Carrito

hacer negocio con familia

Hacer negocio con familia y amigos

Hacer negocio con familia y/o amigos

Todo el mundo habla de las razones por las cuales hacer negocio con familia y amigos es peligroso. Es muy común que digan que no deberías hacerlo. ¿De dónde viene esa aprehensión? En fin hacer negocio con alguien en quien tienes mucha confianza debería ser el paso lógico, ¿no?

Como todo en la vida, existe los pros y las contras para hacerlo. Ya que no siempre lo que el pensamiento popular dice es verdad, pero tampoco siempre se equivoca.

Sponsored*

Los pros

1- Se conocen bien: Si decides hacer negocio con un pariente o un amigo es que se tienen confianza y afección. Eso ayuda mucho para que cada quien tenga su lugar y pueda tener una voz para tomar decisiones y hacer avanzar el negocio cuando no están de acuerdo.

2- Confianza de los clientes: Los clientes no siempre quieren hacer negocio con empresas jóvenes. Y por buenas razones. Tener un estatus de empresa familiar les da un seguro de que todos los socios del negocio están en eso para hacerlo funcionar, y por lo tanto significa (en regla general) que van a trabajar más duro que otros proveedores para lograr el nivel de servicio que promueves.

3- Menos riesgos de robo: Es difícil encontrar alguien en quien confiar. En muchos casos las historias de fracaso ocurren por qué un socio no actúa de manera transparente o empieza a dar prioridad a sus intereses personales en lugar de los de la empresa. Lanzando un proyecto con alguien que conoces desde siempre ayuda a limitar ese riesgo.

Las contras

1- Perder su dinero: Si un amigo o familiar va a invertir en tu proyecto, estás arriesgando su capital. No solamente es un problema para la relación de socios si no también puede acabar con tu relación con esa persona.

2- Mezclar familia y negocio: Estás en navidad con tu familia, y el primo que inició el negocio contigo está en la fiesta. El problema es que tal vez no sabe separar su vida personal de su negocio. Como la mayoría de los emprendedores, la conversación rápidamente gira hacía el negocio y no puedes disfrutar de tu tiempo libre.

3- Las emociones se mezclan: Cuando haces negocio con tu familia no siempre es fácil ser objetivo. Las emociones personales se mezclan a la lógica requerida para tomar decisiones y cuando piensas con el corazón en lugar de la cabeza, es cuando empiezas a tomar malas decisiones.

¿Cómo prepararme para lanzar un negocio con un amigo o familiar?

1- Habla con la persona: Es importante definir el “framework”, marco de referencia, en lo cual van a desempeñar el proyecto. Si no pueden estar de acuerdo a este primer paso sobre “quien hace que”, es mejor no lanzarse.

Leer también: De ser amigos a ser el jefe

2- Inversiones: Es importante definir de antemano cuánto cada quien va a invertir, y cuánto porcentaje cada quien tiene. Al ponerse de acuerdo sobre este punto van a poder estar tranquilos al momento de constituir la empresa y firmar los documentos legales.

3- Firma el acuerdo: Una palabra no vale nada más que aire. Ya sea la palabra de un tercero, de un amigo o de un familiar, cuando el dinero está involucrado las mentes cambian y se ponen en modo de defensa. Es importante firmar todos los acuerdos ante un notario para evitar cualquier problema a largo plazo.

4- Consigue ayuda externa: Tener personas en tu negocio que no sean parte de la familia o amigos ayuda a disipar algunas de las tensiones e interacciones. Busca un coach, asesor financiero, abogado o cualquier experto para participar en juntas o en tu equipo de asesores para ayudarte a resolver los problemas sin que los problemas de relación sean parte de la ecuación.

 

Personalmente no recomiendo hacer negocio con amigos y familia, pero no es imposible hacerlo. El único problema queda en los riesgos involucrados, en tu nivel de madurez acerca de la gestión de tus emociones, y tu nivel de profesionalismo. Si esa persona no está al menos al mismo nivel que el tuyo, puede causar problemas irreversibles. Si realmente necesitas un socio, recomiendo más buscar un tercero que pueda complementar tus talentos y habilidades, y hacer que se convierta en amigo a través del proyecto.

resiliencia

¿Cómo mejorar mi inmunidad a la adversidad?

