Carrito

ser jefe amigable

De amigos del trabajo a ser el jefe

¿Qué pasa cuando te promueven a un puesto de jefe en el trabajo? ¿Cómo impacta tu relación con tus amigos? ¿Cómo tener autoridad sin romper la relación?

Cuando una persona sube en la escalera de la jerarquía, se pierde el equilibrio de poder en la relación y las personas tienen que reajustarse.
En el trabajo entre colegas existe una sensación de igualdad de que “todos estamos juntos en esto”. Pero cuando una persona se mueve hacia arriba, la parte de igualdad ya no está allí.

Paso 1: Habla con ellos

Cuando subes de puesto, las cosas van a cambiar. Es inútil pretender que todo será igual. Por lo tanto es vital aceptar ese hecho, y diseñar un plan para mover hacía adelante desde este punto.

Ten una conversación con tus subordinados. Será probablemente incómodo, pero si hablas francamente, con claridad y honestidad, puedes establecer las bases correctas para mantener un ambiente amable profesional.

Leer también: Hacer negocio con familia y amigos

Sponsored*

Paso 2: Acepta los hechos

Como nuevo jefe, debes recordar que ya no eres un compañero. Ten en cuenta que incluso si una persona en la relación no buscaba ser promovida, es probable que haya algunos sentimientos negativos, incluidos celos. La única forma en que esas emociones negativas pueden ser sofocadas es hablarlas.

Puede ayudar que pidas ayuda en este nuevo puesto. Mostrar vulnerabilidad. “Diles: Esto podría volverse extraño, pero no lo quiero y estoy buscando tu apoyo”.

Paso 3: Se el ejemplo

Como nuevo gerente, establezca el tono de cómo funcionará la nueva relación con tus ex compañeros, y no te dejes engañar por actuar con dureza para ganar respeto.
No funciona. Debes liderar por ejemplo siendo positivo y amigable, con un tono amable y al mismo tiempo responsabilizando a las personas. La clave es tener empatía con lo que tus compañeros puedan sentir sobre la situación.

Paso 4: Encuentra un nuevo confidente

Al ser jefe tendrás acceso a un nuevo tipo de estrés y responsabilidades. Varias fuentes de estas se encuentran en temas que no puedes compartir con subordinados, por lo tanto es importante que busques a un nuevo confidente. Una persona a tu nivel, o superior, con quien puedes vaciar tu bolsa cuando sea necesario.

Además de ayudarte a sentirte mejor, te ayudará a crecer como jefe, y para ser un mejor trabajador en tu nueva posición.

Paso 5: Evita el favoritismo

La gente va a empezar a mirarte más. Si eras muy [email protected] de una(s) persona(s) en particular antes de tu promoción, es posible que estabas [email protected] a platicar personalmente durante las horas de trabajo, y también de pausa. Debes asegurarte que si se trata de amigos con quien sales fuera del trabajo, la relación en la oficina deberá cambiar.

No importa qué, la gente buscará formas en las que practiques el favoritismo. Tienes que superar eso siendo tan justo y objetivo que las personas eventualmente se calmen. Dichos amigos también deben tener en cuenta que el hecho de que estén cerca del nuevo jefe no significa que deban pedir favores o esperar un trato especial.

Riesgos: A veces la amistad se acaba

A veces, una amistad no podrá sobrevivir al ascenso de una persona en la jerarquía, y eso está bien.
La amistad puede desmoronarse y romperse, y de alguna manera, eso resuelve una gran parte del problema. No tendrás tensión si no eres tan amigable y te desconectas.

vida con bancarrota

La vida después de la quiebra

Existe un stigma detrás de esa palabra. La bancarrota, o la quiebra, es un tema que mucha gente prefiere evitar. Sienten que van a ser juzgados por los demás. En realidad, es más común de lo que puedas pensar. La mayoría de los grandes empresarios del mundo han vivido una experiencia de quiebra. Por eso una de las características de un emprendedor es un tomador de riesgos. Se arriesgan a quebrarse (entre otras cosas).

De manera sencilla la bancarrota es la incapacidad de cumplir con los pagos que debes a tus acreedores. Usualmente requiere la venta de bienes, unidades de producción y activos para devolver el dinero a quien lo tenías que pagar.

