Carrito

gestion de tiempo

Estrategias para gestionar tu tiempo eficientemente

Hemos publicado un artículo de tips para mejorar el uso de tu tiempo el año pasado. Ahora hablaremos de estrategias concretas para ayudarte. Si te ha pasado terminar un día de trabajo pensando “Ojalá un día tuviera más horas” por qué no has podido hacer todo lo que querías hacer, tienes un problema de gestión de tiempo. Eso pasa a la mayoría de la gente y es normal. Es difícil estar organizado 100% del tiempo.

Ahora, has visto muchos emprendedores muy exitosos como Elon Musk, Martine Rothblatt o Jeff Bezos que parecen hacer demasiado más que la mayoría de la gente. ¿Cómo lo hacen? Tienen 24 horas al día como todo el mundo, y aún así parece que están desarrollando proyectos y alcanzado objetivos diariamente.
Hace poco le he comentado eso a alguien que me contestó diciendo que ellos tienen mucho dinero para poder hacerlo; así contratan gente para hacer el trabajo. Es cierto, pero para lograr estar dónde están hoy, han tenido que trabajar como todos los demás, con los mismos recursos que los demás. Ninguno de los 3 que he mencionado empezó ni siquiera con un millón de dólares.

El secreto de esas personas muy exitosas, que sean emprendedores, filántropos, atletas, politicos o artistas, es que saben manejar su tiempo de manera eficiente.

ESTRATEGIAS DE GESTIÓN DE TIEMPO

Existen varias estrategias para manejar tus minutos personales y profesionales. Recuerda que todo cuenta: Tu tiempo libre y tu tiempo en el trabajo se combinan para llenar esas 24 horas que tienes al día. No se trata de solamente ser eficiente con tu tiempo en uno u el otro, el objetivo es manejarlo bien en ambas instancias.

Sponsored*

1- Fragmentación

Cuando las personas no alcanzan sus objetivos, a menudo no es porque les hace falta habilidades o la fuerza de voluntad para lograr sus objetivos. Se debe a la forma en que se enfocan en la cantidad de elementos, o más bien, la forma en que están fragmentando las cosas está inhibiendo su éxito. Al tomar todo lo que viene hacia ti y ponerlo en grupos de tamaño ideal que tu mente puede manejar más fácilmente, te estás posicionando para lograr tus objetivos y lograr un mayor éxito.

La fragmentación es la agrupación de información en piezas de tamaño ideal, para que se puedan usar de manera efectiva para producir el resultado que deseas sin estresarte o encerrarte en tu negatividad. Miles de personas exitosas utilizan este método para administrar su agenda en todo el mundo.

Existen 4 pasos a seguir para practicar la fragmentación de manera correcta. Recuerda desde un inicio que la gente se rinde cuando ven fragmentos de un proyecto demasiado grandes e inalcanzables, pero también se pueden desmotivar al ver demasiados fragmentos pequeños por la cantidad de cosas que representan que tienen que hacer.

Paso 1

Pon tus ideas en una hoja. Esto se llama “Capturar”. Tus tareas solo agregan estrés si permanecen flotando en tu mente, y te arriesgas a olvidar algunas de las cosas que también debes hacer. Documenta cada tarea que deba completarse, cada objetivo e incluso situaciones e ideas que requieren tu atención. Puedes eliminar las cosas y ordenarlas más tarde. Haz esto durante toda tu semana.

Paso 2

Busca similitudes entre las cosas que necesitas hacer. ¿Qué tareas, situaciones y objetivos se relacionan con el dinero o las finanzas? ¿Qué cosas se relacionan con la familia y mis relaciones? ¿Qué tareas están relacionadas con mi salud física? Fragmenta cada pedazo según estas áreas de tu vida.

Paso 3

Decida qué tareas y elementos de acción son los más importantes dentro de cada fragmento o categoría en función de la urgencia y tu contexto actual. Asegúrate de no descuidar ninguna área de tu vida. El resultado final debe ser un plan perfectamente organizado con subcategorías priorizadas que mantenga todas las esferas de tu vida actualizadas y equilibradas.

Paso 4

Determina cuales cambios tienes que hacer en tu vida para alcanzar un objetivo. Por ejemplo si uno de tus fragmentos se relaciona con mejorar tu salud, fitness o algo similar, puedes pensar primero “Hacer una dieta e ir al gym”, pero tienes que buscar mas profundo por qué si por otra parte estás [email protected], puede impactar tu movitación y compromiso con estos pasos que tienes que tomar y que requieren energía y enfoque. Podrías agregar otros elementos como “Trabajar una hora menos en la tarde para tomar tiempo con los niños” y así reducir tu nivel de estrés, y poder tener lo que te haría falta para poder mejorar tu salud.

2- Objetivos de tiempo

Seguramente haz aceptado un proyecto adicional en tu trabajo, o aceptaste salir un fin de semana con familiares por que sentías que “tenías que” aceptar. ¿Cuántas veces haz dicho que si a algo que en fin ayudó a los demás pero te ha estresado a ti? Imagina si hubieras usado ese tiempo para dedicarlo a algo que te importa realmente a ti. Que entra en tus prioridades. Si eres un emprendedor abriendo un negocio ahorita, piénsalo dos veces antes de aceptar ayudar a tu amigo con la mudanza de su suegra el próximo fin de semana. Tal vez ese tiempo podría ser mejor invertido para hacer crecer tu empresa.

