolver problemas a través de estrategias como hacer una lista de posibles formas de resolver tu problema actual.
  • Establezca objetivos razonables mediante una lluvia de ideas de soluciones y desglosándolas en pasos manejables.
  • Toma medidas para resolver problemas en lugar de esperar a que el problema se resuelva solo.

3- El paso espiritual

  • Cambia la narrativa escribiendo libremente sobre el tema o decidiendo centrarte en los aspectos positivos.
  • Enfrenta tus miedos y desafíate a ti mismo; exponerse a cosas que te asustan en dosis cada vez más grandes.
  • Practica la autocompasión; trata de ser consciente, recuerda que no estás solo y sé amable contigo mismo.
  • Medita y practica la atención plena; Body Scan es una buena manera de trabajar en tus habilidades de meditación y atención plena.
  • Cultiva el perdón soltando rencores y liberándote del anzuelo.

“Es tu reacción a la adversidad, no la adversidad en sí lo que determina cómo la historia de tu vida se desarrollará.”
— D. F. Uchdorf

 

vida con bancarrota

La vida después de la quiebra

Existe un stigma detrás de esa palabra. La bancarrota, o la quiebra, es un tema que mucha gente prefiere evitar. Sienten que van a ser juzgados por los demás. En realidad, es más común de lo que puedas pensar. La mayoría de los grandes empresarios del mundo han vivido una experiencia de quiebra. Por eso una de las características de un emprendedor es un tomador de riesgos. Se arriesgan a quebrarse (entre otras cosas).

De manera sencilla la bancarrota es la incapacidad de cumplir con los pagos que debes a tus acreedores. Usualmente requiere la venta de bienes, unidades de producción y activos para devolver el dinero a quien lo tenías que pagar.

Ahora existe dos tipos de bancarrota: la de un negocio, y la personal. Vamos a enfocarnos en la vida después de una bancarrota personal.

Sponsored*

¿Qué me pasa una vez que me he declarado en quiebra?

Cuando estás considerando declararte en quiebra debido a una deuda excesiva, probablemente te vas a preguntar cómo es la vida después de la quiebra. ¿Podrás volver a obtener un préstamo para un coche o una casa? ¿Podrás usar una tarjeta de crédito? ¿Y serás tratado como un raro por el resto de tu vida?

La buena noticia: es posible vivir una buena vida después de la bancarrota; Siempre y cuando implementas los planes correctos para administrar tu dinero de manera eficiente y mantenerte alejado de las dificultades financieras. Entender y evitar las opciones que originalmente te metieron en problemas es el primer paso para una vida exitosa después de la bancarrota. Deberás crear un presupuesto manejable, algo con lo que puedas vivir y algo que te permite pagar todas tus facturas a tiempo. Y deberás tomar medidas adicionales para comenzar a reparar tu score de crédito de inmediato.

Paso 1 – Crear un presupuesto

Si aún no lo has hecho nunca es tarde para empezar. Debes aprender a crear un presupuesto mensual y seguirlo de manera muy disciplinada. Si no sabes cuanto ganas, cuanto gastas ni cuando ahorras cada mes, no puedes tomar decisiones financieras inteligentes. Ese te permite no repetir los mismos errores que te llevaron a la quiebra la primera vez.

Paso 2 – Ahorra dinero para emergencias y planes a futuro

Ahorrar te provee dos ventajas no despreciables:
1) Te fuerza a cuidar tu dinero y no sobre-gastar
2) Te permite tener fondos en caso de emergencias y no tener que usar una tarjeta de crédito lo que puede reiniciar una espiral de deudas de nuevo.

Ahorrar te da el control de tus finanzas, te libera del estrés financiero, y te permite vivir sin esa bola en el pecho cada vez que tienes que gastar dinero.

¿Elevar mi score de crédito después de la quiebra?