Ahora existe dos tipos de bancarrota: la de un negocio, y la personal. Vamos a enfocarnos en la vida después de una bancarrota personal.

Sponsored*

¿Qué me pasa una vez que me he declarado en quiebra?

Cuando estás considerando declararte en quiebra debido a una deuda excesiva, probablemente te vas a preguntar cómo es la vida después de la quiebra. ¿Podrás volver a obtener un préstamo para un coche o una casa? ¿Podrás usar una tarjeta de crédito? ¿Y serás tratado como un raro por el resto de tu vida?

La buena noticia: es posible vivir una buena vida después de la bancarrota; Siempre y cuando implementas los planes correctos para administrar tu dinero de manera eficiente y mantenerte alejado de las dificultades financieras. Entender y evitar las opciones que originalmente te metieron en problemas es el primer paso para una vida exitosa después de la bancarrota. Deberás crear un presupuesto manejable, algo con lo que puedas vivir y algo que te permite pagar todas tus facturas a tiempo. Y deberás tomar medidas adicionales para comenzar a reparar tu score de crédito de inmediato.

Paso 1 – Crear un presupuesto

Si aún no lo has hecho nunca es tarde para empezar. Debes aprender a crear un presupuesto mensual y seguirlo de manera muy disciplinada. Si no sabes cuanto ganas, cuanto gastas ni cuando ahorras cada mes, no puedes tomar decisiones financieras inteligentes. Ese te permite no repetir los mismos errores que te llevaron a la quiebra la primera vez.

Paso 2 – Ahorra dinero para emergencias y planes a futuro

Ahorrar te provee dos ventajas no despreciables:
1) Te fuerza a cuidar tu dinero y no sobre-gastar
2) Te permite tener fondos en caso de emergencias y no tener que usar una tarjeta de crédito lo que puede reiniciar una espiral de deudas de nuevo.

Ahorrar te da el control de tus finanzas, te libera del estrés financiero, y te permite vivir sin esa bola en el pecho cada vez que tienes que gastar dinero.

¿Elevar mi score de crédito después de la quiebra?

Paso 1 – Paga tus cuentas a tiempo

No todas las cuentas pendientes estarán incluidas en tu declaración de bancarrota. Usualmente solo se integran las que no puedes pagar. Sigue pagando las demás a tiempo para mantener un nivel estable en tu score.

Paso 2 – No confíes en agencias de “Reparación de Crédito”

Esas agencias te prometen elevar tu score de crédito pero su negocio raramente te permitirá regresar a verde, y usualmente te empiezan a cobrar y te encierras de nuevo en una espiral de deudas.

Paso 3 – Consigue un crédito

De una forma u otra, debes conseguir un tipo de crédito. Es la única manera que el buró de crédito va a poder evaluar de nuevo tu nivel. Si ningún banco te acepta dar una tarjeta de crédito tradicional, busca soluciones con empresas de crédito más bajo, tipo Vexi. Esas empresas tienen créditos limitados, bajos, pero te permiten ya tener un pie en la puerta para que el buró revise tu score.

Existen también prestamos y tarjetas seguras de crédito que te piden hacer un depósito de seguridad, tienen una tasa más elevada de intereses, y te permiten mejorar tu score también.

Paso 4 – Busca un trabajo en el cual quedarte durante un buen tiempo

Cambiar de empleo cada 3 meses no es un problema para el buró de crédito y no influye tu score, pero las empresas que otorgan prestamos y/o tarjetas de crédito verifican tu historial de empleo. Si eres inestable profesionalmente, es posible que serás inestable financieramente también, y por supuesto será difícil aprobar un crédito o tarjeta de crédito a alguien así.

Paso 5 – Paga tus nuevas cuentas a tiempo

Si ya te dieron una tarjeta (sea segura o no) siempre págala a tiempo. Si te atrasas en un solo pago se puede reflejar en tu score. Entonces siempre asegúrate de usar tu tarjeta de crédito únicamente cuando sabes que tienes el dinero para pagarla en tu chequera.

Paso 6 – Mantén tu balance de tarjeta bajo

No importa si pagas el mínimo de tu tarjeta cada mes. Si debes por ejemplo 50,000 mxn en tu tarjeta, y pagas nada más 5,000 mxn en tu reporte de crédito aparecerá que tienes una deuda de 45 mil pendiente. Se trata de cuanto cobras a tu tarjeta de crédito cada mes, no cuánto pagas de lo que debes.