Existen 4 niveles de productividad cuando hablamos de gestión de tu tiempo:

Nivel 1 – Lo más importante

Es el nivel en el cual quieres estar siempre por que es el nivel en el que estás siempre haciendo algo que te motiva, que te hace crecer, que te hace feliz. El nivel en el cual trabajas para lograr tus objetivos. Idealmente deberías estar aquí el 100% de tu tiempo aunque es casi imposible. Al menos intenta pasar 60/70% de tu tiempo en este nivel.

Nivel 2 – Los caprichos de la vida

Es literalmente imposible programar cada segundo de tu día en tu vida sin que ocurra algo inesperado. Ya sea que tengas una emergencia familiar o laboral, tu avión se demora o tienes un accidente, trata de no pasar más del 20% de tu tiempo aquí. Te quita mucho tiempo y productividad, y es una pasarela hacía una vida llena de estrés.

Nivel 3 – Una vida llena de estrés

Puede ser que estás atorado en el trabajo con tareas interminables, o con problemas con tu casa y cada vez que arreglas una cosa 2 más se rompen. El estrés puede venir de cualquier lado y casi siempre es inesperado. No se puede vivir una vida sin estrés, por lo tanto tendrás momentos en este nivel pero evítalos lo más posible. No deberías pasar más del 10% de tu tiempo a este nivel. Aprende a manejar tu estrés aquí.

Nivel 4 – El nivel del Agotamiento

Todos necesitamos tiempo de relajación. Llegas a casa y prendes la tele, abres una bolsa de papas o pasas el tiempo pegado a la pantalla de tu teléfono. Si bien esto puede ser relajante por un corto período de tiempo, si caes en estos hábitos con demasiada frecuencia, comenzarás a perder la motivación y, en última instancia, llegarás a sentirte vacío. Tómate estos descansos cuando sea absolutamente necesario, pero de ninguna manera deberías usar más del 5% de tu tiempo en este nivel.

3- Usa un MAPA

El mapa, como detallado aquí, puede ser usado para tu trabajo pero también para tu vida. Muchas veces, comienzas a crear listas de tareas y hacer planes antes de evaluar exhaustivamente la tarea en cuestión. Antes de decidir qué debes hacer, primero debes hacerte la pregunta, “¿Qué quiero?” Ese es el razonamiento detrás del mapa.

El mapa te pide que definas qué es lo que quieres, que identifiques por qué lo quieres y luego enumeres los pasos necesarios para lograr el objetivo. El mapa te permite maximizar tu sentido de satisfacción junto con ayudarte a lograr los resultados que realmente deseas.

Cuando determinas lo que quieres y tienes un propósito claro en mente, es hora de dibujar tu mapa con objetivos o métricas específicas sobre cómo vas a medir tus resultados. Por ejemplo, no hagas de “Quiero ser [email protected]” tu objetivo. ¿Qué significa eso? ¿Qué significa famoso? ¿Qué métricas puedes usar para decidir cuándo lo has logrado? En su lugar, crea parámetros específicos que te impulsarán a lograr tu objetivo. Por ejemplo: “Quiero ser la bailarina estrella de la próxima producción de Disney on Ice para fines de 2020 en México”, es un objetivo mucho más específico y motivador. Sabrás cuando has alcanzado este objetivo y podrás seguir su progreso en el camino.

4- No más tiempo “perdido”

¿Cuantas veces te has dicho que no pudiste hacer tal tarea de tu día por qué ocurrió algo? Por ejemplo “Había tráfico y el camión no avanzaba, entonces llegue tarde y no he podido terminar.” Esas son excusas. Caes en una trampa en la cuál te haces víctima de las circunstancias en lugar de tomar control.

Lo que alimenta tu mente cada día determina la forma en que experimentas la vida. Sin embargo, demasiadas personas creen que “no tienen tiempo” para darles a sus mentes el tipo de información que les puede ayudar a crear resultados reales y concretos y lograr sus sueños.

Aprende a identificar cómo gastas tu tiempo en el día. Por ejemplo:

  • Cuales viajes en transportes públicos haces regularmente, cuanto tiempo duran
  • Cuantas veces a la semana vas a hacer compras, cuanto tiempo te quedas
  • Cuantas veces vas al gym, y cuanto tiempo te quedas
  • Cuantas veces cocinas al día, cuanto tiempo te toma
  • Cuanto tiempo esperas en promedio esperando por tu uber
  • Cuanto tiempo pasas en pantallas (TV, celular, computadora, tablet…)

Todo el mundo tiene tareas que toman mucho tiempo físicamente pero no mentalmente. Por ejemplo cuando vivía en la ciudad de México, en lugar de manejar horas en el tráfico y estar sin producir nada durante todo ese tiempo, empecé a moverme nada más en uber. Así alguien me estaba llevando de un punto A hasta el punto B y por mientras usando mi celular como modem para internet en mi computadora, podría estar trabajando y ser productivo para mis negocios. O cuando estoy esperando un avión de noche, en lugar de estar viendo videos, escucho Podcasts o leo artículos que me permiten mejorar mis habilidades para mi trabajo. La idea es que siempre puedes ser productivo, ya sea para ti o tu trabajo.