Paso 1 – Paga tus cuentas a tiempo

No todas las cuentas pendientes estarán incluidas en tu declaración de bancarrota. Usualmente solo se integran las que no puedes pagar. Sigue pagando las demás a tiempo para mantener un nivel estable en tu score.

Paso 2 – No confíes en agencias de “Reparación de Crédito”

Esas agencias te prometen elevar tu score de crédito pero su negocio raramente te permitirá regresar a verde, y usualmente te empiezan a cobrar y te encierras de nuevo en una espiral de deudas.

Paso 3 – Consigue un crédito

De una forma u otra, debes conseguir un tipo de crédito. Es la única manera que el buró de crédito va a poder evaluar de nuevo tu nivel. Si ningún banco te acepta dar una tarjeta de crédito tradicional, busca soluciones con empresas de crédito más bajo, tipo Vexi. Esas empresas tienen créditos limitados, bajos, pero te permiten ya tener un pie en la puerta para que el buró revise tu score.

Existen también prestamos y tarjetas seguras de crédito que te piden hacer un depósito de seguridad, tienen una tasa más elevada de intereses, y te permiten mejorar tu score también.

Paso 4 – Busca un trabajo en el cual quedarte durante un buen tiempo

Cambiar de empleo cada 3 meses no es un problema para el buró de crédito y no influye tu score, pero las empresas que otorgan prestamos y/o tarjetas de crédito verifican tu historial de empleo. Si eres inestable profesionalmente, es posible que serás inestable financieramente también, y por supuesto será difícil aprobar un crédito o tarjeta de crédito a alguien así.

Paso 5 – Paga tus nuevas cuentas a tiempo

Si ya te dieron una tarjeta (sea segura o no) siempre págala a tiempo. Si te atrasas en un solo pago se puede reflejar en tu score. Entonces siempre asegúrate de usar tu tarjeta de crédito únicamente cuando sabes que tienes el dinero para pagarla en tu chequera.

Paso 6 – Mantén tu balance de tarjeta bajo

No importa si pagas el mínimo de tu tarjeta cada mes. Si debes por ejemplo 50,000 mxn en tu tarjeta, y pagas nada más 5,000 mxn en tu reporte de crédito aparecerá que tienes una deuda de 45 mil pendiente. Se trata de cuanto cobras a tu tarjeta de crédito cada mes, no cuánto pagas de lo que debes.

Paso 7 – Tranquilízate

En fin, el proceso para subir tu score de crédito y regresar a una salud financiera sana toma tiempo. Si te estás apurando, vas a cometer errores. Toma tu tiempo y llegarás de nuevo al nivel normal en el cual estabas antes. Muchas personas cada año caen en bancarrota, y muchas de ellas regresan a una vida normal después de 1 a 3 años.

lidiar con rencor

Como lidiar con el rencor de alguien

Cuando alguien te lastima, existe realmente una sola reacción clásica: enojarse. Ahora, al enojarse puedes tener maneras distintas de expresar tu coraje. Ciertas personas gritan, otras necesitan gastar esta energía rompiendo vasos, corriendo o limpiando su hogar. Usualmente estas reacciones son fáciles a percibir, y entender. La gente sabe usualmente instintivamente calmar estas situaciones, y las cosas vuelven a la normalidad rápidamente.

Pero existe otra reacción más difícil a distinguir y controlar: El Rencor.

¿Qué es el rencor?

El rencor es una emoción de coraje silencioso, pasivo, pero muy presente y pesado en el pecho contra una persona que nos hizo algo que nos lastimó. Es difícil superar el rencor ya que se clava dentro de tu ser fisicamente y psicológicamente. El rencor va mas allá de lo razonable y lo lógico.

