Carrito

gastar o ahorrar

¿Cuándo puedo empezar a gastar mi dinero?

Existen dos problemas cuando uno empieza a ganar dinero. De acuerdo a tu entorno, tu familia, tus valores, educación, y muchos factores de la vida fuera de tu control, puedes 1) tener miedo de gastar o 2) gastar sin pensar.

No se aplica a todos, muchas personas tuvieron la suerte de crecer en una familia donde se enseñaron valores de gestión del dinero desde niño. Esta publicación se dirige a dos tipos de extremos que tienen poco en común a primera vista, pero que en fin, se parecen muchos en sus excesos. Entonces la pregunta correcta es:

¿Cuándo sé que ya puedo empezar a gastar mi dinero?

Claro, es bueno escatimar y ahorrar y sacrificarte para el futuro, pero es tu dinero, y no debes sentirte mal por disfrutarlo mientras puedas. Vive dentro de tus posibilidades, claro; ahorra para el futuro, claro, pero nunca olvides cómo disfrutar gastando parte de tu dinero en las cosas que amas.

Un cliente me dijo una vez que no quería salir, gastar, viajar etc… por qué quería tener ahorros para dar a toda su familia en su testamento. Le dije: “Está muy bien que quieras dejar algo a tus hijos y nietos, pero el día que lean tu testamento estarás 6 pies bajo de la tierra y ni podrás verlos disfrutar de este dinero.”
Su reacción fue muy rápida, se levantó, empezó a caminar alrededor de su oficina, y me dijo: “Voy a invitar a toda mi familia a un viaje en Europa con todos los gastos pagados.”

En ese momento se había dado cuenta de que podía gastar su dinero para hacer su familia feliz, y compartir el momento con ellos. No se trata de dejarles algo para más tarde. No existe ningún mejor regalo que los recuerdos de unos momentos bonitos.

Sabes que puedes empezar a gastar tu dinero cuando puedes ahorrar lo suficiente para estar bien en caso de emergencia y para invertir. El resto es dinero estancado que no te sirve: Gástalo.

Dependiendo de tu edad es importante considerar unos puntos:

  1. Ahorra, pero solo un porcentaje de lo que ganas
    Ahorrar es importante para los “rainy days”, emergencias. Ahorra un porcentaje con lo cual te sientes [email protected] que te ayudará para cualquier problema: si tu coche necesita reparaciones, te enfermas, tu hijo se rompe una pierna en la escuela…
  2. Gasta más
    Exactamente: gasta más. Deja de intentar guardar cada centavo bajo de tu colchón, te hace más daño que bien. Tener este mindset hace que te estreses cada vez que gastas dinero, te estresas cada vez que algo inesperado ocurre y te cuesta dinero, te estresas por buscar maneras de gastar menos en cosas que necesitas (agua, gas, electricidad, ropa, hasta comida en ciertos casos). Si tienes un plan financiero para tu casa, asegúrate tener un equilibrio entre lo que ahorras, lo que gastas en gastos fijos, y lo que gastas en entretenimiento.
  3. Aprende a ahorrar
    Ahorrar por ahorrar no te ayuda a crecer financieramente. El día que una emergencia surge, te quedas sin nada. Ahorra para invertir. Ya sea en una cuenta de inversión de tu banco o en proyectos, negocios, acciones, fondos de inversión o cosas más grandes, haz que tu dinero trabaje para ti, en lugar de que trabajes para él. Te darás cuenta que estás ganando dinero adicional para gastarlo en cosas que no querías pagar antes.
  4. Gasta en experiencias
    Gastar en experiencias te permite sentirte más feliz, no arrepentirte de haber gastado dinero, y te ayuda a crecer.
  5. Deja de comprar para impresionar
    Muchas personas compran para impresionar sus amigos, familia, y todos los desconocidos que cruzan en la calle. Sé un gastador inteligente, y te darás cuenta que no tienes que temer gastar si únicamente gastas en cosas que necesitas, y unas pocas que realmente quieres (¡Tu dulce pecado! Todos tenemos unos).

 

No temas al dinero, pero tampoco descuídalo. No todo el mundo tiene la fortuna de tener suficiente dinero para pensar en ese tipo de asuntos, pero tampoco es un recurso imposible a juntar. He tenido dinero, lo he perdido todo, dos veces. Cada vez encontré una manera de ganar aún más que lo que tenía antes. Por qué si lo hiciste una vez, podrás hacerlo de nuevo. Entonces no mueras con más ahorros que puedes gastar en una vida: Úsalo.