Uno de los temas más populares en psicología positiva es la resiliencia. Para algunos, la resiliencia es una especie de rasgo de personalidad de “droga milagrosa”; algo que puede curar todas las heridas y corregir todos los errores. Si bien la capacidad de recuperación puede no ser el más importante de todos los rasgos de personalidad, es un tema tan candente por una buena razón: es un rasgo maravilloso, está relacionado con una gran cantidad de resultados positivos y, quizás lo más importante de todo, se puede mejorar.

Hoy, la psicología describe la resiliencia de esta manera:

La resiliencia es esa cualidad inefable que permite que algunas personas sean derribadas por la vida y vuelvan más fuertes que nunca. En lugar de dejar que el fracaso los supere y agote su resolución, encuentran la manera de salir más fuertes de las cenizas”.

Sponsored*

Resiliencia y dureza mental: ¿cuál es la diferencia?

La dureza mental es un rasgo de la personalidad que determina en gran medida cómo las personas lidian con el estrés, la presión y el desafío, independientemente de las circunstancias. Es parte de la dureza/resistencia (optimismo y predisposición hacia el desafío y el riesgo), parte de la confianza, y es lo que permite a las personas tomar lo que viene con calma, con un enfoque en lo que pueden aprender y obtener de la experiencia.

Si bien la asociación con la resiliencia es comprensible, también es fácil ver en qué se diferencian: la resiliencia es lo que ayuda a las personas a recuperarse de una caída, pero la fortaleza mental puede ayudar a las personas a evitar experimentar dicha caída en primer lugar.

Todas las personas mentalmente fuertes son resistentes, pero no todas las personas resistentes son mentalmente fuertes.
Los que son mentalmente fuertes no solo son capaces de recuperarse, sino que tienen más probabilidades de ver las dificultades como un desafío bienvenido y saludarlas con una sonrisa.

¿Por qué es tan importante ser resistente?

Escuchas mucho sobre el crecimiento y el desarrollo de la resiliencia, tanto en nosotros como en los niños, por una buena razón. Aquí hay una lista de algunas de las muchas razones por las cuales la resiliencia es un gran rasgo:

  • Una mayor capacidad de recuperación conduce a un mejor aprendizaje y logros académicos.
  • La resiliencia está relacionada con bajas ausencias del trabajo o la escuela debido a una enfermedad.
  • Contribuye a reducir los comportamientos de riesgo, incluido el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y el uso de drogas.
  • Las personas con mayor capacidad de recuperación tienden a estar más involucradas en la comunidad y/o actividades familiares.
  • Una mayor resiliencia está relacionada con una menor tasa de mortalidad y una mayor salud física.
  • La experiencia de emociones más positivas y una mejor regulación de las emociones negativas.
  • Menos síntomas depresivos
  • Mayor resistencia al estrés.
  • Mejor manejo del estrés, a través de una resolución mejorada de problemas, una orientación positiva y una reevaluación de los factores estresantes.
  • Envejecimiento exitoso y mejor sensación de bienestar a pesar de los desafíos relacionados con la edad.

Cómo funciona la resiliencia autodidacta

La resiliencia autodidacta, como su nombre lo indica, es la resiliencia que construyes en ti mismo a través de un esfuerzo concertado. Es el resultado de ser consciente de las oportunidades para el autodesarrollo y el coraje de aprovecharlas.

Hay muchas maneras de construir tu propia reserva de resiliencia autodidacta. A continuación se detallan algunas formas de hacerlo desde tres fuentes diferentes:

1- El uso de una pérdida o un evento estresante para crecer:

  • Permítete sentir una amplia gama de emociones.
  • Identifica tu sistema de soporte y deja que estén a tu disposición.
  • Procesa tus emociones con la ayuda de un terapeuta.
  • Tenga en cuenta tu bienestar y cuidado personal.
  • Descansa un poco o trata de dormir lo suficiente.
  • Haz tu mejor esfuerzo para mantener una rutina.
  • Escribe sobre tu experiencia y compártela con otros.