Utiliza los minutos desperdiciados que dedicas a actividades sin sentido todos los días para transformar significativamente la calidad de tu vida. Alimenta tu mente con consejos de alta calidad y de gran valor para el manejo del tiempo o de tu negocio en tu coche, en tu iPod, en tu computadora o sistema de audio, en cualquier lugar y en todas partes. Cuando lo hagas, descubrirás que lo que solía ser “tiempo perdido” se convertirá en los momentos más importantes, rentables y enriquecedores de tu día.

5- Consigue un coach

¿Sientes que necesitas ayuda adicional para dominar los consejos de gestión del tiempo? Incluso las personas más exitosas buscan ayuda con otros para recibir apoyo. Trabajar con un Coach de Damien Soitout es la forma más efectiva de perfeccionar lo que realmente deseas, diseña un plan para lograr tu objetivo y seguir una línea de tiempo. Un coach profesional te responsabilizará para alcanzar tu objetivo final y te ayudará a dominar estos poderosos consejos para la gestión del tiempo en el camino.

preguntas para lanzar negocio

Las 5 preguntas a hacerse antes de lanzar un negocio

Un cliente me presentó su hijo hace dos meses. Me dijo “Quiere tener un negocio, ¿me ayudas a buscar algo que pueda hacer?”. Me sorprendió escuchar eso de la boca de un hombre de negocios tan exitoso. Entonces nos sentamos y pregunte a su hijo que me conte un poco sobre él, su proyecto, las razones por las cuales quería abrir un negocio.

No supo contestar ninguna de las preguntas que le hice. Su padre sonrió, y le dijo a su hijo “Ya vez, no te estoy inventando las cosas, Damien te acaba de hacer las mismas preguntas que te hice este fin de semana.” De ahí, entendí el motivo de la reunión, y entonces ajuste mi estrategia. Escribí 5 preguntas en una hoja para explicarle como la gente lanza negocios exitosos:

Sponsored*

1- ¿Cual es tu PORQUE?

Es la pregunta básica para cualquier emprendedor. Haz una lista de todas las razones que te motivan a crear ese proyecto. Que es lo que te anima y te motiva. Cuales razones son las que todavía te motivarán cuando haz perdido mucho dinero, que te dejó tu novia, que haz tenido que mudar a un departamento más barato y que perdiste de vista tu vida social.

Tu PORQUE es lo por lo cual peleas.Tu causa. Tu visión. Tu aportación al mundo. Es lo que hace que no puedes trabajar para otra persona y que DEBAS ABSOLUTAMENTE hacer que tu visión suceda.

Por lo tanto tu “motivación” no puede ser:

Se honesto contigo mismo, si no estás corriendo hacía un muro. Importante también: no sigas una pasión sin tener el talento.

2- ¿Cómo te va a impactar?

Lanzar un proyecto no es sin riesgos, y no es sin cambios en tu vida. Todos estos cambios y riesgos valen la pena?

Tu salud: el estrés va a cambiar muchas cosas, no vas a dormir igual, tu ritmo de comida va a cambiar, posiblemente te vas a enfermar más facilmente. Tendrás que tomar precauciones para evitar que suceda esto. ¿Estás dispuesto a cambiar de dieta? ¿Hacer ejercicio? ¿Hacer yoga y/o meditar?

Tus relaciones: Ya no tendrás tanto tiempo como antes para tu novia o tu esposa. ¿Tu relación puede sobrevivir un cambio radical de este tipo? Si eres como la mayoría de los mexicanos, tal vez necesitas pasar tiempo en familia todos los días, en este caso, ¿estás dispuesto a alejarte un poco para dedicarle más tiempo a tu proyecto? igual con tus amigos.

Tu estilo cambia radicalmente cuando lanzas un proyecto. Es tu responsabilidad asumir los riesgos y consecuencias. Tu vida social va a tener que cambiar, tus amigos te van a ver menos, tu familia también, tienes que estar [email protected] para vivir un shock. Se llama salir de tu zona de confort. Y si puedes manejarlo, nada te puede detener.

3- ¿Cómo vas a medir tu éxito?

Todos trabajamos hacía un resultado. ¿Cuál será el tuyo? Cuando estás viejito, que estás a punto de irte del otro lado, ¿Cuales logros son los que te van a hacer feliz, y cuales son los que vas a olvidar? Es importante saber dónde se encuentran los factores de medida de tu éxito. Puede ser cuantas personas ayudaste, cuantos problemas resolviste, que tanto ayudaste al medio ambiente… El cielo es el limite en los posibilidades de respuestas. Pero tienes que saber cual es la tuya.

4- ¿Necesitas un socio?