 

preguntas para crecer

La importancia de hacer las preguntas correctas

Hoy en día la gente parece estar viviendo en piloto automático. Con la velocidad de la sociedad gracias al internet, la comunicación en vivo con la familia, las marcas que sigues, las modas que cambian en pocos meses, no tenemos mucho tiempo para realmente descansar, abrir los ojos, salir de nuestra burbuja y ponernos a pensar.

Esta semana me hicieron muchas preguntas acerca de herramientas, técnicas y estrategias para poder crecer personalmente y profesionalmente. Es una excelente pregunta ya que muestra un interés en dejar de ser un seguidor y empezar a crear tu propio camino.

Algo que me ayuda mucho a salir del molde y del conformismo para poder crecer es hacerme preguntas difíciles, las que la gente no necesariamente quiere preguntarse.

Sponsored*

1- ¿Y ahora qué?

 Una pregunta importante, especialmente cuando estás siguiendo los hitos de la sociedad: Diplomado, coche, casa, [email protected], hijos… Es ¿Ahora qué? ¿Ahora voy a hacer el mismo trabajo todos los días durante los próximos 40/50años y retirarme y empezar a vivir a los 70?

Tienes que siempre tener un nuevo objetivo si quieres avanzar y crecer. Conformarse a la plantilla de una vida “normal” no necesariamente llevará uno a vivir feliz, por eso es importante siempre explorar nuevas opciones, talentos, pasiones y realmente llenar ese lapso de tiempo durante lo cuál la mayoría de la gente está parada en su crecimiento.

2- ¿Que hubiera podido hacer más/mejor?

Una pregunta que me hago regularmente especialmente después de haber alcanzado un objetivo en el trabajo. Es importante tomar un paso atrás, visualizar todo lo que has hecho, y darte cuenta que a pesar de haber logrado hacer algo, tal vez hay elementos que hubieras podido hacer mejor. A veces hubieras podido hacer aún más y no te sientes [email protected] por haber llegado del punto A al punto B. Intenta aprender a mejorar el camino que te llevó hasta B, para que la próxima vez lo hagas más rápido y de manera aún más eficiente.

3- ¿Qué tan feliz me siento realmente?

Me hago esa pregunta casi diariamente. Siempre analizo mi estado de animo, de felicidad, de que es lo que me hace falta o lo que no necesito en mi vida, y como el agregar/quitar X elemento podría impactar mi vida personal y profesional para mejorarlas. Cada gran líder que he conocido se hace esta pregunta, por qué la gente en el camino hacía el éxito no está motivada por el dinero, está motivada por su crecimiento, sus retos y sus objetivos.

4- ¿Porque no veo cambios en mi vida? o ¿Porque no se mejora mi vida?

Me gusta esta pregunta. Usualmente cuando es la primera vez que te la haces, es por que te estás dando cuenta que empiezas a estar [email protected] con lo que haces/tienes en este momento. Es un paso vital ya que significa que estás [email protected] para un cambio importante en tu vida. La respuesta aquí debería ser una lista de todos tus malos hábitos, errores de gestión de tiempo, dinero, relaciones de novios, amigos, familia, colegas, jefes… Y empezar a diseñar un mapa de lo que quieres, y cómo lograrlo.

5- ¿Dónde estoy y donde quiero estar?

Esta pregunta ayudó a muchas personas a darse cuenta que no eran felices con lo que estaban haciendo, donde vivían, con su trabajo, con ciertas personas etc… Ayuda a diseñar el mapa que te permite tomar los pasos hacía una elevación de tus estándares y de tu calidad de vida, consecuentemente: un incremento en tu nivel de felicidad.

6- ¿Qué es lo más importante ahorita en mi vida para mí?

Mucha gente vive para ayudar a los demás. Lo sé, soy de estas personas. Pero es de suma importancia entender que si quieres ayudar al mundo, debes primero estar bien tu. Mucha gente piensa que es una manera egoísta de pensar, sin darse cuenta que los que más ayudan al mundo lo hacen bien por qué saben ayudarse a ellos mismos primero.

Entonces hazte esta pregunta y empieza a hacer lo que te ayuda a sentirte feliz, estable y [email protected] Cuando alcanzas este nivel de tranquilidad, ayudar a los demás será más fácil y productivo que nunca.

7- ¿Porque pienso así? ¿Tengo razón?

