Carrito

relación internet

Ser una pareja feliz en un mundo gobernado por internet

Ha sido comprobado que hoy en día, de manera general, las parejas no se quieren casar. Hemos visto en los últimos 20 años un crecimiento en las tasas de divorcios, una baja en la tasa de nuevos matrimonios, y la gente tiene menos hijos. Muchos estudios buscan encontrar razones dentro de los climas políticos, económicos, financieros…

En mi opinión es importante analizar un aspecto que es la raíz de todos estos cambios: Los cambios culturales. Igual que en el mundo de los negocios, la cultura en general en las sociedades del mundo ha cambiado demasiado por varios factores, uno de los mas importante ha sido el Internet; y particularmente las redes sociales.

Cuando empezaron a aparecer redes como youtube, Facebook, Twitter, e Instagram, hemos abierto una nueva puerta en nuestras vidas privadas. Un sentimiento de inadecuación empezó a emerger en los usuarios viendo vidas “perfectas” a través de sus pantallas. La banalización de las parejas, relaciones con la familia, el sexo y todo lo que antes era algo privado, se volvió parte del internet.

Sponsored*

El nivel de felicidad de la gente empezó a depender de los Likes y los ReTweets, y el mismo nivel de integridad (baja) se instigó en la vida “real” (fuera de las pantallas). Lo resultante siendo que poco a poco las parejas (ya sin tanta privacidad como antes) empezaron a compararse con lo que ven en el internet, sin pensar que la mayoría de las publicaciones reflejan únicamente lo positivo, o mienten para conseguir Likes y RTs.

¿Cómo ser una pareja feliz en un mundo gobernado por internet?

Es importante darse cuenta que la vida en línea ya es parte de la vida real. Todo lo que ves puede ser analizado para perfilar cualquier persona. Significa que cualquier tipo de personalidad que tienes en tu vida real, está representada (a pesar de las apariencias) en tu vida en línea. Por eso se forman y hasta se mantienen parejas a través del internet.

1- Deja ser privado lo que tiene que ser privado

Tu pareja no debería darse cuenta un día que publicaste fotos o videos sin su consentimiento en redes sociales. Su derecho de imagen es suyo, no tuyo. Especialmente cuando se trata de fotos o videos privados.

Además, no discutas con él/ella en un forum o por comentarios en facebook o en tweets. Si tienes que platicar o discutir, hazlo en persona, en privado como debe de ser.

2- Deja de comparar tu vida con la de los demás

Hace tiempo me acuerdo que mi esposa me dijo algo como “No puedo creer que mis amigas se la pasan viajando y lo único que hacemos nosotros es estar en casa y salir a comer o al ciné.” No se daba cuenta que estábamos construyendo algo más grande para nosotros. He tenido que explicarle que todo lo que estaban gastando sus amigos, yo lo estaba invirtiendo en proyectos que iban a darnos un millón de veces más que lo que podrán soñar tener durante el resto de sus vidas.

Si te comparas con las apariencias que alguien publica en línea te vas a arrepentir por tu vida mientras pudieras estar haciendo algo con una visión y objetivo.

3- Establezca metas y construye proyectos juntos

En lugar de soñar de lo que los demás están haciendo, apaga instagram y siéntate con tu pareja. Haz una lista de las cosas que quieres para ti, y para tu relación. La comunicación es clave para cualquier relación de pareja. Establecer sueños, proyectos y metas te permite tener un objetivo en común por lo cual trabajar. Si quieres, inspírate de lo que los demás hicieron/publicaron, pero no le hechas la culpa a tu pareja por no haber podido lograrlo aún.

4- Practica la empatía

Si vas a usar redes sociales, varios sentimientos/emociones van a despertar dentro de ti. Envidia, ansiedad, estrés, tristeza. Tienes que cambiar tu manera de analizar lo que los demás están publicando. Debes aprender a sentirte feliz por los demás, pensar que si lo hicieron está muy bien, significa que tú también podrás hacerlo. Empezarás a sentirte mucho más [email protected], y el impacto en tu vida de pareja mejorará considerablemente.

5- Pasa tiempo juntos

Cuando publicas cosas en línea, abres una ventana dentro de tu vida privada. Estás compartiendo momentos con todos tus seguidores o fans. No es lo mismo pasar un tiempo con tu pareja sin celular que hacerlo haciendo un Live o publicando historias a cada rato. Apaga tu celular, disfruta del momento, enfoca tu mirada en él/ella y no en tu pantalla.

6- No intentes cambiar tu pareja

La gente es más y más influenciable. Cuándo vas en las redes sociales a ver parejas de tus [email protected], bloggers, influencers etc… (In)conscientemente te identificas con estas personas y buscas reproducir ese nivel de felicidad representado en las publicaciones. El problema es que tu pareja es una persona única, completa, con sus buenas y sus malas. Buscar cambiarla únicamente la empujará cada vez más lejos de la relación y posiblemente, al implementar esos cambios, dejarás de reconocerla y puede que se acabe la relación.

7- Sé [email protected]

Si una cosa es peor que todo lo que puedes estar viendo en las redes sociales o lo que publicas, es todo lo que no puedes ver que dejas en línea. Una huella digital que rastrea todos tus movimientos, y que sin querer puede mostrar al mundo cualquier comportamiento negativo que puedas tener cuando no estás con tu pareja. Ya no te puedes esconder y actuar de una manera que tu pareja no aprobaría. Entonces si no has podido encontrar en esa persona lo que realmente querías, platica con él/ella, o sal de la relación en lugar de hacer más daño. Todo se sabe en el internet, especialmente cuando sabes dónde buscar. Sé [email protected] o quédate [email protected]

preguntas para crecer

La importancia de hacer las preguntas correctas

Hoy en día la gente parece estar viviendo en piloto automático. Con la velocidad de la sociedad gracias al internet, la comunicación en vivo con la familia, las marcas que sigues, las modas que cambian en pocos meses, no tenemos mucho tiempo para realmente descansar, abrir los ojos, salir de nuestra burbuja y ponernos a pensar.