Existen varios tipos de socios:

  • Socio fundador: que te ayuda a lanzar la empresa, toma participación en las actividades de desarrollo del proyecto.
  • Socio inversionista: aporta el dinero requerido para lanzar el proyecto, no siempre participa en las actividades del negocio, solamente revisa que su dinero trabaje correctamente.
  • Socio coach: Una persona que te va a ayudar a hacer crecer tu negocio invirtiendo de su tiempo no para el día a día si no para aconsejarte y guiarte con tu toma de decisiones.

Existen más tipos pero son los más comunes. Ahora la pregunta es: ¿Realmente necesitas un socio para ayudarte con el día a día? O puedes contratar un empleado y pagarle un sueldo sin tener que dividir las ganancias de la empresa. ¿Realmente necesitas financiamiento externo? Si realmente crees en tu idea y tienes los fondos para invertir en ella, ¿Por qué no guardar el 100% de las acciones para ti?

Un socio debe compartir tus valores, tu visión, tu estado de mente, tus objetivos y tu manera de trabajar para que la relación no se complique una vez que la empresa esté creada. No siempre necesitas un socio, eres tú que sabe si realmente lo requieres o no.

5- ¿En cuál estado de mente estás, y como hacerlo evolucionar en la dirección correcta?

Si nunca has trabajado, tal vez no tienes aún los hábitos y la manera de pensar correcta para ser dueño de empresa por que aun no tienes experiencia ni una ética de trabajo desarrollada.
Igual: si siempre trabajaste para alguien, tu nivel de creatividad, pensamiento critico, habilidades de ejecución siempre han sido limitados por un jefe y una política de empresa con la cual has tenido que respetar.

Además todos los factores personales con tus creencias limitantes, tus experiencias negativas, tu falta de experiencia y conocimientos puede que te de miedo empezar un proyecto nuevo y propio.

Aquí la idea es que tendrás que hacer una lista de todas tus fuerzas y debilidades, y enfocar en dónde tienes carencias para buscar soluciones. Por ejemplo si eres [email protected], deberías tomar clase de teatro y/o improvisación para mejorar tu auto-confianza y autoestima para poder ser un mejor vendedor y líder. O si te estresas muy fácilmente, deberías aprender a meditar para canalizar este estrés y convertirlo en combustible para motivarte cada día.

 

En fin, abrir un negocio va a cambiar tu vida. Te va a forzar a salir de tu zona de confort, ajustar tus necesidades físicas y psicológicas, y tienes que entender que es diferente tener un negocio que ser emprendedor.

despide rápidamente

Contrata lentamente, despide rápidamente

“Contrata lentamente, despide rápidamente” todos los emprendedores escucharon esta frase un día u otro. Muchos probablemente la siguen ciegamente, otros están de acuerdo con Liz Ryan y su articulo en Forbes que dice básicamente que es el peor consejo.

Entonces porque escribir un artículo acerca del proceso de reclutamiento, y específicamente: ¿Porque darle ese título?. Es por qué como siempre mi análisis va más allá del título, y los que leen mi blog regularmente entienden esto. Es cuestión de analizar más que las palabras, y realmente ver el proceso del lado del reclutador, y del candidato.

Sponsored*

1- Contrata lentamente

Si para ti significa que tienes que tomar tu tiempo para decidir entre candidatos, te equivocas. Candidatos están en el mercado de empleos por qué buscan trabajar ya. Tienen vidas, gastos, necesidades. No podemos hacerles esperar para siempre o se van a ir con la competencia.

Les voy a comentar un poco como contrato mis empleados. Tomo tiempo, dinero, pero nadie más que yo está esperando.

Contrata lentamente significa 3 cosas:

  1. Contrata calidad
  2. Asegúrate de que tu elección es la correcta
  3. Toma tu tiempo para no arrepentirte de no haber explorado todas las opciones

En mi caso, dependiendo de la importancia del puesto, vamos a buscar en diferentes lugares. Los puestos más básicos con menos responsabilidades los buscamos en Job Boards (páginas de publicación de ofertas de empleo). Para los más importantes, tenemos 3 opciones:

  1. Buscadores de cabezas: Son agencias que targetean perfiles específicos de acuerdo a los requisitos que les damos, los buscan como quieran, usualmente dentro de empresas de la competencia, los hacen pasar exámenes psicológicos y si creen que cumplen con el perfil, nos los mandan para una primera entrevista de introducción.
    El proceso es relativamente rápido ya que la mayor parte del trabajo está hecho por la agencia que contratamos.
  2. Referentes: A veces vale la pena usar tu presencia en línea (Facebook, Twitter, Instagram etc…) para promover una oferta de manera referencial. Significa que ofreces dinero para la persona que te llevará un candidato con el perfil correspondiente a los requisitos. Si contratas dicha persona, pagas a quien te dio su contacto. Aquí dependiendo de tu empresa, presupuesto y la importancia del puesto, puedes ofrecer desde 1000USD hasta 20+ mil.
    Sale mucho más barato que usar la opción 1.
  3. Contratar empleados de la competencia: Me convertí en un experto con los años en identificar los “big players” (peces gordos) en las industrias en las cuales tengo negocios. No hablo de los dueños de la competencia, hablo de sus directores ejecutivos, sus top vendedores, genios de marketing y más. Si vas a tomar ese camino, vas a tomar tiempo por dos razones: 1) tienes que buscar una manera de convencer la persona de irse de su trabajo para trabajar contigo, 2) debes hacerlo de tal manera que no empieces un conflicto con la empresa de la cual lo estás sacando.