2- Introspección

  • Encuentra un sentido de propósito en tu vida, que te ayudará a levantarte en los días difíciles.
  • Desarrolla creencias positivas en tus habilidades para ayudarte a aumentar tu autoestima.
  • Desarrolla una red social sólida de personas que te apoyan y en quienes puedes confiar.
  • Abraza el cambio como lo inevitable que es, y prepárate para ello.
  • Se optimista: no necesitas ignorar tus problemas, solo entiende que todo es temporal y que tienes lo necesario para superarlo.
  • Cuídate con un cuidado personal saludable y positivo: duerme lo suficiente, come bien y haz ejercicio.
  • Desarrolla tus habilidades para resolver problemas a través de estrategias como hacer una lista de posibles formas de resolver tu problema actual.
  • Establezca objetivos razonables mediante una lluvia de ideas de soluciones y desglosándolas en pasos manejables.
  • Toma medidas para resolver problemas en lugar de esperar a que el problema se resuelva solo.

3- El paso espiritual

  • Cambia la narrativa escribiendo libremente sobre el tema o decidiendo centrarte en los aspectos positivos.
  • Enfrenta tus miedos y desafíate a ti mismo; exponerse a cosas que te asustan en dosis cada vez más grandes.
  • Practica la autocompasión; trata de ser consciente, recuerda que no estás solo y sé amable contigo mismo.
  • Medita y practica la atención plena; Body Scan es una buena manera de trabajar en tus habilidades de meditación y atención plena.
  • Cultiva el perdón soltando rencores y liberándote del anzuelo.

“Es tu reacción a la adversidad, no la adversidad en sí lo que determina cómo la historia de tu vida se desarrollará.”
— D. F. Uchdorf

 

preguntas para lanzar negocio

Las 5 preguntas a hacerse antes de lanzar un negocio

Un cliente me presentó su hijo hace dos meses. Me dijo “Quiere tener un negocio, ¿me ayudas a buscar algo que pueda hacer?”. Me sorprendió escuchar eso de la boca de un hombre de negocios tan exitoso. Entonces nos sentamos y pregunte a su hijo que me conte un poco sobre él, su proyecto, las razones por las cuales quería abrir un negocio.

No supo contestar ninguna de las preguntas que le hice. Su padre sonrió, y le dijo a su hijo “Ya vez, no te estoy inventando las cosas, Damien te acaba de hacer las mismas preguntas que te hice este fin de semana.” De ahí, entendí el motivo de la reunión, y entonces ajuste mi estrategia. Escribí 5 preguntas en una hoja para explicarle como la gente lanza negocios exitosos:

Sponsored*

1- ¿Cual es tu PORQUE?

Es la pregunta básica para cualquier emprendedor. Haz una lista de todas las razones que te motivan a crear ese proyecto. Que es lo que te anima y te motiva. Cuales razones son las que todavía te motivarán cuando haz perdido mucho dinero, que te dejó tu novia, que haz tenido que mudar a un departamento más barato y que perdiste de vista tu vida social.

Tu PORQUE es lo por lo cual peleas.Tu causa. Tu visión. Tu aportación al mundo. Es lo que hace que no puedes trabajar para otra persona y que DEBAS ABSOLUTAMENTE hacer que tu visión suceda.

Por lo tanto tu “motivación” no puede ser:

Se honesto contigo mismo, si no estás corriendo hacía un muro. Importante también: no sigas una pasión sin tener el talento.

2- ¿Cómo te va a impactar?

Lanzar un proyecto no es sin riesgos, y no es sin cambios en tu vida. Todos estos cambios y riesgos valen la pena?

Tu salud: el estrés va a cambiar muchas cosas, no vas a dormir igual, tu ritmo de comida va a cambiar, posiblemente te vas a enfermar más facilmente. Tendrás que tomar precauciones para evitar que suceda esto. ¿Estás dispuesto a cambiar de dieta? ¿Hacer ejercicio? ¿Hacer yoga y/o meditar?

Tus relaciones: Ya no tendrás tanto tiempo como antes para tu novia o tu esposa. ¿Tu relación puede sobrevivir un cambio radical de este tipo? Si eres como la mayoría de los mexicanos, tal vez necesitas pasar tiempo en familia todos los días, en este caso, ¿estás dispuesto a alejarte un poco para dedicarle más tiempo a tu proyecto? igual con tus amigos.

