Carrito

tardanzas y consecuencias

Tardanza – Causas y consecuencias

Como Europeo, estoy acostumbrado desde una edad muy joven a siempre organizarme de tal manera que llegaré a una cita o cualquier compromiso con 10 o 15 minutos de anticipación. Pero llegando a vivir a México, me di cuenta muy rápidamente que la mayor parte de la gente no sabe llegar a tiempo. Peor aún: no quieren llegar a tiempo.

En el mundo de los negocios, especialmente al buscar ejecutivos para trabajar para mí, ofendí a muchos por no aceptar candidatos que llegaron tarde a la entrevista. Y en la sociedad, me molesté en muchas instancias por la tardanza de los invitados a una fiesta, comida, o cualquier otro evento.

En lugar de juzgar de una vez y culpar a alguien o a una cultura, busqué entender de donde venían esa tendencia que se reproduce constantemente a nivel nacional, así que las consecuencias que pueden tener para las personas.

Sponsored*

Causas Vs Consecuencias

CausaDetalleConsecuencia
No quieres llegar tempranoMuchas personas no quieren llegar temprano y tener que esperar sin hacer nada.Haces esperar alguien que te dio un horario específico por una razón: tal vez tiene otras cosas que hacer después, o tiene ese espacio antes de tener que salir.
Crecieron pensando que “la gente importante llega tarde”Es un problema de autoestima, se puede arreglar fácilmente, pero usualmente es algo heredado de los papás y muchas personas piensan que es normal.La necesidad de sentirse importante y respetado es contra-producente con el hábito de llegar tarde. En realidad la mayoría va a percibirte como alguien sin respeto y con valores equivocados, y no vas a conseguir lo que buscas haciendo esperar los demás.
El miedo a ser torpeMuchas personas no quieren ser los primeros a un evento o una cita por qué no saben qué hacer cuando están solos con la persona que les convocó/invitó. Es otro tipo de falta de auto confianza y señal de una personalidad introvertida.Al llegar tarde cuando todos ya llegaron, la experiencia puede ser aún más difícil para un introvertido ya que todos los ojos se pueden dirigir a esa persona cuando llega e interrumpe  la junta buscando su asiento.
Tiempo = DineroSi el tiempo de la persona que te invitó a un lugar es valioso, también lo es el tuyo. Prefieres llegar tarde en lugar de esperar alguien mientras hubieras podido estar produciendo algo para tu trabajo.Especialmente en caso de negocios, si eres el que ofrece algo, vas a perder al cliente. Si eres el que compra, puedes recibir un tratamiento de menor calidad. La idea es que si alguien te da un horario y que lo aceptas, es por qué no va a ser contra-productivo para tu propio negocio. No temes decir que no y sugerir otro horario/fecha que sea mas conveniente.
Realmente tienen un problema con el tiempoHay gente que realmente tienen esa “discapacidad” con el tiempo. No pueden llegar a tiempo por más que intentan hacerlo. No se buscan excusas y sienten mucho llegar tarde.Aquí la consecuencia es transparente: la gente no puede tener confianza en ti. Un jefe no puede darte tareas o responsabilidades que te pudieran ayudar a crecer profesionalmente, y tus amigos no pueden confiar en ti para organizar cualquiera junta o evento. Te van a dejar al lado y te vas a sentir rechazado.
El sobre-educadoHay personas que piensan únicamente en los demás. Eso puede ser una desventaja para que siempre piensan que están molestando los demás. Van a llegar tarde por qué no quieren llegar antes de que los anfitriones estén  listos.La persona que te invitó/convocó va a pensar que les faltas respeto a pesar de que querías ser educado y darle su espacio. Si alguien te dice que la junta empieza a las 4pm, llega de tal manera que a las 4pm empiece.

Importancia de la puntualidad en los negocios

Hace unos meses estábamos buscando un director ejecutivo para el área comercial. He reservado un día entero en la oficina para recibir candidatos y entrevistarlos personalmente ya que iban a trabajar directamente para mí. Teníamos doce personas agendadas en la Ciudad de México, donde el tráfico es de los más pesados en el país. Tenía 8 entrevistas en la mañana, 4 en la tarde.

Dentro de los 8 planeados, 6 llegaron tarde entre 5 hasta 20 minutos dándome la excusa del tráfico, 1 llegó precisamente a la hora diciéndome que tenía otros compromisos y no sabía si iba a poder alcanzarnos, y uno con 15 minutos de anticipación. Recibí el último, nadie más. El tráfico no es una excusa: nunca llegué tarde a una cita en esa ciudad por el tráfico por qué es algo de todos los días. Se que tengo que planear mis horarios de acuerdo a ese inconveniente.

Luego en la tarde ninguno de los candidatos llegaron a tiempo, uno nunca vino y no mandó ninguna notificación. No recibí ninguno de ellos.

El problema para todos estos candidatos es que en cada industria los CEO platican entre ellos, y se mandan recomendaciones o referencias. Esos nombres se quedaron en un archivo y si otra empresa nos pregunta, lo único que podremos decir es que se trata de alguien irresponsable y poco profesional.

No eres importante por que llegas tarde, no estás a tiempo si llegas a la hora agendada. Estás a tiempo cuando llegas al menos 10 minutos antes. Si aceptas un horario, es por qué sabes que tienes el espacio libre. No por qué esperas tenerlo. — D. Soitout

Acerca del Autor: El Equipo Damien Soitout Diamante
El equipo de Damien cultiva, cura y comparte las historias y principios básicos de Damien Soitout para ayudar a los demás a lograr una vida extraordinaria.

¡Participa!

¡Únete a la red del éxito!
Haz conexiones de negocios y de amigos, y ábrete a un nuevo mundo de oportunidades.

Comentarios

Sin comentarios aún
Abrir chat