Carrito

fanatico del control

Cómo dejar de querer controlar todo

La mayoría de las personas aprecian las ventajas de una rutina eficiente y que las cosas salgan según lo planeado. Pero algunos de nosotros nos estresamos mucho, nos enojamos cuando la vida da un giro inesperado, ya sea un accidente en el camino al trabajo o algo tan pequeño como que tus hijos dejen un gran desastre en la cocina.

Sí, algunos de nosotros somos “fanáticos del control” que tenemos estándares rígidos y no nos adaptamos bien al cambio.

¿Qué es un “monstruo” del control?

Aquí hay algunas señales de que podrías ser un “fanático” o “monstruo” del control:

  • Deseas que las cosas sean predecibles y se adhieran a una rutina.
  • Te sientes ansioso, estresado y molesto cuando las cosas no salen como quieres o esperas,
  • Eres muy organizado y te gustan los sistemas.
  • Eres perfeccionista.
  • Quieres que las cosas se hagan de una manera específica.
  • Te quedas atascado en el pensamiento de todo o nada; solo ves una forma correcta de hacer algo o una forma de tener éxito.
  • Te catástrofes o imaginas que lo peor sucederá si las cosas no salen como quieres/esperas.
  • Tienes estándares extremadamente altos para ti y para los demás.
  • Puedes ser exigente y crítico.
  • Prefieres hacerlo ti mismo en lugar de delegar.
  • La gente a menudo te decepciona.
  • Das consejos no solicitados porque crees que sabes lo que los demás deberían hacer.
  • Tienes problemas para relajarte.
  • Odias el cambio

Ciertamente, algunos de estos rasgos y comportamientos pueden ser ventajosos a veces. Pero si controlas demasiado, este tipo de comportamientos te causarán más problemas de los que resuelven.

Sponsored*

Riesgos de ser Controlador

Puede dañar seriamente tus relaciones

Piénsalo: cuando intentas controlar cada situación, incluso si no es tu intención, otros comienzan a preocuparse de que no confíes en ellos. También se cansan de seguir tu ejemplo. Puedes notar que amigos y familiares comienzan a alejarse de tí, irritándose o exasperados. O tal vez simplemente se dieron por vencidos y aceptaron que tú eres quien tiene el control. Eso no es realmente justo para ellos y, en última instancia, podrían terminar resintiéndote por eso.

Puede causarle estrés emocional, mental y físico

¡Y la mayoría de las veces, es completamente innecesario! Cuando siempre sentimos que tenemos que tener el control del mundo que nos rodea cada segundo de cada día, estamos agregando una enorme cantidad de presión a nuestras vidas. Nos lo hacemos a nosotros mismos y simplemente no es saludable.

¿Entonces qué puedo hacer?

Si eres un fanático del control, tengo algunas sugerencias. Estos provienen de mi experiencia personal y profesional. No todos son fáciles de hacer, pero si estás dedicado a hacer un cambio, este es un excelente lugar para comenzar.

1- Deja tu ego a un lado.

Eres genial, pero también lo son los demás. Tienes que compartir el centro de atención y dejar que otros usen sus habilidades. Lo creas o no, no eres el mejor en todo.

2. Delegar a otros

Empieza pequeño. Capacita a las personas sobre cómo hacer las cosas si no están familiarizadas. Ve cómo se siente confiar en que otros hagan el trabajo. Y disfruta de lo bien que se siente verlos florecer con la confianza adicional que has demostrado en ellos.

3. Reconoce que no puedes controlarlo todo

Tómate un descanso y aprende a seguir la corriente de vez en cuando. Una vez que ves que todo funciona bien sin tu intervención, te sentirás más cómodo con la idea.

4. Renunciar completamente al control en un área pequeña de tu vida

Toma una decisión consciente de renunciar por completo al control en un área pequeña de tu vida. Quizás deja que otros decidan qué hay para cenar. Quizás te vayas de vacaciones sin planear una sola excursión. Tal vez simplemente salgas a caminar sin saber a dónde vas. Elijas lo que elijas, deja que las circunstancias y las personas a tu alrededor tomen la iniciativa. Muerde tu lengua, siéntate y relájate. Eres un pasajero. Disfruta la vista.

Ahora, vale la pena mencionar que el control no siempre es algo horrible. Es maravilloso tomar el control a veces, mostrar sus habilidades de liderazgo y su punto de vista decisivo. Pero hay un punto en el que va demasiado lejos. Ponte a prueba regularmente. Y, si constantemente te dicen que eres un fanático del control, no lo descartes como un rasgo de personaje ineludible. Toma algunos pasos pro activos para compartir el centro de atención y entregar las riendas a otra persona. Todos, incluso tú, serán mejores por ello.

resoluciones de año nuevo

Reemplazar propósitos de año nuevo por objetivos

Ha llegado otro año nuevo y circulan las preguntas habituales: “¿Cuáles son tus propósitos de Año Nuevo? ¿Qué quieres lograr? ¿Qué nuevos hábitos quieres? ¿Cuál es tu enfoque para el año? “Es fácil sentirse abrumado por estas preguntas. Es aún más fácil simplemente congelarse y mirar fijamente a la persona que acaba de preguntarte. Te hace preguntarte si realmente tiene que ser así, la respuesta es no.

Con solo el 8 por ciento de los propósitos de Año Nuevo logrados (ver estudio aquí), es hora de cambiar tu enfoque a un nuevo año. En lugar de hacer grandes objetivos que son estresantes para lograr, comprométete a tomar diferentes decisiones que mejoren tu estilo de vida y tu estado de ánimo. En lugar de decir que comenzarás a ir al gimnasio cinco días a la semana cuando actualmente no vas ni un día al año, comienza con poco diciendo que probarás diferentes actividades y deportes para encontrar uno que disfrutas haciendo regularmente. Realmente, se trata de simplificar tu enfoque de la vida en general.

Cuando simplificas, eliminas lo que no es importante, dándote mas tiempo y energía para hacer las cosas que son importantes. Empiezas a decir no a las cosas que te hacen sentir mal y sí a las cosas que te hacen feliz. Empiezas a vivir la vida en tus propios términos, lo que resulta en una vida más plena.

Para ayudarte a comenzar este camino, realiza estas 3 preguntas. Esto te ayudará a establecer una intención positiva para tu año de una manera alentadora y motivadora.

Sponsored*

1. ¿Cuáles son las tres cosas que disfrutas hacer y de las que quieres hacer más?

¿Salir de excursión? ¿Tomar un baño caliente? ¿Leer un buen libro en un café? ¿Salir de viaje? ¿Visitar a la familia?

Esta es una pregunta ridículamente simple pero decididamente poderosa de responder. Cuando respondes esto en voz alta o mejor aún, escribes tus respuestas, reconoces las cosas que disfrutas mientras te comprometes a hacer más. Si deseas ir un paso más allá, incluso puedes programar algunos de ellos en tu calendario. Poner una fecha a un objetivo te fuerza a lograr cumplir con la meta.

2. ¿Cuáles son las tres cosas en las que quieres crecer?

No hay una regla sobre lo que significa crecer aquí. Podría ser mejorar una habilidad, mejorar en un deporte, aprender a cocinar más platos o explorar un pasatiempo que siempre has querido probar. Como humano/a, eres más feliz cuando estás creciendo, por lo que ponerte activamente en posiciones que permitan el crecimiento te hará aún más feliz y la vida un poco más aventurera.