Tu estilo cambia radicalmente cuando lanzas un proyecto. Es tu responsabilidad asumir los riesgos y consecuencias. Tu vida social va a tener que cambiar, tus amigos te van a ver menos, tu familia también, tienes que estar [email protected] para vivir un shock. Se llama salir de tu zona de confort. Y si puedes manejarlo, nada te puede detener.

3- ¿Cómo vas a medir tu éxito?

Todos trabajamos hacía un resultado. ¿Cuál será el tuyo? Cuando estás viejito, que estás a punto de irte del otro lado, ¿Cuales logros son los que te van a hacer feliz, y cuales son los que vas a olvidar? Es importante saber dónde se encuentran los factores de medida de tu éxito. Puede ser cuantas personas ayudaste, cuantos problemas resolviste, que tanto ayudaste al medio ambiente… El cielo es el limite en los posibilidades de respuestas. Pero tienes que saber cual es la tuya.

4- ¿Necesitas un socio?

Existen varios tipos de socios:

  • Socio fundador: que te ayuda a lanzar la empresa, toma participación en las actividades de desarrollo del proyecto.
  • Socio inversionista: aporta el dinero requerido para lanzar el proyecto, no siempre participa en las actividades del negocio, solamente revisa que su dinero trabaje correctamente.
  • Socio coach: Una persona que te va a ayudar a hacer crecer tu negocio invirtiendo de su tiempo no para el día a día si no para aconsejarte y guiarte con tu toma de decisiones.

Existen más tipos pero son los más comunes. Ahora la pregunta es: ¿Realmente necesitas un socio para ayudarte con el día a día? O puedes contratar un empleado y pagarle un sueldo sin tener que dividir las ganancias de la empresa. ¿Realmente necesitas financiamiento externo? Si realmente crees en tu idea y tienes los fondos para invertir en ella, ¿Por qué no guardar el 100% de las acciones para ti?

Un socio debe compartir tus valores, tu visión, tu estado de mente, tus objetivos y tu manera de trabajar para que la relación no se complique una vez que la empresa esté creada. No siempre necesitas un socio, eres tú que sabe si realmente lo requieres o no.

5- ¿En cuál estado de mente estás, y como hacerlo evolucionar en la dirección correcta?

Si nunca has trabajado, tal vez no tienes aún los hábitos y la manera de pensar correcta para ser dueño de empresa por que aun no tienes experiencia ni una ética de trabajo desarrollada.
Igual: si siempre trabajaste para alguien, tu nivel de creatividad, pensamiento critico, habilidades de ejecución siempre han sido limitados por un jefe y una política de empresa con la cual has tenido que respetar.

Además todos los factores personales con tus creencias limitantes, tus experiencias negativas, tu falta de experiencia y conocimientos puede que te de miedo empezar un proyecto nuevo y propio.

Aquí la idea es que tendrás que hacer una lista de todas tus fuerzas y debilidades, y enfocar en dónde tienes carencias para buscar soluciones. Por ejemplo si eres [email protected], deberías tomar clase de teatro y/o improvisación para mejorar tu auto-confianza y autoestima para poder ser un mejor vendedor y líder. O si te estresas muy fácilmente, deberías aprender a meditar para canalizar este estrés y convertirlo en combustible para motivarte cada día.

 

En fin, abrir un negocio va a cambiar tu vida. Te va a forzar a salir de tu zona de confort, ajustar tus necesidades físicas y psicológicas, y tienes que entender que es diferente tener un negocio que ser emprendedor.

como avanzar en la vida

5 señales que dicen que ya estás avanzando

Ya sea en tu vida personal como profesional, hay momentos y periodos de tiempo en los cuales sientes que estás [email protected] Que no puedes avanzar a pesar de estar haciendo lo que decretes son los pasos correctos para alcanzar tu objetivo. A veces lo peor es sentirse [email protected] y perder motivación mientras, sin darte cuenta, estás realmente logrando avanzar.