Sponsored*

El problema con sentir rencor

Tener rencor por aquí o por allá no es necesariamente anormal o incluso problemático. El problema es que, a veces, los rencores pueden tomar control de tu vida.
La retención de rencor puede ser un patrón cíclico, y una vez que somos absorbidos, puede ser difícil encontrar una salida.
Las personas a menudo se quedan atrapadas en el ciclo de guardar rencor porque esperan algo de alguien y esa expectativa no se ha cumplido.
Por ejemplo, puedes sentir que alguien te ha perjudicado de alguna manera. Digamos que la persona ha intentado una disculpa o ha asumido la responsabilidad de alguna manera, pero no piensas que es aceptable o suficiente. Cuando sucede algo así, los rencores pueden profundizarse y las personas pueden sentirse más arraigadas en sentimientos de resentimiento o amargura hacia la persona que hizo algo mal.
Por supuesto, cuanto más enojado y amargado estás con alguien, más difícil será resolver cualquier problema que tengas con él. Los rencores pueden convertirse fácilmente en un ciclo interminable de culpa y rabia, por lo que es importante trabajar hacia la resolución internamente o con la otra parte.

¿Cómo afectan los rencores a nuestra salud mental?

Guardar rencores puede ser tan perjudicial para el que siente el rencor como la persona contra quién lo siente.
Guardar rencor significa que estás viviendo con un sentimiento de ira casi constantemente, incluso si está debajo de la superficie. Claro, es posible que no estés pensando en el rencor las 24 horas del día, pero este tipo de resentimiento puede encontrar su camino en todos los aspectos de tu vida. Puede ser fácil comenzar a ver a todos los que conoces como alguien que tiene el potencial de hacerte daño.
Hay condiciones psicológicas que pueden resultar de guardar rencor excesivo. Cuando estás “atrapado” en un ciclo de rencor; la ansiedad, el estrés elevado o la depresión son condiciones comunes que pueden manifestarse.

Maneras de confrontar alguien que tiene rencor contra ti

Como puedes ver, sentir rencor contra alguien no es algo sencillo ni sano. Entonces si alguien siente rencor contra ti, ¿qué hacer? Existen pocos estudios acerca de este problema, pero varias personas compartieron sus testimonios para iniciar unas teorías que pueden ayudar los demás a manejar una situación en la cual alguien guarda rencor contra ellos.

1- Confrontar el problema

Usualmente sabes cuando alguien tiene rencor contra ti. Cambian, platican menos, te evitan, no te miran a los ojos, no te invitan a eventos en los cuales te invitaban antes, no contestan mensajes ni llamadas… Hay muchas señales para saber que alguien siente rencor. El primer paso es confrontarlo.

Si sabes que hiciste algo mal, discúlpate. Es tu responsabilidad tomar el primer paso cuando fuiste tú quien cometió el error. Si no sabes lo que hiciste, pregúntale. Si no crees que hiciste algo mal, pero ellos sí, entonces discúlpate por hacer algo que le molestó y trabaja para encontrar una solución o compromiso. Si te disculpas, ya no eres responsable de cómo se sienten. Has hecho tu parte.

2- Pide ayuda

Pregunta amigos en común o familia lo que pasa. Tal vez la persona habló con ellos y dejó suficiente información para que puedas entender de dónde viene el rencor (realmente), y cómo solucionar el problema.

3- Problemas más profundos

Siempre ten en cuenta que aquellos que guardan rencor a veces están en guerra consigo mismos o con su pasado. No siempre se trata solo de ti. Para ellos, puedes parecer una persona abusiva del pasado, una hermana, hermano o padre según el caso. ¡Pueden estar sintiendo emociones de cualquier origen, desencadenadas por un incidente contigo! Sé paciente.

4- Dale algo de espacio

A veces es mejor dejar que pasen un tiempo a solas. En la mayoría de los casos, aquellos que guardan rencor aparecerán y necesitarán a alguien con quien hablar. Un poco de silencio puede ser beneficioso para reunir pensamientos y calmar los nervios. Los rencores no siempre duran mucho y, a veces, la persona enojada terminará actuando como si nada hubiera pasado cuando se le deja a sus propios pensamientos.