El proceso de contratar lentamente en mi filosofía de negocios significa que no voy a apurarme en buscar dentro de una lista de 500 candidatos, hacerles pasar todas las pruebas imaginables, referencias, background check etc… y hacer esperar esas 500 personas por una respuesta durante X semanas o meses. Significa que voy a tomar personalmente esos X meses para buscar una o dos opciones serias y con las cuales voy a saber extremadamente rápido si hacemos click o no.

2- Despide rápidamente

Despedir rápidamente tiene su zona gris también. Cuando contratas a alguien, no te van a rendir unos resultados mágicamente por qué ya están aquí contigo. Se requiere un cierto tiempo para poder adaptarse a tu sistema, tu manera de hacer las cosas etc… Aquí la pregunta correcta sería “¿Cuánto tiempo debería darle a mi nuevo empleado?”.

La respuesta no es fácil; depende de varios factores:

  • ¿Cuál es el puesto?
  • ¿Cuales son las expectativas del puesto?
  • ¿Cuánto tiempo puede costear la empresa esperar a que el nuevo empleado empiece a rendir resultados sin perjudicar la empresa?

Aquí lo básico que las empresas usualmente te dan es un periodo de prueba de 3 meses. Pero en ciertos casos puede ser muy corto, en otros casos puede ser mucho. Es tu trabajo como jefe saber cuantificar el tiempo que estás dispuesto a dar a un empleado nuevo.

Ahora, la idea del dicho “Despide rápidamente” (en mi opinión) involucra más que los resultados de la persona. Para mi involucra:

  • Resultados
  • Personalidad
  • Profesionalismo
  • Puntualidad
  • Compromiso
  • Una mentalidad de unidad o divisiva

Si empiezo a ver Red Flags (bandejas rojas) periodo de prueba o no, prefiero no perder tiempo y despedir de una vez.

Recuerda que una de las inversiones más grandes de cualquier negocio está en los Recursos Humanos; en el staff, los empleados.
Y de todos ellos, lo que te cuesta más no son los empleados que contratas, son los que no despides.

El proceso de reclutamiento permite evitar tener que alcanzar el punto 2, pero cuando es necesario, tienes que hacerlo lo más pronto posible y regresar al punto 1. Si no estás [email protected] de cuándo despedir alguien, lee este articulo y siempre recuerda: lo más feliz se siente un empleado, lo más tiempo se quedará contigo.

 

gastar o ahorrar

¿Cuándo puedo empezar a gastar mi dinero?

Existen dos problemas cuando uno empieza a ganar dinero. De acuerdo a tu entorno, tu familia, tus valores, educación, y muchos factores de la vida fuera de tu control, puedes 1) tener miedo de gastar o 2) gastar sin pensar.

No se aplica a todos, muchas personas tuvieron la suerte de crecer en una familia donde se enseñaron valores de gestión del dinero desde niño. Esta publicación se dirige a dos tipos de extremos que tienen poco en común a primera vista, pero que en fin, se parecen muchos en sus excesos. Entonces la pregunta correcta es:

¿Cuándo sé que ya puedo empezar a gastar mi dinero?

Claro, es bueno escatimar y ahorrar y sacrificarte para el futuro, pero es tu dinero, y no debes sentirte mal por disfrutarlo mientras puedas. Vive dentro de tus posibilidades, claro; ahorra para el futuro, claro, pero nunca olvides cómo disfrutar gastando parte de tu dinero en las cosas que amas.

Un cliente me dijo una vez que no quería salir, gastar, viajar etc… por qué quería tener ahorros para dar a toda su familia en su testamento. Le dije: “Está muy bien que quieras dejar algo a tus hijos y nietos, pero el día que lean tu testamento estarás 6 pies bajo de la tierra y ni podrás verlos disfrutar de este dinero.”
Su reacción fue muy rápida, se levantó, empezó a caminar alrededor de su oficina, y me dijo: “Voy a invitar a toda mi familia a un viaje en Europa con todos los gastos pagados.”

En ese momento se había dado cuenta de que podía gastar su dinero para hacer su familia feliz, y compartir el momento con ellos. No se trata de dejarles algo para más tarde. No existe ningún mejor regalo que los recuerdos de unos momentos bonitos.

Sabes que puedes empezar a gastar tu dinero cuando puedes ahorrar lo suficiente para estar bien en caso de emergencia y para invertir. El resto es dinero estancado que no te sirve: Gástalo.