Paso 7 – Tranquilízate

En fin, el proceso para subir tu score de crédito y regresar a una salud financiera sana toma tiempo. Si te estás apurando, vas a cometer errores. Toma tu tiempo y llegarás de nuevo al nivel normal en el cual estabas antes. Muchas personas cada año caen en bancarrota, y muchas de ellas regresan a una vida normal después de 1 a 3 años.

preguntas para lanzar negocio

Las 5 preguntas a hacerse antes de lanzar un negocio

Un cliente me presentó su hijo hace dos meses. Me dijo “Quiere tener un negocio, ¿me ayudas a buscar algo que pueda hacer?”. Me sorprendió escuchar eso de la boca de un hombre de negocios tan exitoso. Entonces nos sentamos y pregunte a su hijo que me conte un poco sobre él, su proyecto, las razones por las cuales quería abrir un negocio.

No supo contestar ninguna de las preguntas que le hice. Su padre sonrió, y le dijo a su hijo “Ya vez, no te estoy inventando las cosas, Damien te acaba de hacer las mismas preguntas que te hice este fin de semana.” De ahí, entendí el motivo de la reunión, y entonces ajuste mi estrategia. Escribí 5 preguntas en una hoja para explicarle como la gente lanza negocios exitosos:

Sponsored*

1- ¿Cual es tu PORQUE?

Es la pregunta básica para cualquier emprendedor. Haz una lista de todas las razones que te motivan a crear ese proyecto. Que es lo que te anima y te motiva. Cuales razones son las que todavía te motivarán cuando haz perdido mucho dinero, que te dejó tu novia, que haz tenido que mudar a un departamento más barato y que perdiste de vista tu vida social.

Tu PORQUE es lo por lo cual peleas.Tu causa. Tu visión. Tu aportación al mundo. Es lo que hace que no puedes trabajar para otra persona y que DEBAS ABSOLUTAMENTE hacer que tu visión suceda.

Por lo tanto tu “motivación” no puede ser:

Se honesto contigo mismo, si no estás corriendo hacía un muro. Importante también: no sigas una pasión sin tener el talento.

2- ¿Cómo te va a impactar?

Lanzar un proyecto no es sin riesgos, y no es sin cambios en tu vida. Todos estos cambios y riesgos valen la pena?

Tu salud: el estrés va a cambiar muchas cosas, no vas a dormir igual, tu ritmo de comida va a cambiar, posiblemente te vas a enfermar más facilmente. Tendrás que tomar precauciones para evitar que suceda esto. ¿Estás dispuesto a cambiar de dieta? ¿Hacer ejercicio? ¿Hacer yoga y/o meditar?

Tus relaciones: Ya no tendrás tanto tiempo como antes para tu novia o tu esposa. ¿Tu relación puede sobrevivir un cambio radical de este tipo? Si eres como la mayoría de los mexicanos, tal vez necesitas pasar tiempo en familia todos los días, en este caso, ¿estás dispuesto a alejarte un poco para dedicarle más tiempo a tu proyecto? igual con tus amigos.

Tu estilo cambia radicalmente cuando lanzas un proyecto. Es tu responsabilidad asumir los riesgos y consecuencias. Tu vida social va a tener que cambiar, tus amigos te van a ver menos, tu familia también, tienes que estar [email protected] para vivir un shock. Se llama salir de tu zona de confort. Y si puedes manejarlo, nada te puede detener.

3- ¿Cómo vas a medir tu éxito?

Todos trabajamos hacía un resultado. ¿Cuál será el tuyo? Cuando estás viejito, que estás a punto de irte del otro lado, ¿Cuales logros son los que te van a hacer feliz, y cuales son los que vas a olvidar? Es importante saber dónde se encuentran los factores de medida de tu éxito. Puede ser cuantas personas ayudaste, cuantos problemas resolviste, que tanto ayudaste al medio ambiente… El cielo es el limite en los posibilidades de respuestas. Pero tienes que saber cual es la tuya.

4- ¿Necesitas un socio?