Los malos efectos de sentirse [email protected] en una espiral que no produce resultados son de caer en la negatividad, bajar tu productividad, y hasta rendirse. Existen 2 elementos que pueden influir mucho para empujarte de este lado incorrecto de la negatividad:

  1. Estado físico: Una fisiología negativa refuerza una mentalidad negativa. Puede ser algo tan sencillo como sentarte más derecho, pararte en lugar de sentarte, o algo más extremo como ir al gym para canalizar tu energía y/o formar tu cuerpo como el que sueñas tener.
  2. Enfocar fuera del presente: Si estás demasiado enfocado en el pasado o en el futuro, te olvidas de vivir en el presente. Tu único poder en esta vida es el de cambiar tu situación hoy, ahorita, en este momento. No puedes cambiar ni el pasado ni el futuro. Enfócate en el presente o dejarás de ser productivo, y caerás en este sentimiento de bloqueo.

Sponsored*

¿Entonces cómo saber que estoy realmente avanzando?

Parece difícil sentir que estás avanzando cuando estás tan enfocado en tu objetivo y tus retos que no tomas el tiempo para analizar todo lo que has logrado hasta la fecha. Aquí vienen 5 señales que demuestran que estás cerca de un logro importante.

1- Estás cansado de lo mismo

Estás cansado ya de tu situación. Ya no quieres tener hambre cada fin de mes, ya quieres dormir sin pesadillas, ya quieres vivir libre de estrés, ya quieres dinero, ya quieres un mejor coche, ya quieres salir a comer en lugar de comprar pastas y arroz todos los días, ya estás cansado de estar con estos 15 kilos de sobrepeso.

2- Disgusto

Ya no estás contento con lo que haces, con tu manera de vivir, con tu trabajo, con tu pasiones que se volvieron aburridas. Quieres algo más grande. Algo más inspirador, que te motiva a mejorarte y a tomar pasos que te daban miedo tomar antes.

3- Punto de no retorno

Estás viviendo una situación de la cual sales adelante o mueres. Puede ser algo como salir de deudas, sobrevivir una enfermedad, salir de una relación tóxica… Estás en este punto donde tienes que tomar las medidas para que TU te sientes mejor.

4- Vives una revelación

Alguien, algo, u algún tipo de información te abrió los ojos acerca de un tema que te abre un nuevo mundo de oportunidades. Empiezas a cambiar tu visión del mundo y tu propia realidad, entiendes cosas que no entendías antes, y encuentras una nueva energía dentro de ti motivada por algo que no te hubiera podido motivar antes.

5- Una oportunidad

Por fin ya se abre una puerta. Todos estos cambios hirviendo dentro de ti ya se revelan vitales para una nueva oportunidad que se está presentando. Estás tomando un paso que no hubieras podido tomar antes, y te estás dirigiendo en este nuevo camino sin dudar.

 

Crecer y avanzar en la vida se trata de acabar con tus creencias limitantes y tus miedos. Debes perseverar hasta que se reúnen las condiciones para crear una oportunidad que te dejará salir de este bloqueo y llevarte en la dirección correcta hacía tus objetivos. En fin, todo se trata de dos cosas: coraje y perseverancia.

preguntas para crecer

La importancia de hacer las preguntas correctas

Hoy en día la gente parece estar viviendo en piloto automático. Con la velocidad de la sociedad gracias al internet, la comunicación en vivo con la familia, las marcas que sigues, las modas que cambian en pocos meses, no tenemos mucho tiempo para realmente descansar, abrir los ojos, salir de nuestra burbuja y ponernos a pensar.

Esta semana me hicieron muchas preguntas acerca de herramientas, técnicas y estrategias para poder crecer personalmente y profesionalmente. Es una excelente pregunta ya que muestra un interés en dejar de ser un seguidor y empezar a crear tu propio camino.

Algo que me ayuda mucho a salir del molde y del conformismo para poder crecer es hacerme preguntas difíciles, las que la gente no necesariamente quiere preguntarse.

Sponsored*

1- ¿Y ahora qué?

 Una pregunta importante, especialmente cuando estás siguiendo los hitos de la sociedad: Diplomado, coche, casa, [email protected], hijos… Es ¿Ahora qué? ¿Ahora voy a hacer el mismo trabajo todos los días durante los próximos 40/50años y retirarme y empezar a vivir a los 70?