Requiere una persona muy abierta y dedicada a crecer para contestar esta pregunta. En la vida crecemos en varios círculos que nos inculcan una manera de pensar y de ver ciertas situaciones, personas, cosas…etc Por ejemplo:

  • Tus papás desde muy [email protected] te dicen lo que puedes o no puedes hacer en base a sus propias creencias.
  • Tus amigos te dicen lo que puedes vestir, escuchar, decir en público en base a lo que la cultura local dicte.
  • Tu pareja y colegas te pueden influir en tus ideas religiosas, espirituales, políticas en base a sus propias creencias inculcadas por sus papás etc…

Es un circulo vicioso. Existe una minoría de personas que realmente no son influenciadas fácilmente por lo que los demás piensan y dicen. Por eso tienes que saber de donde viene dicha manera de pensar, analizar si es justificado o no, y si REALMENTE CREES NO PODER hacer lo que quieres hacer pero que te da miedo hacerlo. La mayoría del tiempo te darás cuenta que estos bloqueos internos no provienen de tu experiencia o tu decisión, viene de un factor externo y puedes acabar con este limite simplemente tomando el primer paso en hacerlo.

 

Si quieres crecer en tu vida y en este mundo, deberás dejar de ver el mundo, la sociedad, el trabajo, tus relaciones y todo tu entorno a través del cuadrado que pusieron frente a tus ojos. Toma un paso atrás, y mira todo lo que el cuadrado esconde. Un mundo de oportunidades y posibilidades literalmente ilimitadas.

vida de propósito

Cómo encontrar tu propósito en la vida

Me ha costado más de 20 años encontrar mi propósito de vida. He diversificado mis intentos, errores, subidas y caídas en todos los aspectos de mi vida buscando lo que realmente iba a complementarme, y hacerme feliz. Buscar tu propósito es un viaje sin mapa. Es muy difícil lograrlo y la razón por la cual la mayoría de la gente se siente “bloqueada” es por no encontrar lo que les corresponde, o no se hicieron las preguntas correctas todavía.

Pasión + Acción diaria = Vida con Propósito
— D. Soitout

Cómo encontrar mi propósito

Para encontrarlo, tendrás que tomar varias medidas. La primera de las cuales es cambiar tu estado de mente al buscar en un solo lugar, y sin perseverar. Una persona viviendo una vida con propósito no se rinde. Nunca.

1- Hazte una serie de preguntas

  1. ¿Cuándo me he sentido lo más feliz en mi vida hasta la fecha?
  2. ¿Cuales son los momentos en los cuales me he sentido más [email protected] de mi [email protected]?
  3. ¿Cuales cualidades admiro más en la gente?
  4. ¿Qué es lo que me hace sentir [email protected] de energía y motivación?
  5. ¿Cómo me siento diariamente en mi vida actual?
  6. ¿Cuál sería el cambio #1 que podría hacer hoy para sentirme más feliz?
  7. ¿Cuales “debería” están tomando el espacio de mis “debo de”? Leer este artículo
  8. ¿Si pudieras cambiar una cosa en el mundo, qué sería?
  9. ¿Si tuvieras nada más una semana más en esta tierra, cómo te gustaría vivirla?

2- Escribe una lista de tus intereses y pasiones

Escribe las cosas que te gusta pasar el tiempo haciendo. Estos pueden estar relacionados con tu trabajo, tu vida personal o la vida de tu hogar. Deben ser cosas que te hacen feliz, que realmente disfrutas haciendo. Estas son cosas que disfrutas haciendo sin que te paguen por hacerlas, y es probable que te hagan perder la noción del tiempo al hacerlas.

3- Lee

Empieza a leer acerca de personalidades que admiras, negocios o historias que te interesan. Te ayuda a despertar un sentimiento de “quiero hacerlo también” y cuándo tocas el asunto correcto, empezará a definir cada decisión que tomas en tu vida. El problema de buscar un propósito es que muchas personas se pierden en el romanticismo de la idea del asunto sin tener ningún conocimiento real de lo que se trata. Al informarte acerca de lo que requiere vivir una vida en esta dirección te ayudará a hacer los ajustes necesarios para poder perseguirlo.

4- Escucha lo que otras personas aprecian de ti

Si eres real contigo [email protected], lo serás con los demás; y al ser una persona genuina, real, sincera, te darás cuenta que el propósito que te estás descubriendo se encontrará en lo que los demás aprecian de ti. Entonces es importante escuchar el feedback de tus amigos, familiares y colegas. Te ayudará a darte cuenta si estás en el camino correcto.