Existen varios tipos de socios:

  • Socio fundador: que te ayuda a lanzar la empresa, toma participación en las actividades de desarrollo del proyecto.
  • Socio inversionista: aporta el dinero requerido para lanzar el proyecto, no siempre participa en las actividades del negocio, solamente revisa que su dinero trabaje correctamente.
  • Socio coach: Una persona que te va a ayudar a hacer crecer tu negocio invirtiendo de su tiempo no para el día a día si no para aconsejarte y guiarte con tu toma de decisiones.

Existen más tipos pero son los más comunes. Ahora la pregunta es: ¿Realmente necesitas un socio para ayudarte con el día a día? O puedes contratar un empleado y pagarle un sueldo sin tener que dividir las ganancias de la empresa. ¿Realmente necesitas financiamiento externo? Si realmente crees en tu idea y tienes los fondos para invertir en ella, ¿Por qué no guardar el 100% de las acciones para ti?

Un socio debe compartir tus valores, tu visión, tu estado de mente, tus objetivos y tu manera de trabajar para que la relación no se complique una vez que la empresa esté creada. No siempre necesitas un socio, eres tú que sabe si realmente lo requieres o no.

5- ¿En cuál estado de mente estás, y como hacerlo evolucionar en la dirección correcta?

Si nunca has trabajado, tal vez no tienes aún los hábitos y la manera de pensar correcta para ser dueño de empresa por que aun no tienes experiencia ni una ética de trabajo desarrollada.
Igual: si siempre trabajaste para alguien, tu nivel de creatividad, pensamiento critico, habilidades de ejecución siempre han sido limitados por un jefe y una política de empresa con la cual has tenido que respetar.

Además todos los factores personales con tus creencias limitantes, tus experiencias negativas, tu falta de experiencia y conocimientos puede que te de miedo empezar un proyecto nuevo y propio.

Aquí la idea es que tendrás que hacer una lista de todas tus fuerzas y debilidades, y enfocar en dónde tienes carencias para buscar soluciones. Por ejemplo si eres [email protected], deberías tomar clase de teatro y/o improvisación para mejorar tu auto-confianza y autoestima para poder ser un mejor vendedor y líder. O si te estresas muy fácilmente, deberías aprender a meditar para canalizar este estrés y convertirlo en combustible para motivarte cada día.

 

En fin, abrir un negocio va a cambiar tu vida. Te va a forzar a salir de tu zona de confort, ajustar tus necesidades físicas y psicológicas, y tienes que entender que es diferente tener un negocio que ser emprendedor.

preguntas para crecer

La importancia de hacer las preguntas correctas

Hoy en día la gente parece estar viviendo en piloto automático. Con la velocidad de la sociedad gracias al internet, la comunicación en vivo con la familia, las marcas que sigues, las modas que cambian en pocos meses, no tenemos mucho tiempo para realmente descansar, abrir los ojos, salir de nuestra burbuja y ponernos a pensar.

Esta semana me hicieron muchas preguntas acerca de herramientas, técnicas y estrategias para poder crecer personalmente y profesionalmente. Es una excelente pregunta ya que muestra un interés en dejar de ser un seguidor y empezar a crear tu propio camino.

Algo que me ayuda mucho a salir del molde y del conformismo para poder crecer es hacerme preguntas difíciles, las que la gente no necesariamente quiere preguntarse.

Sponsored*

1- ¿Y ahora qué?

 Una pregunta importante, especialmente cuando estás siguiendo los hitos de la sociedad: Diplomado, coche, casa, [email protected], hijos… Es ¿Ahora qué? ¿Ahora voy a hacer el mismo trabajo todos los días durante los próximos 40/50años y retirarme y empezar a vivir a los 70?

Tienes que siempre tener un nuevo objetivo si quieres avanzar y crecer. Conformarse a la plantilla de una vida “normal” no necesariamente llevará uno a vivir feliz, por eso es importante siempre explorar nuevas opciones, talentos, pasiones y realmente llenar ese lapso de tiempo durante lo cuál la mayoría de la gente está parada en su crecimiento.

2- ¿Que hubiera podido hacer más/mejor?

Una pregunta que me hago regularmente especialmente después de haber alcanzado un objetivo en el trabajo. Es importante tomar un paso atrás, visualizar todo lo que has hecho, y darte cuenta que a pesar de haber logrado hacer algo, tal vez hay elementos que hubieras podido hacer mejor. A veces hubieras podido hacer aún más y no te sientes [email protected] por haber llegado del punto A al punto B. Intenta aprender a mejorar el camino que te llevó hasta B, para que la próxima vez lo hagas más rápido y de manera aún más eficiente.