Tienes que siempre tener un nuevo objetivo si quieres avanzar y crecer. Conformarse a la plantilla de una vida “normal” no necesariamente llevará uno a vivir feliz, por eso es importante siempre explorar nuevas opciones, talentos, pasiones y realmente llenar ese lapso de tiempo durante lo cuál la mayoría de la gente está parada en su crecimiento.

2- ¿Que hubiera podido hacer más/mejor?

Una pregunta que me hago regularmente especialmente después de haber alcanzado un objetivo en el trabajo. Es importante tomar un paso atrás, visualizar todo lo que has hecho, y darte cuenta que a pesar de haber logrado hacer algo, tal vez hay elementos que hubieras podido hacer mejor. A veces hubieras podido hacer aún más y no te sientes [email protected] por haber llegado del punto A al punto B. Intenta aprender a mejorar el camino que te llevó hasta B, para que la próxima vez lo hagas más rápido y de manera aún más eficiente.

3- ¿Qué tan feliz me siento realmente?

Me hago esa pregunta casi diariamente. Siempre analizo mi estado de animo, de felicidad, de que es lo que me hace falta o lo que no necesito en mi vida, y como el agregar/quitar X elemento podría impactar mi vida personal y profesional para mejorarlas. Cada gran líder que he conocido se hace esta pregunta, por qué la gente en el camino hacía el éxito no está motivada por el dinero, está motivada por su crecimiento, sus retos y sus objetivos.

4- ¿Porque no veo cambios en mi vida? o ¿Porque no se mejora mi vida?

Me gusta esta pregunta. Usualmente cuando es la primera vez que te la haces, es por que te estás dando cuenta que empiezas a estar [email protected] con lo que haces/tienes en este momento. Es un paso vital ya que significa que estás [email protected] para un cambio importante en tu vida. La respuesta aquí debería ser una lista de todos tus malos hábitos, errores de gestión de tiempo, dinero, relaciones de novios, amigos, familia, colegas, jefes… Y empezar a diseñar un mapa de lo que quieres, y cómo lograrlo.

5- ¿Dónde estoy y donde quiero estar?

Esta pregunta ayudó a muchas personas a darse cuenta que no eran felices con lo que estaban haciendo, donde vivían, con su trabajo, con ciertas personas etc… Ayuda a diseñar el mapa que te permite tomar los pasos hacía una elevación de tus estándares y de tu calidad de vida, consecuentemente: un incremento en tu nivel de felicidad.

6- ¿Qué es lo más importante ahorita en mi vida para mí?

Mucha gente vive para ayudar a los demás. Lo sé, soy de estas personas. Pero es de suma importancia entender que si quieres ayudar al mundo, debes primero estar bien tu. Mucha gente piensa que es una manera egoísta de pensar, sin darse cuenta que los que más ayudan al mundo lo hacen bien por qué saben ayudarse a ellos mismos primero.

Entonces hazte esta pregunta y empieza a hacer lo que te ayuda a sentirte feliz, estable y [email protected] Cuando alcanzas este nivel de tranquilidad, ayudar a los demás será más fácil y productivo que nunca.

7- ¿Porque pienso así? ¿Tengo razón?

Requiere una persona muy abierta y dedicada a crecer para contestar esta pregunta. En la vida crecemos en varios círculos que nos inculcan una manera de pensar y de ver ciertas situaciones, personas, cosas…etc Por ejemplo:

  • Tus papás desde muy [email protected] te dicen lo que puedes o no puedes hacer en base a sus propias creencias.
  • Tus amigos te dicen lo que puedes vestir, escuchar, decir en público en base a lo que la cultura local dicte.
  • Tu pareja y colegas te pueden influir en tus ideas religiosas, espirituales, políticas en base a sus propias creencias inculcadas por sus papás etc…

Es un circulo vicioso. Existe una minoría de personas que realmente no son influenciadas fácilmente por lo que los demás piensan y dicen. Por eso tienes que saber de donde viene dicha manera de pensar, analizar si es justificado o no, y si REALMENTE CREES NO PODER hacer lo que quieres hacer pero que te da miedo hacerlo. La mayoría del tiempo te darás cuenta que estos bloqueos internos no provienen de tu experiencia o tu decisión, viene de un factor externo y puedes acabar con este limite simplemente tomando el primer paso en hacerlo.