5- Sigue adelante

Si nada de esto funciona, y esta persona se niega a aceptar reparaciones, debes seguir viviendo tu vida. En raras ocasiones, las amistades terminan con rencor. No hay nada que puedas hacer al respecto entonces aprende a salir adelante.

No, no es fácil tratar con una persona enojada, pero es una bendición en comparación con aquellos que tienen la costumbre de guardar rencor. Desafortunadamente, esta es la única forma en que algunas personas pueden lidiar con los problemas, alejando a otros hasta que obtengan lo que quieren. Pueden estar profundamente marcados por eventos pasados o incluso proyectar viejos sentimientos sobre nuevas personas. Cualquiera que sea el caso, depende de ti proteger tu propia cordura. Si no puedes arreglarlo, entonces puede que tengas que alejarte.

Siempre recuerda, hay una forma saludable de enojarse, ¡y esta no es! Difunde el amor en su lugar.

como avanzar en la vida

5 señales que dicen que ya estás avanzando

Ya sea en tu vida personal como profesional, hay momentos y periodos de tiempo en los cuales sientes que estás [email protected] Que no puedes avanzar a pesar de estar haciendo lo que decretes son los pasos correctos para alcanzar tu objetivo. A veces lo peor es sentirse [email protected] y perder motivación mientras, sin darte cuenta, estás realmente logrando avanzar.

Los malos efectos de sentirse [email protected] en una espiral que no produce resultados son de caer en la negatividad, bajar tu productividad, y hasta rendirse. Existen 2 elementos que pueden influir mucho para empujarte de este lado incorrecto de la negatividad:

  1. Estado físico: Una fisiología negativa refuerza una mentalidad negativa. Puede ser algo tan sencillo como sentarte más derecho, pararte en lugar de sentarte, o algo más extremo como ir al gym para canalizar tu energía y/o formar tu cuerpo como el que sueñas tener.
  2. Enfocar fuera del presente: Si estás demasiado enfocado en el pasado o en el futuro, te olvidas de vivir en el presente. Tu único poder en esta vida es el de cambiar tu situación hoy, ahorita, en este momento. No puedes cambiar ni el pasado ni el futuro. Enfócate en el presente o dejarás de ser productivo, y caerás en este sentimiento de bloqueo.

Sponsored*

¿Entonces cómo saber que estoy realmente avanzando?

Parece difícil sentir que estás avanzando cuando estás tan enfocado en tu objetivo y tus retos que no tomas el tiempo para analizar todo lo que has logrado hasta la fecha. Aquí vienen 5 señales que demuestran que estás cerca de un logro importante.

1- Estás cansado de lo mismo

Estás cansado ya de tu situación. Ya no quieres tener hambre cada fin de mes, ya quieres dormir sin pesadillas, ya quieres vivir libre de estrés, ya quieres dinero, ya quieres un mejor coche, ya quieres salir a comer en lugar de comprar pastas y arroz todos los días, ya estás cansado de estar con estos 15 kilos de sobrepeso.

2- Disgusto

Ya no estás contento con lo que haces, con tu manera de vivir, con tu trabajo, con tu pasiones que se volvieron aburridas. Quieres algo más grande. Algo más inspirador, que te motiva a mejorarte y a tomar pasos que te daban miedo tomar antes.

3- Punto de no retorno

Estás viviendo una situación de la cual sales adelante o mueres. Puede ser algo como salir de deudas, sobrevivir una enfermedad, salir de una relación tóxica… Estás en este punto donde tienes que tomar las medidas para que TU te sientes mejor.

4- Vives una revelación

Alguien, algo, u algún tipo de información te abrió los ojos acerca de un tema que te abre un nuevo mundo de oportunidades. Empiezas a cambiar tu visión del mundo y tu propia realidad, entiendes cosas que no entendías antes, y encuentras una nueva energía dentro de ti motivada por algo que no te hubiera podido motivar antes.