3- ¿Qué tan feliz me siento realmente?

Me hago esa pregunta casi diariamente. Siempre analizo mi estado de animo, de felicidad, de que es lo que me hace falta o lo que no necesito en mi vida, y como el agregar/quitar X elemento podría impactar mi vida personal y profesional para mejorarlas. Cada gran líder que he conocido se hace esta pregunta, por qué la gente en el camino hacía el éxito no está motivada por el dinero, está motivada por su crecimiento, sus retos y sus objetivos.

4- ¿Porque no veo cambios en mi vida? o ¿Porque no se mejora mi vida?

Me gusta esta pregunta. Usualmente cuando es la primera vez que te la haces, es por que te estás dando cuenta que empiezas a estar [email protected] con lo que haces/tienes en este momento. Es un paso vital ya que significa que estás [email protected] para un cambio importante en tu vida. La respuesta aquí debería ser una lista de todos tus malos hábitos, errores de gestión de tiempo, dinero, relaciones de novios, amigos, familia, colegas, jefes… Y empezar a diseñar un mapa de lo que quieres, y cómo lograrlo.

5- ¿Dónde estoy y donde quiero estar?

Esta pregunta ayudó a muchas personas a darse cuenta que no eran felices con lo que estaban haciendo, donde vivían, con su trabajo, con ciertas personas etc… Ayuda a diseñar el mapa que te permite tomar los pasos hacía una elevación de tus estándares y de tu calidad de vida, consecuentemente: un incremento en tu nivel de felicidad.

6- ¿Qué es lo más importante ahorita en mi vida para mí?

Mucha gente vive para ayudar a los demás. Lo sé, soy de estas personas. Pero es de suma importancia entender que si quieres ayudar al mundo, debes primero estar bien tu. Mucha gente piensa que es una manera egoísta de pensar, sin darse cuenta que los que más ayudan al mundo lo hacen bien por qué saben ayudarse a ellos mismos primero.

Entonces hazte esta pregunta y empieza a hacer lo que te ayuda a sentirte feliz, estable y [email protected] Cuando alcanzas este nivel de tranquilidad, ayudar a los demás será más fácil y productivo que nunca.

7- ¿Porque pienso así? ¿Tengo razón?

Requiere una persona muy abierta y dedicada a crecer para contestar esta pregunta. En la vida crecemos en varios círculos que nos inculcan una manera de pensar y de ver ciertas situaciones, personas, cosas…etc Por ejemplo:

  • Tus papás desde muy [email protected] te dicen lo que puedes o no puedes hacer en base a sus propias creencias.
  • Tus amigos te dicen lo que puedes vestir, escuchar, decir en público en base a lo que la cultura local dicte.
  • Tu pareja y colegas te pueden influir en tus ideas religiosas, espirituales, políticas en base a sus propias creencias inculcadas por sus papás etc…

Es un circulo vicioso. Existe una minoría de personas que realmente no son influenciadas fácilmente por lo que los demás piensan y dicen. Por eso tienes que saber de donde viene dicha manera de pensar, analizar si es justificado o no, y si REALMENTE CREES NO PODER hacer lo que quieres hacer pero que te da miedo hacerlo. La mayoría del tiempo te darás cuenta que estos bloqueos internos no provienen de tu experiencia o tu decisión, viene de un factor externo y puedes acabar con este limite simplemente tomando el primer paso en hacerlo.

 

Si quieres crecer en tu vida y en este mundo, deberás dejar de ver el mundo, la sociedad, el trabajo, tus relaciones y todo tu entorno a través del cuadrado que pusieron frente a tus ojos. Toma un paso atrás, y mira todo lo que el cuadrado esconde. Un mundo de oportunidades y posibilidades literalmente ilimitadas.

vivir una mejor vida

Eleva tus estándares

¿Cuál es la diferencia entre algo que deberías hacer y algo que debes hacer absolutamente? Cuando hablamos de estándares de vida, muchas personas piensan de manera equivocada que debes empezar a “vestirte para el trabajo que quieres, no para el que tienes” o vivir en una zona más cara con gente de otro nivel socio-económico. No. Hoy vamos a hablar de tus estándares personales, los que tienes dentro de ti.