 

Si quieres crecer en tu vida y en este mundo, deberás dejar de ver el mundo, la sociedad, el trabajo, tus relaciones y todo tu entorno a través del cuadrado que pusieron frente a tus ojos. Toma un paso atrás, y mira todo lo que el cuadrado esconde. Un mundo de oportunidades y posibilidades literalmente ilimitadas.

Conseguir fans

¿Cómo convertir tus clientes en fanáticos de tu negocio?

Los equipos deportivos, músicos, actores, políticos, etc… tienen fanáticos ¡y tú también puedes! Los fanáticos de negocios son los defensores de tu empresa y nunca considerarían llevar su negocio a otra parte. Es una tarea difícil en este mercado altamente competitivo, pero es posible. Las empresas con fanáticos no solo proporcionan un producto o servicio excepcional, sino que también brindan una experiencia de servicio al cliente excepcional. Sigue estos consejos de servicio al cliente para asegurarte de que tienes clientes entusiastas:

1- Ofrece algo único

Las marcas promedias tendrán fanáticos promedios, pero las compañías que ofrecen algo especial atraerán la atención y construirán una base de clientes leales. Lo que distingue a tu compañía puede ser un sabor único de helado, un empaque creativo o un producto completamente nuevo que nadie más ofrece. Tu oferta única también puede ser los valores que distinguen a tu marca.

2- Un servicio de atención a cliente de clase mundial

Un excelente servicio al cliente ya no es una excepción, es una expectativa. Los clientes cuentan con tu marca para brindar un servicio excepcional, o se dirigirán a otra parte. Cuando la buena atención al cliente es la norma, tu marca debe brindar un servicio excepcional para que la experiencia de un cliente sea memorable.

Puedes hacerlo de muchas maneras, y los puntos básicos e obligatorios son:

  • Escuchar el cliente
  • Responder en tiempo real
  • Ser amigable
  • Cumplir con tus compromisos 100% del tiempo
  • Crear una experiencia única

Leer también: ¿El cliente siempre tiene razón?

Sponsored*

3- Conoce tus clientes

Cada cliente es único y debes esforzarte por conocer a cada uno de ellos. Si bien esto puede parecer imposible con un negocio grande, el seguimiento de los pedidos de tus clientes puede proporcionar información sobre lo que a cada cliente le gusta y le importa. Al prestar atención a sus compras, puedes recomendar otros productos que les puedan gustar y enviar cupones que estarán encantados de usar. Utiliza los datos de ventas para segmentar tus esfuerzos de marketing para llegar a los clientes correctos con los mensajes correctos. Si no notas las pequeñas cosas, puedes terminar molestando a tus clientes en lugar de mantenerlos interesados.

4- Usa las Redes Sociales

Ten conversaciones con tus clientes respondiendo a tweets o comentarios sobre las publicaciones de tu empresa. Expresa la personalidad de tu marca a través de tu contenido en línea e interacciones con los clientes. Si deseas lograr el impacto más significativo, aprovecha las conversaciones que tus clientes ya tienen sobre tu marca o el producto que ofreces. Los hashtags facilitan la búsqueda de menciones de tu marca. Únete a las discusiones sobre tu industria.

5- Se agradable y regala premios a tus clientes leales

A la gente le gusta sentirse apreciada, y un simple agradecimiento puede recorrer un largo camino. Cuando demuestras a los clientes que realmente aprecias su negocio, estarán más entusiasmados de comprarte nuevamente.

Ideas para tus clientes:

  • Cupones y descuentos
  • Programa de lealtad
  • Usa la Redes Sociales

6- Arregla problemas de manera eficiente

Hasta las mejores empresas se equivocan de vez en cuando, ya sea enviando el producto equivocado o cobrando demasiado a un cliente por accidente.
Cuando los clientes llaman para quejarse o para solicitar un reembolso, es probable que tengan que luchar para recuperar su dinero. En su lugar, sorpréndelos escuchando atentamente su queja y resolviendo su problema sin dolor. Ofrece reembolsos siempre que sea posible u ofréceles un producto gratuito para compensar el error. Los problemas tienden a pegarse mas en la cabeza del cliente que las cosas que salieron bien, pero corregir un problema bien puede ser aún más memorable y ganarte fanáticos.