Dependiendo de tu edad es importante considerar unos puntos:

  1. Ahorra, pero solo un porcentaje de lo que ganas
    Ahorrar es importante para los “rainy days”, emergencias. Ahorra un porcentaje con lo cual te sientes [email protected] que te ayudará para cualquier problema: si tu coche necesita reparaciones, te enfermas, tu hijo se rompe una pierna en la escuela…
  2. Gasta más
    Exactamente: gasta más. Deja de intentar guardar cada centavo bajo de tu colchón, te hace más daño que bien. Tener este mindset hace que te estreses cada vez que gastas dinero, te estresas cada vez que algo inesperado ocurre y te cuesta dinero, te estresas por buscar maneras de gastar menos en cosas que necesitas (agua, gas, electricidad, ropa, hasta comida en ciertos casos). Si tienes un plan financiero para tu casa, asegúrate tener un equilibrio entre lo que ahorras, lo que gastas en gastos fijos, y lo que gastas en entretenimiento.
  3. Aprende a ahorrar
    Ahorrar por ahorrar no te ayuda a crecer financieramente. El día que una emergencia surge, te quedas sin nada. Ahorra para invertir. Ya sea en una cuenta de inversión de tu banco o en proyectos, negocios, acciones, fondos de inversión o cosas más grandes, haz que tu dinero trabaje para ti, en lugar de que trabajes para él. Te darás cuenta que estás ganando dinero adicional para gastarlo en cosas que no querías pagar antes.
  4. Gasta en experiencias
    Gastar en experiencias te permite sentirte más feliz, no arrepentirte de haber gastado dinero, y te ayuda a crecer.
  5. Deja de comprar para impresionar
    Muchas personas compran para impresionar sus amigos, familia, y todos los desconocidos que cruzan en la calle. Sé un gastador inteligente, y te darás cuenta que no tienes que temer gastar si únicamente gastas en cosas que necesitas, y unas pocas que realmente quieres (¡Tu dulce pecado! Todos tenemos unos).

 

No temas al dinero, pero tampoco descuídalo. No todo el mundo tiene la fortuna de tener suficiente dinero para pensar en ese tipo de asuntos, pero tampoco es un recurso imposible a juntar. He tenido dinero, lo he perdido todo, dos veces. Cada vez encontré una manera de ganar aún más que lo que tenía antes. Por qué si lo hiciste una vez, podrás hacerlo de nuevo. Entonces no mueras con más ahorros que puedes gastar en una vida: Úsalo.

 

preguntas para crecer

La importancia de hacer las preguntas correctas

Hoy en día la gente parece estar viviendo en piloto automático. Con la velocidad de la sociedad gracias al internet, la comunicación en vivo con la familia, las marcas que sigues, las modas que cambian en pocos meses, no tenemos mucho tiempo para realmente descansar, abrir los ojos, salir de nuestra burbuja y ponernos a pensar.

Esta semana me hicieron muchas preguntas acerca de herramientas, técnicas y estrategias para poder crecer personalmente y profesionalmente. Es una excelente pregunta ya que muestra un interés en dejar de ser un seguidor y empezar a crear tu propio camino.

Algo que me ayuda mucho a salir del molde y del conformismo para poder crecer es hacerme preguntas difíciles, las que la gente no necesariamente quiere preguntarse.

Sponsored*

1- ¿Y ahora qué?

 Una pregunta importante, especialmente cuando estás siguiendo los hitos de la sociedad: Diplomado, coche, casa, [email protected], hijos… Es ¿Ahora qué? ¿Ahora voy a hacer el mismo trabajo todos los días durante los próximos 40/50años y retirarme y empezar a vivir a los 70?

Tienes que siempre tener un nuevo objetivo si quieres avanzar y crecer. Conformarse a la plantilla de una vida “normal” no necesariamente llevará uno a vivir feliz, por eso es importante siempre explorar nuevas opciones, talentos, pasiones y realmente llenar ese lapso de tiempo durante lo cuál la mayoría de la gente está parada en su crecimiento.

2- ¿Que hubiera podido hacer más/mejor?

Una pregunta que me hago regularmente especialmente después de haber alcanzado un objetivo en el trabajo. Es importante tomar un paso atrás, visualizar todo lo que has hecho, y darte cuenta que a pesar de haber logrado hacer algo, tal vez hay elementos que hubieras podido hacer mejor. A veces hubieras podido hacer aún más y no te sientes [email protected] por haber llegado del punto A al punto B. Intenta aprender a mejorar el camino que te llevó hasta B, para que la próxima vez lo hagas más rápido y de manera aún más eficiente.

3- ¿Qué tan feliz me siento realmente?

Me hago esa pregunta casi diariamente. Siempre analizo mi estado de animo, de felicidad, de que es lo que me hace falta o lo que no necesito en mi vida, y como el agregar/quitar X elemento podría impactar mi vida personal y profesional para mejorarlas. Cada gran líder que he conocido se hace esta pregunta, por qué la gente en el camino hacía el éxito no está motivada por el dinero, está motivada por su crecimiento, sus retos y sus objetivos.

4- ¿Porque no veo cambios en mi vida? o ¿Porque no se mejora mi vida?