Te haz dicho a ti [email protected] frases como:

  • “Debería comer mejor” o
  • “Debería empezar a hacer ejercicio” o
  • “Debería empezar a ir a dormir más temprano en las noches en lugar de ver 5 capítulos de Black Mirror en Netflix.”

La gente ha creado un estilo de vida y de pensar, sus estándares de vida, desde muy temprano. Usualmente ha sido influenciado por sus papás, amigos de infancia, maestros… Toma un minuto y piensa en tu manera de pensar acerca de asuntos muy generales como las políticas, la gestión del dinero, la manera de educar tus hijos. Te darás cuenta que tiene muchas similitudes con comportamientos de familiares o amigos cercanos.

Es normal para todos, el problema aquí es que se aplica también a lo que piensas que puedes lograr en tu vida. Muchos amigos con quien he crecido en los años 90′ que eran de familias de clase media o media-baja hoy están bloqueados en este nivel y se sienten infelices. Tenían todos estos sueños y potencial creciendo pero un día decidieron que no iba a ser posible lanzar un negocio propio, o ir a los EEUU para estudiar un MBA a pesar de tener una beca, o de ir a esta competencia de Apps en Paris para presentar su proyecto.

Sponsored*

Estos limites que la gente se pone de manera inconsciente o consciente en sus cabezas aparecieron por qué un día vieron que tal norma es aceptada por la sociedad, su familia, y/o amigos; y ha desarrollado una zona de confort. Algo que pudieron controlar y en lo cual sentirse seguros y donde nunca han tenido una necesidad de hacer que sus sueños se cumplirán.

¿Cómo elevar mis estándares para cambiar mi vida?

Cuando absolutamente debes hacer algo, como si tu vida dependiera de ello, hay un cambio que ocurre en ti. Si comer de manera más saludable significa que vivirías o morirías, lo más probable es que lo hagas. Lo mismo con el ejercicio y tratar a tu pareja con respeto, si tu vida dependiera de ello, harías los cambios necesarios.

Identificar tus estándares actuales

Es importante que determines dónde tienes limites. Si estás trabajando en una oficina con un sueldo correcto pero que siempre quisiste lanzar tu propio negocio, tal vez nunca lo hiciste por qué te sentías demasiado cómodo en tu posición actual. Piensa en la manera que pudieras cambiar esto para lanzar tu negocio.

Identificar cuales son los estándares que quieres alcanzar

Piensa en tus sueños más profundos, tus deseos de niño que todavía te hacen soñar pero que nunca has echo algo para lograrlos. Empieza a pensar como fuera tu vida al alcanzarlos.

Crea un mapa

Diseña tu mapa y hazlo de tal manera que te fuerza a lograrlos sin excusas. Ponte en el estado de mente “Si no lo logro, estoy muerto.” Si conviertes tu sueño en una necesidad de vida o muerte, ya no tendrás opción que lograr cumplirlo.

Autodisciplina

Empezar con tu cambio es un primer paso, pero tener la disciplina para reproducirlo cada día hasta que se convierta en tu rutina es clave.

 

¿Cómo te defines a ti mismo? ¿Y cuándo empezaste a creer eso? ¿Hace cuántos años decidiste lo que podías y no podías hacer en tu vida? ¿No crees que es hora de elevar tus estándares, convertir tus “debería hacerlo” en “debo hacerlo” y darte una nueva identidad?

Leer también: La importancia de hacerse las preguntas correctas

 

ducha fría

¿Para qué tomar duchas frías?

Tomar una ducha fría temprano en la mañana o para terminar el día suele ser un reto para muchas personas, ya que la mayoría se ha acostumbrado a tomarlas calientes para relajar el cuerpo.

Pero las duchas frías realmente ofrecen beneficios para el cuerpo y podrían ayudar a mejorar la salud de muchas maneras, desde relajar la mente hasta mejorar la piel y reducir las grasas.

Sponsored*

1- Aumenta tu estado de alerta

La respiración profunda en respuesta al shock de nuestro cuerpo al entrar en contacto con el agua fría nos ayuda a mantenernos calientes, ya que aumenta nuestra ingesta total de oxígeno. Por lo tanto, nuestro ritmo cardíaco también aumentará, liberando una oleada de sangre a través de todo nuestro cuerpo. Esto nos da una dosis natural de energía para el día.