5- Una oportunidad

Por fin ya se abre una puerta. Todos estos cambios hirviendo dentro de ti ya se revelan vitales para una nueva oportunidad que se está presentando. Estás tomando un paso que no hubieras podido tomar antes, y te estás dirigiendo en este nuevo camino sin dudar.

 

Crecer y avanzar en la vida se trata de acabar con tus creencias limitantes y tus miedos. Debes perseverar hasta que se reúnen las condiciones para crear una oportunidad que te dejará salir de este bloqueo y llevarte en la dirección correcta hacía tus objetivos. En fin, todo se trata de dos cosas: coraje y perseverancia.

ducha fría

¿Para qué tomar duchas frías?

Tomar una ducha fría temprano en la mañana o para terminar el día suele ser un reto para muchas personas, ya que la mayoría se ha acostumbrado a tomarlas calientes para relajar el cuerpo.

Pero las duchas frías realmente ofrecen beneficios para el cuerpo y podrían ayudar a mejorar la salud de muchas maneras, desde relajar la mente hasta mejorar la piel y reducir las grasas.

Sponsored*

1- Aumenta tu estado de alerta

La respiración profunda en respuesta al shock de nuestro cuerpo al entrar en contacto con el agua fría nos ayuda a mantenernos calientes, ya que aumenta nuestra ingesta total de oxígeno. Por lo tanto, nuestro ritmo cardíaco también aumentará, liberando una oleada de sangre a través de todo nuestro cuerpo. Esto nos da una dosis natural de energía para el día.

2- Mejora la piel y el cabello

Los beneficios de tomar una ducha fría no solo dan una mejor salud, sino que también hacen que las personas se vean mejor. El agua helada puede ayudar a reducir el riesgo de perder demasiados aceites naturales en la piel y el cabello.
También ayuda a que el cabello se vea brillante y fortalezca su agarre en el cuero cabelludo.

3- Mejora la inmunidad y la circulación

El agua fría puede mejorar la circulación al estimular que la sangre rodee nuestros órganos, lo que puede ayudar a combatir algunos problemas de la piel y el corazón. A medida que el agua fría golpea el cuerpo, su capacidad para hacer que la sangre circule hace que las arterias bombeen la sangre de manera más eficiente, lo que mejora la salud general del corazón. También puede disminuir la presión arterial, despejar las arterias bloqueadas y mejorar nuestro sistema inmunológico.

4- Disminuye las posibilidades de depresión

Se ha encontrado que las duchas frías alivian los síntomas de la depresión al estimular “la mancha azul” en el cerebro que libera “noradrenalina”, una sustancia química que desempeña un papel en el alivio de la depresión.

5- Estimula la pérdida de peso

Las duchas frías pueden ayudar a bajar de peso de una manera inesperada. El cuerpo humano contiene dos tipos de tejido graso, grasa blanca y grasa marrón. La grasa blanca se acumula cuando consumimos más calorías de las que nuestro cuerpo necesita para funcionar, y no quemamos estas calorías para obtener energía. Esta grasa corporal se acumula en la cintura, la parte baja de la espalda, el cuello y los muslos, y es la única que todos luchamos por eliminar. La grasa marrón es la grasa buena, que genera calor para mantener nuestro cuerpo caliente y se activa cuando se expone al frío extremo. Por lo tanto, las duchas frías pueden promover la actividad de la grasa marrón.

Leer también: Consejos para ser un emprendedor saludable

6- Recuperación muscular más rápida

Un baño de hielo después del entrenamiento intenso mejora la circulación y ayuda a eliminar un poco de ácido láctico, lo que podría acelerar la recuperación del cuerpo. Por lo tanto es recomendado bañarse con agua fría para ayudar con la recuperación muscular.

7- Ayuda a dormir mejor

Tomar una ducha fría te da un efecto tranquilizante que te llevará directamente a la cama. Leer: La importancia del sueño.