3. ¿Cuáles son las tres cosas que menos quieres hacer?

¿Correr? ¿Estresarte? ¿Ser autocrítico? ¿Fumar? ¿Comer? ¿Ser pesimista?

Sea lo que sea que quieras hacer menos, cree que puedes hacer menos. Todo es posible. Incluso podrías dejar de hacerlo por completo si así lo deseas. Esto podría ser un hábito del que deseas deshacerte, un patrón de pensamiento que no te sirve, una actividad que solías disfrutar pero que ya no disfrutas, o una tarea que preferirías delegar a otra persona. La vida es demasiado corta para perder el tiempo haciendo cosas que te agobian, así que se lo suficientemente valiente como para admitir cuándo es el caso y elimina ese peso de tu vida. No tengas miedo de pedir ayuda si la necesitas o buscar formas diferentes y más emocionantes de hacerlo si es algo que realmente no puedes delegar.

Estas preguntas deberían ayudarte a enfocar tu año desde un punto de vista más positivo y enriquecedor que las resoluciones u objetivos fijos. Estas intenciones te recuerdan lo que más te importa y puedes usarlas durante todo el año para asegurarte de que estás en el camino correcto para una vida más feliz y plena.

castigar tu pareja

Las consecuencias de castigar a tu pareja

Cuando nos enfadamos en una relación, en realidad proviene de un lugar de miedo dentro de nosotros: miedo de que alguien o algo no vaya según el plan. Entonces reaccionamos tratando de recuperar el control de la situación. Y una de las formas más comunes, y también más perjudiciales, de hacerlo es castigar a alguien en una relación.
Pero aquí está el problema de hacer eso: el castigo exacerba la desconexión y te empuja aún más lejos. Lo que, a su vez, te hace sentir aún menos en control.

Cuando empiezas a castigar a tu pareja, corres el riesgo de crear un nivel profundo de lesión. No hay amor en el castigo, solo dolor y negligencia. Ser castigado en una relación hace que el individuo se sienta aún más solo y más incomprendido. Y cuando se usa el castigo una y otra vez, puede haber una seria ruptura de la confianza, de modo que incluso si ambos permanecen en la relación, habrá una división emocional, psicológica y espiritual masiva.

El compañero castigado levantará un muro para protegerse de sufrir más dolor. Pero, ¿cuál es la alternativa al castigo en una relación? ¿Cómo expresar tu decepción y asegurarte que tu pareja aprenda de la experiencia? Todo se reduce a un ingrediente clave: el placer.

Sponsored*

EL JACKPOT

El “jackpot” proviene de un estudio de la vida de los delfines, así como de la relación entre un entrenador y sus delfines. El delfín es un animal altamente social, con rutinas, deseos, pensamientos complejos de frustración y placer. El estudio demuestra que un delfín frustrado por un ejercicio o el comportamiento del entrenador va a reaccionar de manera negativa y alejarse del entrenamiento. Es muy común en este tipo de contexto, pero la magia no proviene de la reacción del delfín, si no de la del entrenador.

Si el entrenador levanta la voz y se pone en posición de líder controlador, y se frustra también buscando forzar el animal en hacer lo que lo están entrenando a hacer, el delfín se aleja aún más del entrenador y del ejercicio, y se hace menos y menos cooperativo.

Al contrario, si el entrenador entrega un “jackpot” cuando siente que el delfín se está enfadando (pero antes de que explote). En este caso preciso, el entrenador no entrega un pescadito como lo hacen en el show en frente de un público, le entrega un bucket completo de pescados de todos los tamaños directamente en su cara. Esto permite abrumar el delfín de felicidad y emociones que superan su  enfado. Lo toma por sorpresa y la única reacción que puede implementar en el momento es la de romper con el patrón de molestia que le genera el entrenamiento, y se va a re-centralizar en el trabajo y aceptar ejecutar el nuevo truco. Su felicidad lo saca de su estado de tristeza y/o depresión.

El último paso viene cuando el delfín empieza a hacer las cosas como el entrenador quiere que las haga, y les recompensa de inmediato para reforzar el cambio y aceptación del animal. Lo que asegura que no va a rebelar de nuevo al siguiente intento.

IMPACTO DEL EJERCICIO EN LOS HUMANOS

Me van a decir: esto funciona con un animal ¿pero como puedes compararlo con el comportamiento de un humano muchos más complejo? Un ejemplo sencillo aquí sería a los padres y madres con hijos pequeños. Cuando el niño empieza a aprender a ir al baño, si se hace en el pantalón, ¿Vas a regañarlo y pegarle una nalgada? o al contrario, ¿Vas a reforzar y reconocer los comportamientos positivos cuando alcance a ir al baño sin hacerse? En mi caso, voy aún a un paso más lejos: reconozco y recompenso el intento. Obviamente a un cierto grado, y el logro a otro, pero es importante reconocer y apuntar a los logros e intentos positivos en lugar de enfocarse en los errores y fracasos.

OTRA MANERA DE VER UNA RELACIÓN

A pesar de enfocar el titulo en las parejas, es aplicable a todos los tipos de relaciones. El “jackpot” se trata de crear una apertura en la relación. Cuando te abres, incluso en los momentos difíciles, cuando estás asustado, herido y enojado, y eliges decir “Amo a este hombre o esta mujer, y no quiero causar más dolor”, es cuando realmente estás luchando por la relación.

A medida que te enfocas en la bondad y el refuerzo positivo en lugar de castigar a alguien en una relación, también abres el camino para crear un vínculo más saludable. Al acercarse a tu pareja con amabilidad y compasión, lo alientas a que haga lo mismo por ti. Esto te permite comunicarte mejor con tu pareja, compartiendo sus problemas en lugar de verlos desde la distancia. Te sentirás y estarás más cerca de el/ella.

La amabilidad no es un rasgo fijo en una relación. Piensa en ello más bien como un músculo, algo en lo que se debe trabajar todos los días para que se desarrolle. Y cuando nos tratamos con amabilidad y compasión, esencialmente nos estamos entrenando sobre cómo debemos tratarnos.

MANTENER EQUILIBRIO EN LA RELACIÓN

Las mujeres son seres muy sensibles: lo sienten todo, todo el tiempo. Y elegir el camino de refuerzo no significa reprimir sentimientos o emociones cuando tu pareja hace algo que te molesta. En una relación, ambas partes deberían poder compartir cualquier cosa, en cualquier momento. La clave es abordarlo en un estado hermoso, positivo.

Cambiar a un estado hermoso significa adoptar una mentalidad de abundancia. Cuando estás en un estado hermoso, estás transmitiendo y recibiendo con amor. Expresa cómo te sientes sin adjuntar historias o hacer acusaciones. Y escucha con absoluta compasión con el único objetivo de ayudar a tu pareja a sentirse comprendida y cuidada. (Ver este articulo sobre la empatía para más detalles)

Esto no solo facilita la comunicación, sino que también ayuda a mantener las energías masculina y femenina en el equilibrio correcto.

Cuando una mujer femenina comienza a castigar, se vuelve masculina. Y si el hombre sucumbe, se vuelve más femenino, y la polaridad desaparecerá. Del mismo modo, si un hombre masculino castiga a una mujer femenina, ella levanta muros y se retira, volviéndose más masculino, y nuevamente, la polaridad desaparece.