5- No escuches las “normas” de la sociedad

Si detesto una cosa en la vida, es que la gente ponga un techo arriba del potencial de una persona. Las normas no están aquí para ayudar a la gente, entonces es imperativo que no hagas caso a las criticas. Si hubiera tomado en cuenta las criticas de mi familia cuando tome la decisión de irme a viajar y vivir en otros países sin tener dinero, nunca hubiera tenido el camino que he tenido, y nunca hubiera tenido el éxito que hoy en día tengo. Si quieres vivir una vida de propósito debes apagar el ruido.

6- Alinea tus metas con tu propósito de vida y pasiones

Tener un propósito es una parte del camino, pero tener metas es otra. Es importante que puedas alinear los dos elementos en tu plan de vida. No vivimos de amor y agua fresca en este mundo. Es importante que puedas encontrar una manera de vivir en el camino que te llama la atención. En mi caso siempre me había llamado la atención trabajar en los deportes, pero no se alineaba con mi necesidad de vivir libre: libertad financiera, libertad de tiempo, libertad de autoridad. Así que decidí seguir buscando otro propósito y poco a poco la vida me llevó hacía el mundo del emprendimiento, y la consultoría de empresa y de vida.

7- Comprométete a tu verdadero propósito de vida

Una vez que haz adquirido más claridad acerca de tu propósito, no necesitas revisar completamente tu vida una sola vez. En su lugar, solo inclínate hacia él, poco a poco.
Empieza a cumplir tu propósito un poco más cada día, y presta atención a los comentarios que recibes de otros y en términos de los resultados que estás produciendo, y también de cómo te sientes.

 

vivir una mejor vida

Eleva tus estándares

¿Cuál es la diferencia entre algo que deberías hacer y algo que debes hacer absolutamente? Cuando hablamos de estándares de vida, muchas personas piensan de manera equivocada que debes empezar a “vestirte para el trabajo que quieres, no para el que tienes” o vivir en una zona más cara con gente de otro nivel socio-económico. No. Hoy vamos a hablar de tus estándares personales, los que tienes dentro de ti.

Te haz dicho a ti [email protected] frases como:

  • “Debería comer mejor” o
  • “Debería empezar a hacer ejercicio” o
  • “Debería empezar a ir a dormir más temprano en las noches en lugar de ver 5 capítulos de Black Mirror en Netflix.”

La gente ha creado un estilo de vida y de pensar, sus estándares de vida, desde muy temprano. Usualmente ha sido influenciado por sus papás, amigos de infancia, maestros… Toma un minuto y piensa en tu manera de pensar acerca de asuntos muy generales como las políticas, la gestión del dinero, la manera de educar tus hijos. Te darás cuenta que tiene muchas similitudes con comportamientos de familiares o amigos cercanos.

Es normal para todos, el problema aquí es que se aplica también a lo que piensas que puedes lograr en tu vida. Muchos amigos con quien he crecido en los años 90′ que eran de familias de clase media o media-baja hoy están bloqueados en este nivel y se sienten infelices. Tenían todos estos sueños y potencial creciendo pero un día decidieron que no iba a ser posible lanzar un negocio propio, o ir a los EEUU para estudiar un MBA a pesar de tener una beca, o de ir a esta competencia de Apps en Paris para presentar su proyecto.

Sponsored*

Estos limites que la gente se pone de manera inconsciente o consciente en sus cabezas aparecieron por qué un día vieron que tal norma es aceptada por la sociedad, su familia, y/o amigos; y ha desarrollado una zona de confort. Algo que pudieron controlar y en lo cual sentirse seguros y donde nunca han tenido una necesidad de hacer que sus sueños se cumplirán.

¿Cómo elevar mis estándares para cambiar mi vida?

Cuando absolutamente debes hacer algo, como si tu vida dependiera de ello, hay un cambio que ocurre en ti. Si comer de manera más saludable significa que vivirías o morirías, lo más probable es que lo hagas. Lo mismo con el ejercicio y tratar a tu pareja con respeto, si tu vida dependiera de ello, harías los cambios necesarios.

Identificar tus estándares actuales

Es importante que determines dónde tienes limites. Si estás trabajando en una oficina con un sueldo correcto pero que siempre quisiste lanzar tu propio negocio, tal vez nunca lo hiciste por qué te sentías demasiado cómodo en tu posición actual. Piensa en la manera que pudieras cambiar esto para lanzar tu negocio.