Esta semana me hicieron muchas preguntas acerca de herramientas, técnicas y estrategias para poder crecer personalmente y profesionalmente. Es una excelente pregunta ya que muestra un interés en dejar de ser un seguidor y empezar a crear tu propio camino.

Algo que me ayuda mucho a salir del molde y del conformismo para poder crecer es hacerme preguntas difíciles, las que la gente no necesariamente quiere preguntarse.

Sponsored*

1- ¿Y ahora qué?

 Una pregunta importante, especialmente cuando estás siguiendo los hitos de la sociedad: Diplomado, coche, casa, [email protected], hijos… Es ¿Ahora qué? ¿Ahora voy a hacer el mismo trabajo todos los días durante los próximos 40/50años y retirarme y empezar a vivir a los 70?

Tienes que siempre tener un nuevo objetivo si quieres avanzar y crecer. Conformarse a la plantilla de una vida “normal” no necesariamente llevará uno a vivir feliz, por eso es importante siempre explorar nuevas opciones, talentos, pasiones y realmente llenar ese lapso de tiempo durante lo cuál la mayoría de la gente está parada en su crecimiento.

2- ¿Que hubiera podido hacer más/mejor?

Una pregunta que me hago regularmente especialmente después de haber alcanzado un objetivo en el trabajo. Es importante tomar un paso atrás, visualizar todo lo que has hecho, y darte cuenta que a pesar de haber logrado hacer algo, tal vez hay elementos que hubieras podido hacer mejor. A veces hubieras podido hacer aún más y no te sientes [email protected] por haber llegado del punto A al punto B. Intenta aprender a mejorar el camino que te llevó hasta B, para que la próxima vez lo hagas más rápido y de manera aún más eficiente.

3- ¿Qué tan feliz me siento realmente?

Me hago esa pregunta casi diariamente. Siempre analizo mi estado de animo, de felicidad, de que es lo que me hace falta o lo que no necesito en mi vida, y como el agregar/quitar X elemento podría impactar mi vida personal y profesional para mejorarlas. Cada gran líder que he conocido se hace esta pregunta, por qué la gente en el camino hacía el éxito no está motivada por el dinero, está motivada por su crecimiento, sus retos y sus objetivos.

4- ¿Porque no veo cambios en mi vida? o ¿Porque no se mejora mi vida?

Me gusta esta pregunta. Usualmente cuando es la primera vez que te la haces, es por que te estás dando cuenta que empiezas a estar [email protected] con lo que haces/tienes en este momento. Es un paso vital ya que significa que estás [email protected] para un cambio importante en tu vida. La respuesta aquí debería ser una lista de todos tus malos hábitos, errores de gestión de tiempo, dinero, relaciones de novios, amigos, familia, colegas, jefes… Y empezar a diseñar un mapa de lo que quieres, y cómo lograrlo.

5- ¿Dónde estoy y donde quiero estar?

Esta pregunta ayudó a muchas personas a darse cuenta que no eran felices con lo que estaban haciendo, donde vivían, con su trabajo, con ciertas personas etc… Ayuda a diseñar el mapa que te permite tomar los pasos hacía una elevación de tus estándares y de tu calidad de vida, consecuentemente: un incremento en tu nivel de felicidad.

6- ¿Qué es lo más importante ahorita en mi vida para mí?

Mucha gente vive para ayudar a los demás. Lo sé, soy de estas personas. Pero es de suma importancia entender que si quieres ayudar al mundo, debes primero estar bien tu. Mucha gente piensa que es una manera egoísta de pensar, sin darse cuenta que los que más ayudan al mundo lo hacen bien por qué saben ayudarse a ellos mismos primero.

Entonces hazte esta pregunta y empieza a hacer lo que te ayuda a sentirte feliz, estable y [email protected] Cuando alcanzas este nivel de tranquilidad, ayudar a los demás será más fácil y productivo que nunca.

7- ¿Porque pienso así? ¿Tengo razón?

Requiere una persona muy abierta y dedicada a crecer para contestar esta pregunta. En la vida crecemos en varios círculos que nos inculcan una manera de pensar y de ver ciertas situaciones, personas, cosas…etc Por ejemplo:

  • Tus papás desde muy [email protected] te dicen lo que puedes o no puedes hacer en base a sus propias creencias.
  • Tus amigos te dicen lo que puedes vestir, escuchar, decir en público en base a lo que la cultura local dicte.
  • Tu pareja y colegas te pueden influir en tus ideas religiosas, espirituales, políticas en base a sus propias creencias inculcadas por sus papás etc…

Es un circulo vicioso. Existe una minoría de personas que realmente no son influenciadas fácilmente por lo que los demás piensan y dicen. Por eso tienes que saber de donde viene dicha manera de pensar, analizar si es justificado o no, y si REALMENTE CREES NO PODER hacer lo que quieres hacer pero que te da miedo hacerlo. La mayoría del tiempo te darás cuenta que estos bloqueos internos no provienen de tu experiencia o tu decisión, viene de un factor externo y puedes acabar con este limite simplemente tomando el primer paso en hacerlo.

 

Si quieres crecer en tu vida y en este mundo, deberás dejar de ver el mundo, la sociedad, el trabajo, tus relaciones y todo tu entorno a través del cuadrado que pusieron frente a tus ojos. Toma un paso atrás, y mira todo lo que el cuadrado esconde. Un mundo de oportunidades y posibilidades literalmente ilimitadas.