Es importante comprender que las mujeres a menudo ponen emoción en todo, por lo que tienen una memoria profundamente detallada, porque la información combinada con la emoción deja una marca indeleble. Los hombres, por otro lado, no combinan la emoción con todo. No es que no les importe; es que la energía masculina se trata de romper y luego dejar ir. La energía femenina no se trata de dejar ir. Se trata de llenar y recoger. Y a veces hablar es solo un medio para sacar esa energía del sistema.

Entonces, aprenden a tratarse entre sí con amabilidad, y cuando empiezas a castigar al otro, toma la decisión de elegir refuerzo. Porque siempre tienes la opción: castigar a tu pareja y crear más resistencia, desconexión y polarización o abrirse al refuerzo y aprender a construir un vínculo aún más fuerte.

 

peligro del sesgo de confirmación

El peligro del sesgo de confirmación

¿De dónde vienen tus creencias y opiniones? Si eres como la mayoría de las personas, crees honestamente que tus convicciones son racionales, lógicas e imparciales, basadas en el resultado de años de experiencia y análisis objetivo de la información que tienes disponible. En realidad, todos somos susceptibles a un problema complicado conocido como sesgo de confirmación (confirmation bias en inglés): nuestras creencias a menudo se basan en prestar atención a la información que las sostiene y al mismo tiempo tienden a ignorar la información que las desafía.

El sesgo de confirmación ocurre por la influencia directa del deseo en las creencias. Cuando las personas desean que cierta idea o concepto sea cierto, terminan creyendo que es cierto. Están motivados por ilusiones. Este error lleva al individuo a dejar de recopilar información cuando la evidencia reunida hasta el momento confirma los puntos de vista o prejuicios que a uno le gustaría que fueran ciertos.

Sponsored*

Entender el sesgo de confirmación

Un sesgo de confirmación es un tipo de sesgo cognitivo que implica favorecer la información que confirma sus creencias o sesgos previamente existentes.
Por ejemplo, imagina que una persona cree que las personas zurdas son más creativas que las personas diestras. Cada vez que esta persona se encuentra con una persona zurda y creativa, le da mayor importancia a esta “evidencia” que respalda lo que ya cree. Este individuo podría incluso buscar “pruebas” que respalden aún más esta creencia mientras descarta ejemplos que no respaldan la idea.
Los sesgos de confirmación afectan la forma en que recopilamos información, pero también influyen en como interpretamos y recordamos la información. Por ejemplo, las personas que apoyan o se oponen a un tema en particular no solo buscarán información para apoyarlo, sino que también interpretarán las noticias de una manera que defienda sus ideas existentes. También recordarán detalles de una manera que refuerce estas actitudes.

sesgo de confirmación

Importancia

El sesgo de confirmación es importante porque puede hacer que las personas se aferren firmemente a las creencias falsas o que den más importancia a la información que respalda sus creencias de lo que garantiza la evidencia. Las personas pueden confiar demasiado en sus creencias porque han acumulado evidencia para apoyarlas, cuando en realidad mucha evidencia que refuta sus creencias fue ignorada o descartada; evidencia que, si se considera, conduciría a una menor confianza en las creencias de uno. Estos factores pueden llevar a tomar decisiones arriesgadas y hacer que las personas pasen por alto las señales de advertencia y otra información importante.

El peligro del sesgo de confirmación

El sesgo de confirmación es peligroso por que encierra las personas en sus creencias, las vuelve completamente herméticas a la realidad, y puede provocar conflictos interpersonales, conflictos de interés, una serie de malas decisiones, y ser expulsado de los círculos sociales a los cuales perteneces. Este último es peligroso por qué en el caso, por ejemplo, de las personas que creen que la tierra es plana, se juntan con otras personas con el mismo sesgo de confirmación y de cierta manera abandonan la realidad y viven en una fantasía.
Imagina mandar astronautas en el espacio basando tus cálculos en tu creencia que la tierra es plana. Tendrás muertes en tu conciencia para el resto de tu vida.

A nivel profesional puede perjudicar tu carrera ya que para proveer resultados para tus jefes o para ti mismo/a, es vital basar tus decisiones en hechos reales, revisados, verificados, y comprobados ya que al cometer cualquier errores por tu sesgo de confirmación te hará perder credibilidad, confianza de tus compañeros y socios, y también perderás dinero.

Recomendaciones

Antes de tomar una posición acerca de cualquier hecho, ya sean opiniones políticas, científicas, profesionales, sociales, personales etc… es importante que te esfuerces a leer todos los hechos, todas las opiniones, y especialmente todos los estudios relacionados con el tema en cuestión, para poder fomentar una opinión basada completamente imparcial gracias a hechos reales, verificados, y verificables.

Caer en la trampa del sesgo de confirmación es peligro fácil y difícilmente reversible. Es necesario informarte sobre lo cual estás de acuerdo, y más importante aún debes informarte sobre lo cual no estás de acuerdo.

mejorar mi empatía

Cómo aumentar tu nivel de empatía

En realidad, no necesitas aumentar tu empatía. Solo necesitas recordar cómo acceder a tu empatía. La vida es tan ruidosa y distractora que se ha vuelto difícil apagar el ruido, sintonizar las señales que estás captando de alguien y separar lo que sientes de tus juicios e interpretación. Cuanto menos nos damos cuenta en el momento, más difícil es discernir los sentimientos e intenciones de otras personas.
Sin embargo, la empatía es fundamental para establecer relaciones saludables y desarrollar habilidades sociales y de liderazgo.

Sponsored*

La buena noticia es que la empatía es un mecanismo de supervivencia, por lo que puedes volver a activarla en cualquier momento.

La mala noticia es que esta investigación muestra que un aumento de tu poder, incluidas las promociones o el éxito empresarial, a menudo se correlaciona con una disminución de tu empatía. A medida que aumenta tu estatus, más necesitas activar deliberadamente tu empatía.

¿Qué es la empatía?

En su forma más simple, la empatía es la capacidad de reconocer las emociones en los demás y comprender las perspectivas de otras personas sobre una situación. En su forma más desarrollada, la empatía te permite utilizar esa información para mejorar el estado de ánimo de otra persona y apoyarla en situaciones desafiantes.

La empatía a menudo se confunde con la simpatía, pero no son lo mismo. La simpatía es un sentimiento de preocupación por alguien y una sensación de que podría ser más feliz. A diferencia de la empatía, la simpatía no implica una perspectiva o emociones compartidas.

Puedes sentir simpatía por alguien que ves llorando en la calle, por ejemplo, sin saber nada sobre su situación. La simpatía puede convertirse en empatía, pero no necesariamente lo hace.

Según el influyente psicólogo Daniel Goleman, la empatía es uno de los cinco componentes clave de la inteligencia emocional: una habilidad de liderazgo vital. Se desarrolla a través de tres etapas: empatía cognitiva, empatía emocional y empatía compasiva.

1- Empatía Cognitiva

La empatía cognitiva es la capacidad de comprender lo que otra persona podría estar pensando o sintiendo. No necesita involucrar ningún compromiso emocional por parte del observador.