Identificar cuales son los estándares que quieres alcanzar

Piensa en tus sueños más profundos, tus deseos de niño que todavía te hacen soñar pero que nunca has echo algo para lograrlos. Empieza a pensar como fuera tu vida al alcanzarlos.

Crea un mapa

Diseña tu mapa y hazlo de tal manera que te fuerza a lograrlos sin excusas. Ponte en el estado de mente “Si no lo logro, estoy muerto.” Si conviertes tu sueño en una necesidad de vida o muerte, ya no tendrás opción que lograr cumplirlo.

Autodisciplina

Empezar con tu cambio es un primer paso, pero tener la disciplina para reproducirlo cada día hasta que se convierta en tu rutina es clave.

 

¿Cómo te defines a ti mismo? ¿Y cuándo empezaste a creer eso? ¿Hace cuántos años decidiste lo que podías y no podías hacer en tu vida? ¿No crees que es hora de elevar tus estándares, convertir tus “debería hacerlo” en “debo hacerlo” y darte una nueva identidad?

Leer también: La importancia de hacerse las preguntas correctas

 

Ayudar el mundo

Maneras fáciles de impactar positivamente al mundo

Cuando uno piensa en impactar el mundo, usualmente relaciona esta noción con un aspecto monetario. Es comprensible que asocies “ayudar” con “donar/gastar” pero en realidad hoy en día vivimos en un mundo donde las oportunidades para ayudar a mejorarlo son casi infinitas.

Hace unos días alguien me preguntó cuál legado quería dejar al mundo; cuál era mi misión con todo lo que estoy haciendo. Sin tener que pensarlo, contesté que era muy sencillo: recuperar los valores que se hacen más y más invisibles en nuestra sociedad. Por lo tanto, aquí he listado unas ideas de cómo puedes impactar el mundo de manera positiva sin tener que gastar miles de dólares cada mes.

Sponsored*

1- Ser amable con todos

Es básico y parece ser algo de sentido común, pero cuando tomas un segundo para pensarlo, es un valor que se va perdiendo. ¿Cuántos familiares o amigos tienes que no respetan al señor que recolecta la basura, el mesero, el abuelo que cruza la calle muy lentamente? Deja de enojarte con los demás, y acepta que cada persona es diferente. Si todo el mundo aplicaría esta noción de respeto, muchos problemas podrían desaparecer.

2- Educa a tus hijos

Los niños reproducen lo que ven con sus papás. Antes de hablar o hacer algo que va a dar un ejemplo equivocado a tus hijos, hazte una pregunta sencilla: ¿Qué pensaría yo de mi hijo si hubiera hecho/dicho esto? Deja un legado al mundo a través de hijos responsables, educados con un enfoque en tener empatía y respeto por los demás.

3- Conviértete en un mentor

Ya tengas hijos o no, a veces encuentras personas que necesitan a alguien para enseñarles el camino. Ya sea para una carrera profesional, educación o lanzarse en un arte, si tienes experiencia y un cierto nivel de éxito en tu camino, no dudes en ayudar a alguien con un potencial que puedes apoyar en desempeñar.

4- Recoge basura

No es normal estar en el 2019 y que todavía encontramos basura en las calles. Deja de culpar a tu gobierno local, empresas con fábricas o las otras personas por tener una ciudad sucia. Es la responsabilidad de todos en una comunidad de participar en el bienestar del medio ambiente y la limpieza del lugar. No te cuesta nada no tirar basura en la calle. Guarda tu papelito o tu vaso de plástico  contigo hasta que encuentres un bote de basura donde dejarlo.

5- Involúcrate en tu comunidad

Puede ser a través de asociaciones, gobierno local, grupos de empresas… Existen muchas maneras de involucrarse hoy en día en una causa para ayudar los demás, ayudar la ciudad, ayudar el medio ambiente etc… y no te cuesta nada más que un poco de tiempo cada mes.

6- Haz donaciones

En lugar de esperar por tu venta de garaje del día de la virgen de Guadalupe o cualquier otra fecha en el año, dona esta ropa, el microondas o un juguete a alguien que realmente lo necesita. No solamente vas a ayudar una persona o una familia, te va a ayudar a ti también a crecer personalmente.

Ver: One Tree Planted

7- Comparte comida

Hace una semana estuve en la Ciudad de México en un restaurante en Polanco. El clima estaba rico y decidí comer en la terraza. Empezaron a llegar unas hermanas pidiendo comida o dinero a la gente. Mi postre era muy grande, y tenía más que lo que podía comer. Entonces les invité a sentarse y comerlo mientras pagaba la cuenta.