Carrito

vivir feliz

¿Qué significa dar para recibir?

El mundo está en un estado continuo de circulación y flujo. Ya sea el ciclo del agua, el ciclo de la respiración o el cambio de estaciones, todo está en constante movimiento. Dar y recibir es similar: trabajan juntos. Para poder dar, debe haber un receptor.

El don de dar

Hay tres tipos de personas: el tomador, el equilibrado y el que da:

  • El que da: Dando incondicionalmente – sin ataduras y desde el corazón.
  • El equilibrado: Dar para recibir – dar para recibir algo a cambio.
  • Tomador: Dar para ganar – Dar para ganar algo.

¿Cómo sabes qué estás dando?
Es simple: identifica por qué estás dando!

Sponsored*

Me tomó un tiempo entender realmente los diferentes tipos de dar y por qué estaba dando. Sin embargo, una vez que comencé a reflexionar y entender por qué estaba dando y cómo me sentía cuando di, empecé a ajustar mis pensamientos y comportamientos en consecuencia. También estoy practicando para dar y no contárselo a nadie. Otra cosa que he aprendido es: si sientes que has perdido algo por dar, entonces eso no es realmente dar.

Practicando el dar

La forma más sencilla de practicar el dar es en el momento en que entras en contacto con alguien, dale algo. ¿Cómo? podrías preguntar. Hay muchas maneras de dar y dar no tiene que costar dinero. Algunos ejemplos de dar que no cuestan dinero incluyen dar:

  • un cumplido,
  • una flor,
  • amabilidad,
  • Gracias,
  • un mensaje,
  • una nota, y
  • prestando atención a alguien

¿Entonces qué significa “Dar para Recibir”?

En mi experiencia me di cuenta que lo que siempre me ha funcionado en negocios es cuando agrego mucho más valor a mi cliente (o prospecto) que los demás, y que lo que me había comprometido a dar. Dando 2, 3 hasta 4 veces más resultados o bonos, o servicios preferenciales que lo que el contrato mencionaba, ha permitido cerrar uno de los mejores negocios de mi carrera. Pero no se limita a los negocios.

Hice amistades con personas más que increíbles por qué supe agregar valor a sus vidas sin tener que pensar en negocios, simplemente siendo yo mismo con ellas. Aprendí que lo más doy lo más recibo: no en dinero, o negocios, pero en felicidad, experiencias, aprendizaje con gente que saben más que yo acerca de un tema específico…

Pero la lección importante: es que dar para recibir no significa que das esperando algo de vuelta. Lo haces por que quieres hacerlo. Viene lo que viene, o no viene para nada. Pero la satisfacción de haber ayudado a alguien, o hacerle sonreír, es algo que no tiene precio. Un amigo me dijo una vez: “Tengo amigos que son tan pobres que lo único que tienen es dinero”. Por qué si dentro de ti no puedes entender el valor de ser una persona que sabe dar sin esperar nada, nunca podrás entender lo que realmente es vivir feliz ni lo que se siente impactar el mundo de manera positiva. En lugar de buscar algo para ti siempre, ayuda a mejorar el mundo.

Acerca del Autor: El Equipo Damien Soitout
El equipo de Damien cultiva, cura y comparte las historias y principios básicos de Damien Soitout para ayudar a los demás a lograr una vida extraordinaria.

¡Participa!

¡Únete a la red del éxito!

Haz conexiones de negocios y de amigos, y ábrete a un nuevo mundo de oportunidades.

Comentarios

Sin comentarios aún