Los gerentes pueden encontrar útil la empatía cognitiva para comprender cómo se sienten los miembros de su equipo y, por lo tanto, con qué estilo de liderazgo obtendrían lo mejor de ellos hoy. Del mismo modo, los ejecutivos de ventas pueden usarlo para evaluar el estado de ánimo de un cliente, ayudándoles a elegir el tono más efectivo para una conversación.

La empatía cognitiva es una habilidad principalmente racional, intelectual y emocionalmente neutral. Esto significa que algunas personas lo usan con fines negativos. Por ejemplo, aquellos con un rasgo de personalidad maquiavélica pueden usar la empatía cognitiva para manipular a las personas que son emocionalmente vulnerables.

2- Empatía Emocional

La empatía emocional es la capacidad de compartir los sentimientos de otra persona, y así comprender a esa persona en un nivel más profundo. A veces se llama “empatía afectiva” porque te afecta o te cambia. No se trata solo de saber cómo se siente alguien, sino de crear una relación genuina con ellos.

Para algunos de nosotros, este tipo de empatía puede ser abrumador. Las personas con fuertes tendencias empáticas pueden verse inmersas en los problemas o el dolor de otras personas, a veces dañando su propio bienestar emocional. Esto es particularmente cierto si no se sienten capaces de resolver la situación.

Puedes evitar este tipo de agotamiento de generosidad emocional tomando descansos, verificando tus límites y fortaleciendo tu capacidad para hacer frente a un papel tan exigente.

Cualquier persona que lidere un equipo se beneficiará al desarrollar al menos algo de empatía emocional. Ayuda a generar confianza entre los gerentes y los miembros del equipo, y a desarrollar honestidad y apertura. Pero la empatía es más valiosa cuando se combina con la acción.

3- Empatía Compasiva

La empatía compasiva es la forma más activa de empatía. Implica no solo preocuparse por otra persona y compartir su dolor emocional, sino también tomar medidas prácticas para reducirlo.

Por ejemplo, imagina que uno de los miembros de tu equipo está molesto y enojado porque hizo una presentación importante mal. Reconocer su dolor es valioso, y afirmar su reacción al mostrar signos de esos sentimientos aún más. Pero lo mejor de todo es reservar algo de tiempo para ellos y ofrecerles apoyo práctico u orientación para superar la situación y prepararse para la próxima vez.

¿Cómo reforzar mi empatía?

1- Desarrolla tu conciencia emocional.
Practicar la conciencia emocional sobre ti mismo te ayudará a empatizar cuando estés con otros. Esto requiere que le enseñes a tu cerebro a acceder y etiquetar tus reacciones emocionales. Para ayudar a aprender esta habilidad, utiliza el Inventario Emocional, donde se te pedirá que te detengas dos o tres veces al día y selecciones qué emoción sientes dentro de una lista de posibles sensaciones.

2- Atrapa tu juicio.
El juicio es también una emoción. Cuando te sientes tenso o sientas la necesidad de corregir a la persona, respira y empieza a sentir compasión, respeto y un deseo de conectarse. Luego, si todavía sientes la necesidad de dar un punto de vista diferente, primero pide permiso para ver si la persona está dispuesta a escuchar.

3- Cállate, por dentro y por fuera.
Mientras más puedas calmar tu parloteo cerebral, más podrás escuchar tu sabiduría emocional. La meditación es una buena práctica. También puedes sintonizar deteniendo tu actividad y concentrándote en tu respiración. Mantén tu mente vacía todo el tiempo que puedas mientras miras a tu alrededor. Practica observando con una mente tranquila en intervalos de cinco minutos.

4- Mira y escucha por completo.
Mientras escuchas la historia de alguien, observa cambios en su postura, tono de voz, expresiones faciales y respiración. Notar estos cambios te ayudará a percibir lo que sienten.

5- Cuando interactúas con otros, activa tu curiosidad y haz preguntas aclaratorias.
Descubre cómo se siente la emoción de la curiosidad en tu cerebro y cuerpo para que puedas sentir curiosidad cuando estás con alguien. Luego, cuando sientes curiosidad, escucha los detalles de su historia para poder hacer preguntas para ayudar a ver la imagen de lo que recuerdan o están experimentando en el momento.

 

Puntos clave

La empatía es la capacidad de reconocer emociones y compartir perspectivas con otras personas. Es uno de los cinco componentes clave de la inteligencia emocional, y ayuda a generar confianza y fortalecer las relaciones.

Hay tres etapas de empatía

  1. La empatía cognitiva es ser consciente del estado emocional de otra persona.
  2. La empatía emocional es participar y compartir esas emociones.
  3. La empatía compasiva implica tomar medidas para apoyar a otras personas.

Para utilizar la empatía de manera efectiva, ofrece a tu compañero de trabajo toda tu atención, buscando pistas verbales y no verbales para ayudarte a comprender completamente su situación. Deja de lado tus propias suposiciones, reconoce los sentimientos de tu colega, permite una conexión emocional y luego toma medidas positivas que mejoren su bienestar.

mejorar mi auto concienca

Aumenta tu auto conciencia y elección emocional

Mejorar tu auto conciencia es difícil. Al igual que intentar mejorar tu inteligencia emocional o tal vez aumentar tu empatía. La razón más común es que por lo regular es difícil ponerle un nombre a la emoción que estás experimentando porque es probable que tu cerebro procese más de una reacción a la vez. No solo los sentimientos se superponen y se mezclan, sino que hay cientos de emociones, cada una con muchas graduaciones de intensidad, que hacen que la conciencia emocional sea una habilidad difícil de dominar. Sin embargo, cuanto más hábil seas para discernir la fuerza que está moldeando tu estado de ánimo y dirigiendo tus acciones, mayor será tu capacidad para manejar tus sentimientos, pensamientos y comportamientos.

Sponsored*

Puedes elegir actuar en función de las posibilidades en lugar de reaccionar al momento en función del hábito. El resultado es una mayor efectividad, productividad y confianza. Y, a medida que comprendes tus propias emociones y comportamiento, aumentas tu comprensión de lo que impulsa las acciones de quienes te rodean. Con este conocimiento, puedes mejorar tus relaciones y, sobre todo, tu felicidad. La inteligencia emocional es un factor clave para mejorar tu calidad de vida.

Pasos para crear tu propio inventario emocional:

Tres veces al día durante las próximas dos semanas, configura tu reloj o computadora para recordarte que observes:

  1. ¿Qué estoy haciendo y con quién lo estoy haciendo (trabajando solo, hablando con la familia, asistiendo a una reunión, conduciendo, comiendo con un amigo, viendo una película solo, etc…)?
  2. las emociones que siento en el momento y por qué.
  3. Considera cuál es la fuente de estas emociones. ¿Qué crees que desencadenó las emociones que estás sintiendo?

 DESCARGA LAS HOJAS DEL EJERCICIO AQUÍ 

Haz clic en el enlace de arriba para descargar una lista de emociones y un calendario para ayudarte a identificar lo que sientes.
Si duermes durante los horarios indicados, ajusta las horas de la evaluación para que se ajusten a tu horario.