Me gusta esta pregunta. Usualmente cuando es la primera vez que te la haces, es por que te estás dando cuenta que empiezas a estar [email protected] con lo que haces/tienes en este momento. Es un paso vital ya que significa que estás [email protected] para un cambio importante en tu vida. La respuesta aquí debería ser una lista de todos tus malos hábitos, errores de gestión de tiempo, dinero, relaciones de novios, amigos, familia, colegas, jefes… Y empezar a diseñar un mapa de lo que quieres, y cómo lograrlo.

5- ¿Dónde estoy y donde quiero estar?

Esta pregunta ayudó a muchas personas a darse cuenta que no eran felices con lo que estaban haciendo, donde vivían, con su trabajo, con ciertas personas etc… Ayuda a diseñar el mapa que te permite tomar los pasos hacía una elevación de tus estándares y de tu calidad de vida, consecuentemente: un incremento en tu nivel de felicidad.

6- ¿Qué es lo más importante ahorita en mi vida para mí?

Mucha gente vive para ayudar a los demás. Lo sé, soy de estas personas. Pero es de suma importancia entender que si quieres ayudar al mundo, debes primero estar bien tu. Mucha gente piensa que es una manera egoísta de pensar, sin darse cuenta que los que más ayudan al mundo lo hacen bien por qué saben ayudarse a ellos mismos primero.

Entonces hazte esta pregunta y empieza a hacer lo que te ayuda a sentirte feliz, estable y [email protected] Cuando alcanzas este nivel de tranquilidad, ayudar a los demás será más fácil y productivo que nunca.

7- ¿Porque pienso así? ¿Tengo razón?

Requiere una persona muy abierta y dedicada a crecer para contestar esta pregunta. En la vida crecemos en varios círculos que nos inculcan una manera de pensar y de ver ciertas situaciones, personas, cosas…etc Por ejemplo:

  • Tus papás desde muy [email protected] te dicen lo que puedes o no puedes hacer en base a sus propias creencias.
  • Tus amigos te dicen lo que puedes vestir, escuchar, decir en público en base a lo que la cultura local dicte.
  • Tu pareja y colegas te pueden influir en tus ideas religiosas, espirituales, políticas en base a sus propias creencias inculcadas por sus papás etc…

Es un circulo vicioso. Existe una minoría de personas que realmente no son influenciadas fácilmente por lo que los demás piensan y dicen. Por eso tienes que saber de donde viene dicha manera de pensar, analizar si es justificado o no, y si REALMENTE CREES NO PODER hacer lo que quieres hacer pero que te da miedo hacerlo. La mayoría del tiempo te darás cuenta que estos bloqueos internos no provienen de tu experiencia o tu decisión, viene de un factor externo y puedes acabar con este limite simplemente tomando el primer paso en hacerlo.

 

Si quieres crecer en tu vida y en este mundo, deberás dejar de ver el mundo, la sociedad, el trabajo, tus relaciones y todo tu entorno a través del cuadrado que pusieron frente a tus ojos. Toma un paso atrás, y mira todo lo que el cuadrado esconde. Un mundo de oportunidades y posibilidades literalmente ilimitadas.

vivir una mejor vida

Eleva tus estándares

¿Cuál es la diferencia entre algo que deberías hacer y algo que debes hacer absolutamente? Cuando hablamos de estándares de vida, muchas personas piensan de manera equivocada que debes empezar a “vestirte para el trabajo que quieres, no para el que tienes” o vivir en una zona más cara con gente de otro nivel socio-económico. No. Hoy vamos a hablar de tus estándares personales, los que tienes dentro de ti.

Te haz dicho a ti [email protected] frases como:

  • “Debería comer mejor” o
  • “Debería empezar a hacer ejercicio” o
  • “Debería empezar a ir a dormir más temprano en las noches en lugar de ver 5 capítulos de Black Mirror en Netflix.”

La gente ha creado un estilo de vida y de pensar, sus estándares de vida, desde muy temprano. Usualmente ha sido influenciado por sus papás, amigos de infancia, maestros… Toma un minuto y piensa en tu manera de pensar acerca de asuntos muy generales como las políticas, la gestión del dinero, la manera de educar tus hijos. Te darás cuenta que tiene muchas similitudes con comportamientos de familiares o amigos cercanos.

Es normal para todos, el problema aquí es que se aplica también a lo que piensas que puedes lograr en tu vida. Muchos amigos con quien he crecido en los años 90′ que eran de familias de clase media o media-baja hoy están bloqueados en este nivel y se sienten infelices. Tenían todos estos sueños y potencial creciendo pero un día decidieron que no iba a ser posible lanzar un negocio propio, o ir a los EEUU para estudiar un MBA a pesar de tener una beca, o de ir a esta competencia de Apps en Paris para presentar su proyecto.

Sponsored*

Estos limites que la gente se pone de manera inconsciente o consciente en sus cabezas aparecieron por qué un día vieron que tal norma es aceptada por la sociedad, su familia, y/o amigos; y ha desarrollado una zona de confort. Algo que pudieron controlar y en lo cual sentirse seguros y donde nunca han tenido una necesidad de hacer que sus sueños se cumplirán.