2- Mejora la piel y el cabello

Los beneficios de tomar una ducha fría no solo dan una mejor salud, sino que también hacen que las personas se vean mejor. El agua helada puede ayudar a reducir el riesgo de perder demasiados aceites naturales en la piel y el cabello.
También ayuda a que el cabello se vea brillante y fortalezca su agarre en el cuero cabelludo.

3- Mejora la inmunidad y la circulación

El agua fría puede mejorar la circulación al estimular que la sangre rodee nuestros órganos, lo que puede ayudar a combatir algunos problemas de la piel y el corazón. A medida que el agua fría golpea el cuerpo, su capacidad para hacer que la sangre circule hace que las arterias bombeen la sangre de manera más eficiente, lo que mejora la salud general del corazón. También puede disminuir la presión arterial, despejar las arterias bloqueadas y mejorar nuestro sistema inmunológico.

4- Disminuye las posibilidades de depresión

Se ha encontrado que las duchas frías alivian los síntomas de la depresión al estimular “la mancha azul” en el cerebro que libera “noradrenalina”, una sustancia química que desempeña un papel en el alivio de la depresión.

5- Estimula la pérdida de peso

Las duchas frías pueden ayudar a bajar de peso de una manera inesperada. El cuerpo humano contiene dos tipos de tejido graso, grasa blanca y grasa marrón. La grasa blanca se acumula cuando consumimos más calorías de las que nuestro cuerpo necesita para funcionar, y no quemamos estas calorías para obtener energía. Esta grasa corporal se acumula en la cintura, la parte baja de la espalda, el cuello y los muslos, y es la única que todos luchamos por eliminar. La grasa marrón es la grasa buena, que genera calor para mantener nuestro cuerpo caliente y se activa cuando se expone al frío extremo. Por lo tanto, las duchas frías pueden promover la actividad de la grasa marrón.

Leer también: Consejos para ser un emprendedor saludable

6- Recuperación muscular más rápida

Un baño de hielo después del entrenamiento intenso mejora la circulación y ayuda a eliminar un poco de ácido láctico, lo que podría acelerar la recuperación del cuerpo. Por lo tanto es recomendado bañarse con agua fría para ayudar con la recuperación muscular.

7- Ayuda a dormir mejor

Tomar una ducha fría te da un efecto tranquilizante que te llevará directamente a la cama. Leer: La importancia del sueño.

 

 

Rutina de Damien Soitout

Mi Rutina

Si sigues este blog o si sigues mis redes sociales, hablo mucho de la importancia de tener una rutina. Una rutina no significa actuar como un robot, no tener sorpresas, hacer siempre lo mismo día tras día. Tener una rutina es muy importante para cualquier persona con objetivos a largo plazo, por qué permiten controlar como administras tu tiempo, cuales tareas tienen más importancia (no urgencia, pero IMPORTANCIA). La gente que trabaja conmigo me pregunta regularmente sobre mi rutina: ¿Qué haces de la mañana a la noche? ¿A qué horas te levantas? ¡Estoy seguro que casi no duermes! etc…

Sponsored*

Una rutina no le conviene a todos

Mi rutina no es algo que va a funcionar para [email protected] Cada quien debería buscar lo que funciona para ellos, y seguir mejorando sus procesos a través del tiempo. He vivido un largo tiempo sin tener una rutina bien establecida; más de 3 años estuve buscando lo que me servía y lo que no.

De la misma manera que analizo la vida profesional y personal de mis clientes, un día me paré y empecé a hacer una introspección de todos mis experimentos.

El resultado no era muy bueno. Había subido de peso, no respiraba bien después de subir escaleras, nunca tenía una noche de la cual me despertaba completamente fresco… La razón venía de dos cosas:

  1. Intentaba copiar la rutina de mi mentor: Es una persona con más experiencia y más tiempo practicando su rutina, era cómo intentar hacer una carrera entre una Prius y una Tesla… Necesitaba tomar las cosas a mi ritmo, no a la de alguien con su propia rutina establecida tras años de desarrollo de esta.
  2. Tenía flojera: Dejar de comer X cosa, hacer tanto de X ejercicio, leer tantas cosas etc… Amo los números pero no me gustaba aplicar esa manera de pensar en mi vida personal.