Recuerda, la honestidad es importante. El solo reconocimiento de una emoción a menudo puede difundir o aumentar una reacción emocional. Puedes encontrar que con el tiempo, la intensidad de algunos estados de ánimo disminuye, mientras que otras sensaciones, usualmente las más agradables, aumentan. Es por eso que la inteligencia emocional ayuda en todos los aspectos de tu crecimiento personal.

estres y pareja

Efectos del estrés en una pareja (y soluciones)

Cualquier pareja tiene sus problemas. En una relación las personas viven su propia vida en el trabajo, en sus familias respectivas, sus amigos y amigas. Si la vida normal se llena de estrés fácilmente, el estrés puede ser aún más devastador en una pareja donde al menos una de las dos personas es emprendedor/a.

Emprender es un viaje estresante. El inicio es difícil por que requiere mucha atención, involucra muchos cambios en tu vida, una apertura fuera de tu zona de confort… te encuentras en una zona tumultuosa. Luego avanzando en tu proyecto vienen problemas imprevisibles, malas sorpresas, y cualquier tipo de retos que te pueden estresar. Estabilizar un negocio es difícil. Por lo tanto es importante entender de donde viene tu estrés, como manejarlo, y prevenir ciertos efectos nocivos para tu relación.

Sponsored*

CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS

El estrés se manifiesta de muchas maneras. Puede impactar tu comunicación, tus hábitos, tu presencia mental, tu salud, y todos los tipos de aspectos imaginables.

1- Pierdes tu paciencia y filtro verbal

Pasan días malos. Todos tenemos fracasos y nos enfrentamos a retos difíciles. Sin embargo, cuando los problemas parecen abrumarnos, necesitamos una salida para “ventilar el vapor”. Desafortunadamente, para muchos eso significa desquitarse con su pareja peleando por pequeñas cosas y siendo demasiado crítico.

2- Ya nada es satisfactorio

Uno de los desafortunados efectos secundarios del estrés y el inevitable colapso posterior es la falta de satisfacción que normalmente te traerían las cosas buenas de tu vida, incluido tu matrimonio. El estrés hará que una persona se fije y proyecte, lo que lo llevará a sabotear su propia relación inadvertidamente con críticas y humillaciones. La satisfacción es uno de los componentes clave para una vida matrimonial exitosa. Es parte de tener un equilibrio entre la certidumbre y de la incertidumbre en tu vida. Ver el detalle aquí.

3- Te has vuelto emocionalmente inaccesible

Tu pareja está teniendo un mal día y necesita hablar de eso contigo. Preguntas inocentes como, “¿Te sientes bien, amor?” Te cerrarán o te harán enojar. Si te das cuenta que casi todo te está irritando, puede ser el momento de buscar ayuda con un coach de vida.

4- Te olvidas de estar en sintonía

El estrés y sus hormonas relacionadas bloquean nuestra capacidad de leer a nuestra pareja. De repente, tu intuición se vuelve loca. Tus reacciones y sentimientos se proyectan sobre tu pareja. Olvidas como expresar y recibir amor, dejándote desconectado. Es común que las parejas que no están sincronizadas entre sí terminen en el consultorio de un psicólogo de parejas, o peor aún: en la corte de divorcio.

5- Tu líbido se ha derrumbado

Estás exhausto, quemado y no duermes bien. No tienes ganas de hablar con nadie, y mucho menos tener intimidad con tu pareja. El estrés provoca picos en la adrenalina y el cortisol, que suprimen las hormonas necesarias para mejorar el estado de ánimo. Puede ser hora de dar un paso atrás y reevaluar tus horarios.

6- Comida Vs Salud Vs Familia

El estrés tiene el efecto más severo en las personas más cercanas a ti. En un estudio reciente, se descubrió que la obesidad infantil está relacionada con el estrés de los padres. ¿Por qué? Porque los padres que tienen niveles más altos de estrés tienden a tomar malas decisiones de compra y no se enfocan en la nutrición. Esto hace que compren más comida chatarra para el hogar, y las cenas tienden a ser menos nutritivas. Los padres estresados también pasan menos tiempo con sus hijos. En consecuencia, todos estos factores contribuyen a la obesidad infantil. Tus decisiones estresadas tienen efectos directos y negativos en las personas de tu vida. Cuando te sientes estresado, es crucial darte tiempo para pensar o utilizar una herramienta terapéutica como los ejercicios de respiración.

¿QUE PUEDO HACER?

Una Doctora PhD en psicología y sociología Rosie Schrout explica en una tesis doctoral de la importancia de cambiar tu percepción del estrés en tu vida. Hasta explica que “Experimentar estrés no necesariamente significa que tu relación va a sufrir. Más bien, tu percepción del estrés, como verlo como un desafío que puedes superar, es importante. Al ver el estrés como una oportunidad para compartir y abrirse entre sí, las relaciones se fortalecen porque las parejas aprenden a manejar el estrés y a construir recursos para lidiar mejor con el estrés futuro. Las parejas aprenden lo que se necesitan uno y el otro, y se muestran mutuamente que son atendidos, valorados y entendidos. Tener una pareja que esté allí para ti y que responda a tus necesidades ayuda a tu cuerpo a lidiar mejor con el estrés y hace que el estrés se sienta menos intenso.”

La clave del estrés es cómo las parejas lo manejan

Es importante que las parejas identifiquen y hablen sobre las causas de su estrés y lo que necesitan cuando se sienten estresadas. Aunque puede ser difícil hablar sobre lo que está creando estrés, particularmente si es causado por algo dentro de la relación, es útil que hablen sobre sus necesidades y que brinden apoyo. Las parejas que tienen más éxito en el manejo del estrés lo enfrentan juntas. Crean una sensación de que están juntos y son un equipo.

Ideas para mejorar tu situación

Busca establecer una conversación con tu pareja y escucha primero antes de ofrecer soluciones.

Pregúntale a tu pareja qué puedes hacer para ayudar y facilitar su día.

Abrazar más a menudo. Suena extraño, pero abrazarse durante al menos 30 segundos después del trabajo todos los días puede ayudar a que sus cuerpos se alineen y se calmen uno al otro.

Mantente conectado durante el estrés. Hablar sobre tu estrés y tener un compañero de apoyo para ayudarte a superarlo hace que tú y tu relación sean más fuertes.

resiliencia

¿Cómo mejorar mi inmunidad a la adversidad?

Uno de los temas más populares en psicología positiva es la resiliencia. Para algunos, la resiliencia es una especie de rasgo de personalidad de “droga milagrosa”; algo que puede curar todas las heridas y corregir todos los errores. Si bien la capacidad de recuperación puede no ser el más importante de todos los rasgos de personalidad, es un tema tan candente por una buena razón: es un rasgo maravilloso, está relacionado con una gran cantidad de resultados positivos y, quizás lo más importante de todo, se puede mejorar.

Hoy, la psicología describe la resiliencia de esta manera:

La resiliencia es esa cualidad inefable que permite que algunas personas sean derribadas por la vida y vuelvan más fuertes que nunca. En lugar de dejar que el fracaso los supere y agote su resolución, encuentran la manera de salir más fuertes de las cenizas”.

Sponsored*

Resiliencia y dureza mental: ¿cuál es la diferencia?

La dureza mental es un rasgo de la personalidad que determina en gran medida cómo las personas lidian con el estrés, la presión y el desafío, independientemente de las circunstancias. Es parte de la dureza/resistencia (optimismo y predisposición hacia el desafío y el riesgo), parte de la confianza, y es lo que permite a las personas tomar lo que viene con calma, con un enfoque en lo que pueden aprender y obtener de la experiencia.