¿Cómo elevar mis estándares para cambiar mi vida?

Cuando absolutamente debes hacer algo, como si tu vida dependiera de ello, hay un cambio que ocurre en ti. Si comer de manera más saludable significa que vivirías o morirías, lo más probable es que lo hagas. Lo mismo con el ejercicio y tratar a tu pareja con respeto, si tu vida dependiera de ello, harías los cambios necesarios.

Identificar tus estándares actuales

Es importante que determines dónde tienes limites. Si estás trabajando en una oficina con un sueldo correcto pero que siempre quisiste lanzar tu propio negocio, tal vez nunca lo hiciste por qué te sentías demasiado cómodo en tu posición actual. Piensa en la manera que pudieras cambiar esto para lanzar tu negocio.

Identificar cuales son los estándares que quieres alcanzar

Piensa en tus sueños más profundos, tus deseos de niño que todavía te hacen soñar pero que nunca has echo algo para lograrlos. Empieza a pensar como fuera tu vida al alcanzarlos.

Crea un mapa

Diseña tu mapa y hazlo de tal manera que te fuerza a lograrlos sin excusas. Ponte en el estado de mente “Si no lo logro, estoy muerto.” Si conviertes tu sueño en una necesidad de vida o muerte, ya no tendrás opción que lograr cumplirlo.

Autodisciplina

Empezar con tu cambio es un primer paso, pero tener la disciplina para reproducirlo cada día hasta que se convierta en tu rutina es clave.

 

¿Cómo te defines a ti mismo? ¿Y cuándo empezaste a creer eso? ¿Hace cuántos años decidiste lo que podías y no podías hacer en tu vida? ¿No crees que es hora de elevar tus estándares, convertir tus “debería hacerlo” en “debo hacerlo” y darte una nueva identidad?

Leer también: La importancia de hacerse las preguntas correctas

 

no abandones la escuela

No abandones la escuela

Es fácil dejarse seducir por las historias de éxito de todos estos empresarios que abandonaron la universidad para construir un imperio y convertirse en multimillonarios. El problema con estas historias es que dan una imagen falsa sobre 2 aspectos de la vida:

  1. El espíritu empresarial no es algo en lo que puedas entrar fácilmente. Casi ninguno de los dueños de negocios en el mundo entero son verdaderos emprendedores. No te dejes engañar por la idea de que tener un negocio te convierte automáticamente en un emprendedor. Lea esto para entender.
  2. Las personas que abandonan la escuela no abandonan cualquier escuela. Tomemos el ejemplo de Zuckerberg o Bill Gates. Abandonaron Harvard, una de las mejores universidades del mundo, tenían pre-disposiciones mentales. Para entrar en este tipo de escuela debes ser más inteligente que el promedio. Abandonar la escuela no es lo que los hizo exitosos, su inteligencia lo hizo.

Sponsored*

Razones para qué sigas estudiando al menos una carrera

Existen muchas razones por las cuales deberías cumplir con una carrera al menos de licenciatura. Aquí vienen unas dentro de la multitud de razones existentes.

  1. Casi nadie es experto en un campo aún después de haber terminado una carrera. Necesitas este tiempo para familiarizarte con el asunto y descubrir los secretos de este.
  2. Casi nadie es un emprendedor. Ser un emprendedor es un estado de mente, no un estatus profesional. Deja de pensar que al abrir un negocio serás un emprendedor, y menos aún: un emprendedor exitoso.
  3. Necesitas un plan B. Si como yo cuando era adolescente eres bueno en los deportes, o como mi hermana te sientes muy có[email protected] en las artes, es importante tener una licenciatura en el caso de que no logres tener una carrera en el campo que estás persiguiendo.
  4. No encontraste tu propósito todavía. Si no tienes bien definido lo que quieres hacer, la vida que quieres, y cuales objetivos tienes, abandonar la escuela es la peor decisión que puedes tomar.
  5. El mundo es un lugar terrible. Una persona sin cualificaciones, sin carrera, sin prospecto en la vida y sin conexiones no llegará a ningún lado, o lo hará con muchísimos retos que sobrepasar. Cuando dicen que en el mundo de las finanzas hay tiburones que se comen los peces más chicos, es así en cualquier otro campo de actividad también.
  6. ¿Con qué dinero vas a vivir? Sin educación nadie te dará una oportunidad en una posición que valga la pena tener con la compensación financiera que quieres tener. En más del 90% de los casos, alguien que abandona la escuela terminará trabajando en McDonald’s u otro tipo de puesto similar. Y si eres de estos que cuentan con papá y mamá para pagar tus gastos, nunca tendrás una vida llena de éxitos.
  7. ¿Quien te va a tener confianza? He tenido empleados de todos tipos: unos terminaron su educación en el high school, otros alcanzaron el PhD. Una persona que pudo terminar una carrera demuestra un nivel de compromiso y de tenacidad importante. Es más fácil tener confianza en alguien que conoce su valor y su lugar para un empleador, que una persona que se rindió antes de haber tenido cualquier reto de la vida a enfrentar.

 

 

Abrir chat