El primer paso

El primer paso en mi caso ha sido de darme cuenta que tenía problemas en ciertos aspectos de mi vida, no necesariamente cosas que me pueden perjudicar en si, pero combinadas con otros hábitos, hacen una bola de nieve que es muy nociva para tu bienestar.

Para poder darme cuenta de lo que tenía que cambiar, descargué una app muy sencilla en mi iPhone: Counter. Es gratis, y te permite crear muchos conceptos. La idea es que cada vez que haces algo que entra en uno de los conceptos que quieres medir, le das un clic para agregar “1”. Luego tenía un excel en lo cual al fin de cada mes puse el total del mes por concepto en la cédula correcta.

En mi caso la lista que tenía al inicio era:

  • Ejercicio
  • Cigarro
  • Vino
  • Cerveza
  • Licor
  • Café
  • Enfermo
  • Despertar fresco
  • #2 (movimientos intestinales)
  • Coito
  • Bar
  • Restaurante
  • Antro
  • Vacaciones

El resultado después de un año era simple: Ejercicio estaba en cero, café a más de 7 por día, alcohol arriba de la normal, enfermo más veces que mi esposa y mis dos hijas combinadas, despertar fresco en cero, días de vacaciones en cero… era negativo. El ejercicio que siguió fue de analizar en qué parte de mi vida empece esos malos hábitos. Al entender el origen, se me hizo más fácil cambiarlos.

Pero no era suficiente querer cambiarlos

El trabajo mental para tener la voluntad de hacer algo es sencillo, pero aplicarlo eso es el reto. En mi caso, tomé unos días de vacaciones y empecé a escribir todos mis proyectos y sueños a corto, mediano y largo plazo. En cuanto pude visualizar mis objetivos y como alcanzarlos, empece a sentir que mi motivación estaba creciendo.

El segundo paso

Lo que sigue es iniciar con la rutina; en mi caso de un día al otro empecé. Estaba seguro que tomar las cosas a un ritmo iba a hacer perder mi momentum entonces:

  • Dejé de fumar
  • Dejé de tomar (al menos de estar en una comida de negocios con clientes de mi empresa de vinos)
  • Reemplacé café por té: uno con cafeína en la mañana, uno descafeínado en la noche
  • Empecé a hacer ejercicio dos veces al día (mañana y tarde)
  • Dejé harinas y grasas
  • Aumenté mi consumo de pescado y bajé el de carne
  • Reemplacé Netflix antes de dormir por un libro (no libros de fantasías pero de negocios, economía, marketing, finanzas etc…)

Cuando presento mi rutina, muchos de mis clientes me preguntan por qué tantos cambios, especialmente mi dieta. Saben que me encanta comer rico, y permitirme dejar al lado productos que amo suena difícil. Pero es importante entender que un cuerpo sano te dará una mente sana. No es por qué adoras comer algo que te hace [email protected] que debes seguir comiéndolo.

Una cliente de México compartió su historia conmigo hace poco. Léela aquí: Cuerpo Sano, Mente Sana.

Resultado

No ha sido fácil, ha sido progresivo, y me ha costado más de 3 semanas para acostumbrarme a ese nuevo ritmo de vida, y sigo implementando nuevas cosas en partes de mi rutina, pero esencialmente ya está armada, y funciona muy bien para mí. Ahora un día normal para mi se trata de:

  • 730/8am Despertar sin alarma
  • 8am Desayunar y leer las noticias en Wall Street Journal, CNN, Fox, Le Monde y Entrepreneur
  • 815am Ejercicio
  • 840am Ducha fría
  • 9am Oficina para revisar los pendientes, reportes etc… del día anterior
  • 915am Meditación
  • 930am Empiezo a trabajar
  • 130pm Comida
  • 145pm Meditación
  • 530pm Ejercicio
  • 620pm Ducha fría
  • 630pm Cena y tiempo en familia
  • 8pm Tiempo con mi esposa
  • 9/930pm Libro
  • 11pm Dormir

Esa es la rutina que funciona para mí; los fines de semana cambian pocas cosas: los tiempos de trabajo se reemplazan por tiempos en familia, al menos de tener unos pendientes que requieren mi atención. Pero esencialmente intento conservar lo más tiempo libre posible para convivir con mi esposa y mis hijas.

Abrir chat