Si bien la asociación con la resiliencia es comprensible, también es fácil ver en qué se diferencian: la resiliencia es lo que ayuda a las personas a recuperarse de una caída, pero la fortaleza mental puede ayudar a las personas a evitar experimentar dicha caída en primer lugar.

Todas las personas mentalmente fuertes son resistentes, pero no todas las personas resistentes son mentalmente fuertes.
Los que son mentalmente fuertes no solo son capaces de recuperarse, sino que tienen más probabilidades de ver las dificultades como un desafío bienvenido y saludarlas con una sonrisa.

¿Por qué es tan importante ser resistente?

Escuchas mucho sobre el crecimiento y el desarrollo de la resiliencia, tanto en nosotros como en los niños, por una buena razón. Aquí hay una lista de algunas de las muchas razones por las cuales la resiliencia es un gran rasgo:

  • Una mayor capacidad de recuperación conduce a un mejor aprendizaje y logros académicos.
  • La resiliencia está relacionada con bajas ausencias del trabajo o la escuela debido a una enfermedad.
  • Contribuye a reducir los comportamientos de riesgo, incluido el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y el uso de drogas.
  • Las personas con mayor capacidad de recuperación tienden a estar más involucradas en la comunidad y/o actividades familiares.
  • Una mayor resiliencia está relacionada con una menor tasa de mortalidad y una mayor salud física.
  • La experiencia de emociones más positivas y una mejor regulación de las emociones negativas.
  • Menos síntomas depresivos
  • Mayor resistencia al estrés.
  • Mejor manejo del estrés, a través de una resolución mejorada de problemas, una orientación positiva y una reevaluación de los factores estresantes.
  • Envejecimiento exitoso y mejor sensación de bienestar a pesar de los desafíos relacionados con la edad.

Cómo funciona la resiliencia autodidacta

La resiliencia autodidacta, como su nombre lo indica, es la resiliencia que construyes en ti mismo a través de un esfuerzo concertado. Es el resultado de ser consciente de las oportunidades para el autodesarrollo y el coraje de aprovecharlas.

Hay muchas maneras de construir tu propia reserva de resiliencia autodidacta. A continuación se detallan algunas formas de hacerlo desde tres fuentes diferentes:

1- El uso de una pérdida o un evento estresante para crecer:

  • Permítete sentir una amplia gama de emociones.
  • Identifica tu sistema de soporte y deja que estén a tu disposición.
  • Procesa tus emociones con la ayuda de un terapeuta.
  • Tenga en cuenta tu bienestar y cuidado personal.
  • Descansa un poco o trata de dormir lo suficiente.
  • Haz tu mejor esfuerzo para mantener una rutina.
  • Escribe sobre tu experiencia y compártela con otros.

2- Introspección

  • Encuentra un sentido de propósito en tu vida, que te ayudará a levantarte en los días difíciles.
  • Desarrolla creencias positivas en tus habilidades para ayudarte a aumentar tu autoestima.
  • Desarrolla una red social sólida de personas que te apoyan y en quienes puedes confiar.
  • Abraza el cambio como lo inevitable que es, y prepárate para ello.
  • Se optimista: no necesitas ignorar tus problemas, solo entiende que todo es temporal y que tienes lo necesario para superarlo.
  • Cuídate con un cuidado personal saludable y positivo: duerme lo suficiente, come bien y haz ejercicio.
  • Desarrolla tus habilidades para resolver problemas a través de estrategias como hacer una lista de posibles formas de resolver tu problema actual.
  • Establezca objetivos razonables mediante una lluvia de ideas de soluciones y desglosándolas en pasos manejables.
  • Toma medidas para resolver problemas en lugar de esperar a que el problema se resuelva solo.

3- El paso espiritual

  • Cambia la narrativa escribiendo libremente sobre el tema o decidiendo centrarte en los aspectos positivos.
  • Enfrenta tus miedos y desafíate a ti mismo; exponerse a cosas que te asustan en dosis cada vez más grandes.
  • Practica la autocompasión; trata de ser consciente, recuerda que no estás solo y sé amable contigo mismo.
  • Medita y practica la atención plena; Body Scan es una buena manera de trabajar en tus habilidades de meditación y atención plena.
  • Cultiva el perdón soltando rencores y liberándote del anzuelo.

“Es tu reacción a la adversidad, no la adversidad en sí lo que determina cómo la historia de tu vida se desarrollará.”
— D. F. Uchdorf

 

gestion de tiempo

Estrategias para gestionar tu tiempo eficientemente

Hemos publicado un artículo de tips para mejorar el uso de tu tiempo el año pasado. Ahora hablaremos de estrategias concretas para ayudarte. Si te ha pasado terminar un día de trabajo pensando “Ojalá un día tuviera más horas” por qué no has podido hacer todo lo que querías hacer, tienes un problema de gestión de tiempo. Eso pasa a la mayoría de la gente y es normal. Es difícil estar organizado 100% del tiempo.

Ahora, has visto muchos emprendedores muy exitosos como Elon Musk, Martine Rothblatt o Jeff Bezos que parecen hacer demasiado más que la mayoría de la gente. ¿Cómo lo hacen? Tienen 24 horas al día como todo el mundo, y aún así parece que están desarrollando proyectos y alcanzado objetivos diariamente.
Hace poco le he comentado eso a alguien que me contestó diciendo que ellos tienen mucho dinero para poder hacerlo; así contratan gente para hacer el trabajo. Es cierto, pero para lograr estar dónde están hoy, han tenido que trabajar como todos los demás, con los mismos recursos que los demás. Ninguno de los 3 que he mencionado empezó ni siquiera con un millón de dólares.

El secreto de esas personas muy exitosas, que sean emprendedores, filántropos, atletas, politicos o artistas, es que saben manejar su tiempo de manera eficiente.

ESTRATEGIAS DE GESTIÓN DE TIEMPO

Existen varias estrategias para manejar tus minutos personales y profesionales. Recuerda que todo cuenta: Tu tiempo libre y tu tiempo en el trabajo se combinan para llenar esas 24 horas que tienes al día. No se trata de solamente ser eficiente con tu tiempo en uno u el otro, el objetivo es manejarlo bien en ambas instancias.

Sponsored*

1- Fragmentación

Cuando las personas no alcanzan sus objetivos, a menudo no es porque les hace falta habilidades o la fuerza de voluntad para lograr sus objetivos. Se debe a la forma en que se enfocan en la cantidad de elementos, o más bien, la forma en que están fragmentando las cosas está inhibiendo su éxito. Al tomar todo lo que viene hacia ti y ponerlo en grupos de tamaño ideal que tu mente puede manejar más fácilmente, te estás posicionando para lograr tus objetivos y lograr un mayor éxito.

La fragmentación es la agrupación de información en piezas de tamaño ideal, para que se puedan usar de manera efectiva para producir el resultado que deseas sin estresarte o encerrarte en tu negatividad. Miles de personas exitosas utilizan este método para administrar su agenda en todo el mundo.

Existen 4 pasos a seguir para practicar la fragmentación de manera correcta. Recuerda desde un inicio que la gente se rinde cuando ven fragmentos de un proyecto demasiado grandes e inalcanzables, pero también se pueden desmotivar al ver demasiados fragmentos pequeños por la cantidad de cosas que representan que tienen que hacer.

Paso 1

Pon tus ideas en una hoja. Esto se llama “Capturar”. Tus tareas solo agregan estrés si permanecen flotando en tu mente, y te arriesgas a olvidar algunas de las cosas que también debes hacer. Documenta cada tarea que deba completarse, cada objetivo e incluso situaciones e ideas que requieren tu atención. Puedes eliminar las cosas y ordenarlas más tarde. Haz esto durante toda tu semana.

Paso 2

Busca similitudes entre las cosas que necesitas hacer. ¿Qué tareas, situaciones y objetivos se relacionan con el dinero o las finanzas? ¿Qué cosas se relacionan con la familia y mis relaciones? ¿Qué tareas están relacionadas con mi salud física? Fragmenta cada pedazo según estas áreas de tu vida.

Paso 3

Decida qué tareas y elementos de acción son los más importantes dentro de cada fragmento o categoría en función de la urgencia y tu contexto actual. Asegúrate de no descuidar ninguna área de tu vida. El resultado final debe ser un plan perfectamente organizado con subcategorías priorizadas que mantenga todas las esferas de tu vida actualizadas y equilibradas.

Paso 4

Determina cuales cambios tienes que hacer en tu vida para alcanzar un objetivo. Por ejemplo si uno de tus fragmentos se relaciona con mejorar tu salud, fitness o algo similar, puedes pensar primero “Hacer una dieta e ir al gym”, pero tienes que buscar mas profundo por qué si por otra parte estás [email protected], puede impactar tu movitación y compromiso con estos pasos que tienes que tomar y que requieren energía y enfoque. Podrías agregar otros elementos como “Trabajar una hora menos en la tarde para tomar tiempo con los niños” y así reducir tu nivel de estrés, y poder tener lo que te haría falta para poder mejorar tu salud.

2- Objetivos de tiempo

Seguramente haz aceptado un proyecto adicional en tu trabajo, o aceptaste salir un fin de semana con familiares por que sentías que “tenías que” aceptar. ¿Cuántas veces haz dicho que si a algo que en fin ayudó a los demás pero te ha estresado a ti? Imagina si hubieras usado ese tiempo para dedicarlo a algo que te importa realmente a ti. Que entra en tus prioridades. Si eres un emprendedor abriendo un negocio ahorita, piénsalo dos veces antes de aceptar ayudar a tu amigo con la mudanza de su suegra el próximo fin de semana. Tal vez ese tiempo podría ser mejor invertido para hacer crecer tu empresa.

Existen 4 niveles de productividad cuando hablamos de gestión de tu tiempo:

Nivel 1 – Lo más importante

Es el nivel en el cual quieres estar siempre por que es el nivel en el que estás siempre haciendo algo que te motiva, que te hace crecer, que te hace feliz. El nivel en el cual trabajas para lograr tus objetivos. Idealmente deberías estar aquí el 100% de tu tiempo aunque es casi imposible. Al menos intenta pasar 60/70% de tu tiempo en este nivel.

Nivel 2 – Los caprichos de la vida

Es literalmente imposible programar cada segundo de tu día en tu vida sin que ocurra algo inesperado. Ya sea que tengas una emergencia familiar o laboral, tu avión se demora o tienes un accidente, trata de no pasar más del 20% de tu tiempo aquí. Te quita mucho tiempo y productividad, y es una pasarela hacía una vida llena de estrés.

Nivel 3 – Una vida llena de estrés

Puede ser que estás atorado en el trabajo con tareas interminables, o con problemas con tu casa y cada vez que arreglas una cosa 2 más se rompen. El estrés puede venir de cualquier lado y casi siempre es inesperado. No se puede vivir una vida sin estrés, por lo tanto tendrás momentos en este nivel pero evítalos lo más posible. No deberías pasar más del 10% de tu tiempo a este nivel. Aprende a manejar tu estrés aquí.

Nivel 4 – El nivel del Agotamiento

Todos necesitamos tiempo de relajación. Llegas a casa y prendes la tele, abres una bolsa de papas o pasas el tiempo pegado a la pantalla de tu teléfono. Si bien esto puede ser relajante por un corto período de tiempo, si caes en estos hábitos con demasiada frecuencia, comenzarás a perder la motivación y, en última instancia, llegarás a sentirte vacío. Tómate estos descansos cuando sea absolutamente necesario, pero de ninguna manera deberías usar más del 5% de tu tiempo en este nivel.

3- Usa un MAPA

El mapa, como detallado aquí, puede ser usado para tu trabajo pero también para tu vida. Muchas veces, comienzas a crear listas de tareas y hacer planes antes de evaluar exhaustivamente la tarea en cuestión. Antes de decidir qué debes hacer, primero debes hacerte la pregunta, “¿Qué quiero?” Ese es el razonamiento detrás del mapa.

El mapa te pide que definas qué es lo que quieres, que identifiques por qué lo quieres y luego enumeres los pasos necesarios para lograr el objetivo. El mapa te permite maximizar tu sentido de satisfacción junto con ayudarte a lograr los resultados que realmente deseas.

Cuando determinas lo que quieres y tienes un propósito claro en mente, es hora de dibujar tu mapa con objetivos o métricas específicas sobre cómo vas a medir tus resultados. Por ejemplo, no hagas de “Quiero ser [email protected]” tu objetivo. ¿Qué significa eso? ¿Qué significa famoso? ¿Qué métricas puedes usar para decidir cuándo lo has logrado? En su lugar, crea parámetros específicos que te impulsarán a lograr tu objetivo. Por ejemplo: “Quiero ser la bailarina estrella de la próxima producción de Disney on Ice para fines de 2020 en México”, es un objetivo mucho más específico y motivador. Sabrás cuando has alcanzado este objetivo y podrás seguir su progreso en el camino.

4- No más tiempo “perdido”

¿Cuantas veces te has dicho que no pudiste hacer tal tarea de tu día por qué ocurrió algo? Por ejemplo “Había tráfico y el camión no avanzaba, entonces llegue tarde y no he podido terminar.” Esas son excusas. Caes en una trampa en la cuál te haces víctima de las circunstancias en lugar de tomar control.

Lo que alimenta tu mente cada día determina la forma en que experimentas la vida. Sin embargo, demasiadas personas creen que “no tienen tiempo” para darles a sus mentes el tipo de información que les puede ayudar a crear resultados reales y concretos y lograr sus sueños.

Aprende a identificar cómo gastas tu tiempo en el día. Por ejemplo:

  • Cuales viajes en transportes públicos haces regularmente, cuanto tiempo duran
  • Cuantas veces a la semana vas a hacer compras, cuanto tiempo te quedas
  • Cuantas veces vas al gym, y cuanto tiempo te quedas
  • Cuantas veces cocinas al día, cuanto tiempo te toma
  • Cuanto tiempo esperas en promedio esperando por tu uber
  • Cuanto tiempo pasas en pantallas (TV, celular, computadora, tablet…)

Todo el mundo tiene tareas que toman mucho tiempo físicamente pero no mentalmente. Por ejemplo cuando vivía en la ciudad de México, en lugar de manejar horas en el tráfico y estar sin producir nada durante todo ese tiempo, empecé a moverme nada más en uber. Así alguien me estaba llevando de un punto A hasta el punto B y por mientras usando mi celular como modem para internet en mi computadora, podría estar trabajando y ser productivo para mis negocios. O cuando estoy esperando un avión de noche, en lugar de estar viendo videos, escucho Podcasts o leo artículos que me permiten mejorar mis habilidades para mi trabajo. La idea es que siempre puedes ser productivo, ya sea para ti o tu trabajo.

Utiliza los minutos desperdiciados que dedicas a actividades sin sentido todos los días para transformar significativamente la calidad de tu vida. Alimenta tu mente con consejos de alta calidad y de gran valor para el manejo del tiempo o de tu negocio en tu coche, en tu iPod, en tu computadora o sistema de audio, en cualquier lugar y en todas partes. Cuando lo hagas, descubrirás que lo que solía ser “tiempo perdido” se convertirá en los momentos más importantes, rentables y enriquecedores de tu día.

5- Consigue un coach

¿Sientes que necesitas ayuda adicional para dominar los consejos de gestión del tiempo? Incluso las personas más exitosas buscan ayuda con otros para recibir apoyo. Trabajar con un Coach de Damien Soitout es la forma más efectiva de perfeccionar lo que realmente deseas, diseña un plan para lograr tu objetivo y seguir una línea de tiempo. Un coach profesional te responsabilizará para alcanzar tu objetivo final y te ayudará a dominar estos poderosos consejos para la gestión del tiempo en el camino.

lidiar con rencor

Como lidiar con el rencor de alguien

Cuando alguien te lastima, existe realmente una sola reacción clásica: enojarse. Ahora, al enojarse puedes tener maneras distintas de expresar tu coraje. Ciertas personas gritan, otras necesitan gastar esta energía rompiendo vasos, corriendo o limpiando su hogar. Usualmente estas reacciones son fáciles a percibir, y entender. La gente sabe usualmente instintivamente calmar estas situaciones, y las cosas vuelven a la normalidad rápidamente.

Pero existe otra reacción más difícil a distinguir y controlar: El Rencor.

¿Qué es el rencor?

El rencor es una emoción de coraje silencioso, pasivo, pero muy presente y pesado en el pecho contra una persona que nos hizo algo que nos lastimó. Es difícil superar el rencor ya que se clava dentro de tu ser fisicamente y psicológicamente. El rencor va mas allá de lo razonable y lo lógico.

Sponsored*

El problema con sentir rencor

Tener rencor por aquí o por allá no es necesariamente anormal o incluso problemático. El problema es que, a veces, los rencores pueden tomar control de tu vida.
La retención de rencor puede ser un patrón cíclico, y una vez que somos absorbidos, puede ser difícil encontrar una salida.
Las personas a menudo se quedan atrapadas en el ciclo de guardar rencor porque esperan algo de alguien y esa expectativa no se ha cumplido.
Por ejemplo, puedes sentir que alguien te ha perjudicado de alguna manera. Digamos que la persona ha intentado una disculpa o ha asumido la responsabilidad de alguna manera, pero no piensas que es aceptable o suficiente. Cuando sucede algo así, los rencores pueden profundizarse y las personas pueden sentirse más arraigadas en sentimientos de resentimiento o amargura hacia la persona que hizo algo mal.
Por supuesto, cuanto más enojado y amargado estás con alguien, más difícil será resolver cualquier problema que tengas con él. Los rencores pueden convertirse fácilmente en un ciclo interminable de culpa y rabia, por lo que es importante trabajar hacia la resolución internamente o con la otra parte.

¿Cómo afectan los rencores a nuestra salud mental?

Guardar rencores puede ser tan perjudicial para el que siente el rencor como la persona contra quién lo siente.
Guardar rencor significa que estás viviendo con un sentimiento de ira casi constantemente, incluso si está debajo de la superficie. Claro, es posible que no estés pensando en el rencor las 24 horas del día, pero este tipo de resentimiento puede encontrar su camino en todos los aspectos de tu vida. Puede ser fácil comenzar a ver a todos los que conoces como alguien que tiene el potencial de hacerte daño.
Hay condiciones psicológicas que pueden resultar de guardar rencor excesivo. Cuando estás “atrapado” en un ciclo de rencor; la ansiedad, el estrés elevado o la depresión son condiciones comunes que pueden manifestarse.

Maneras de confrontar alguien que tiene rencor contra ti

Como puedes ver, sentir rencor contra alguien no es algo sencillo ni sano. Entonces si alguien siente rencor contra ti, ¿qué hacer? Existen pocos estudios acerca de este problema, pero varias personas compartieron sus testimonios para iniciar unas teorías que pueden ayudar los demás a manejar una situación en la cual alguien guarda rencor contra ellos.

1- Confrontar el problema

Usualmente sabes cuando alguien tiene rencor contra ti. Cambian, platican menos, te evitan, no te miran a los ojos, no te invitan a eventos en los cuales te invitaban antes, no contestan mensajes ni llamadas… Hay muchas señales para saber que alguien siente rencor. El primer paso es confrontarlo.

Si sabes que hiciste algo mal, discúlpate. Es tu responsabilidad tomar el primer paso cuando fuiste tú quien cometió el error. Si no sabes lo que hiciste, pregúntale. Si no crees que hiciste algo mal, pero ellos sí, entonces discúlpate por hacer algo que le molestó y trabaja para encontrar una solución o compromiso. Si te disculpas, ya no eres responsable de cómo se sienten. Has hecho tu parte.

2- Pide ayuda

Pregunta amigos en común o familia lo que pasa. Tal vez la persona habló con ellos y dejó suficiente información para que puedas entender de dónde viene el rencor (realmente), y cómo solucionar el problema.

3- Problemas más profundos

Siempre ten en cuenta que aquellos que guardan rencor a veces están en guerra consigo mismos o con su pasado. No siempre se trata solo de ti. Para ellos, puedes parecer una persona abusiva del pasado, una hermana, hermano o padre según el caso. ¡Pueden estar sintiendo emociones de cualquier origen, desencadenadas por un incidente contigo! Sé paciente.

4- Dale algo de espacio

A veces es mejor dejar que pasen un tiempo a solas. En la mayoría de los casos, aquellos que guardan rencor aparecerán y necesitarán a alguien con quien hablar. Un poco de silencio puede ser beneficioso para reunir pensamientos y calmar los nervios. Los rencores no siempre duran mucho y, a veces, la persona enojada terminará actuando como si nada hubiera pasado cuando se le deja a sus propios pensamientos.

5- Sigue adelante

Si nada de esto funciona, y esta persona se niega a aceptar reparaciones, debes seguir viviendo tu vida. En raras ocasiones, las amistades terminan con rencor. No hay nada que puedas hacer al respecto entonces aprende a salir adelante.

No, no es fácil tratar con una persona enojada, pero es una bendición en comparación con aquellos que tienen la costumbre de guardar rencor. Desafortunadamente, esta es la única forma en que algunas personas pueden lidiar con los problemas, alejando a otros hasta que obtengan lo que quieren. Pueden estar profundamente marcados por eventos pasados o incluso proyectar viejos sentimientos sobre nuevas personas. Cualquiera que sea el caso, depende de ti proteger tu propia cordura. Si no puedes arreglarlo, entonces puede que tengas que alejarte.

Siempre recuerda, hay una forma saludable de enojarse, ¡y esta no es! Difunde el amor en su lugar.