7- Cumple tus promesas, siempre

Los clientes serán leales a las marcas en las que confían, y creas confianza al cumplir tus promesas una y otra vez. Ya sea que tu empresa se destaque por sus entregas rápidas, calidad incomparable o productos a mejores precios, mantén la promesa de tu marca a tus clientes, sin excusas. Cuando los clientes saben que pueden confiar en tu compañía para proporcionar un producto o servicio de calidad, ¿por qué irían a otro lugar?

vivir una mejor vida

Eleva tus estándares

¿Cuál es la diferencia entre algo que deberías hacer y algo que debes hacer absolutamente? Cuando hablamos de estándares de vida, muchas personas piensan de manera equivocada que debes empezar a “vestirte para el trabajo que quieres, no para el que tienes” o vivir en una zona más cara con gente de otro nivel socio-económico. No. Hoy vamos a hablar de tus estándares personales, los que tienes dentro de ti.

Te haz dicho a ti [email protected] frases como:

  • “Debería comer mejor” o
  • “Debería empezar a hacer ejercicio” o
  • “Debería empezar a ir a dormir más temprano en las noches en lugar de ver 5 capítulos de Black Mirror en Netflix.”

La gente ha creado un estilo de vida y de pensar, sus estándares de vida, desde muy temprano. Usualmente ha sido influenciado por sus papás, amigos de infancia, maestros… Toma un minuto y piensa en tu manera de pensar acerca de asuntos muy generales como las políticas, la gestión del dinero, la manera de educar tus hijos. Te darás cuenta que tiene muchas similitudes con comportamientos de familiares o amigos cercanos.

Es normal para todos, el problema aquí es que se aplica también a lo que piensas que puedes lograr en tu vida. Muchos amigos con quien he crecido en los años 90′ que eran de familias de clase media o media-baja hoy están bloqueados en este nivel y se sienten infelices. Tenían todos estos sueños y potencial creciendo pero un día decidieron que no iba a ser posible lanzar un negocio propio, o ir a los EEUU para estudiar un MBA a pesar de tener una beca, o de ir a esta competencia de Apps en Paris para presentar su proyecto.

Sponsored*

Estos limites que la gente se pone de manera inconsciente o consciente en sus cabezas aparecieron por qué un día vieron que tal norma es aceptada por la sociedad, su familia, y/o amigos; y ha desarrollado una zona de confort. Algo que pudieron controlar y en lo cual sentirse seguros y donde nunca han tenido una necesidad de hacer que sus sueños se cumplirán.

¿Cómo elevar mis estándares para cambiar mi vida?

Cuando absolutamente debes hacer algo, como si tu vida dependiera de ello, hay un cambio que ocurre en ti. Si comer de manera más saludable significa que vivirías o morirías, lo más probable es que lo hagas. Lo mismo con el ejercicio y tratar a tu pareja con respeto, si tu vida dependiera de ello, harías los cambios necesarios.

Identificar tus estándares actuales

Es importante que determines dónde tienes limites. Si estás trabajando en una oficina con un sueldo correcto pero que siempre quisiste lanzar tu propio negocio, tal vez nunca lo hiciste por qué te sentías demasiado cómodo en tu posición actual. Piensa en la manera que pudieras cambiar esto para lanzar tu negocio.

Identificar cuales son los estándares que quieres alcanzar

Piensa en tus sueños más profundos, tus deseos de niño que todavía te hacen soñar pero que nunca has echo algo para lograrlos. Empieza a pensar como fuera tu vida al alcanzarlos.

Crea un mapa

Diseña tu mapa y hazlo de tal manera que te fuerza a lograrlos sin excusas. Ponte en el estado de mente “Si no lo logro, estoy muerto.” Si conviertes tu sueño en una necesidad de vida o muerte, ya no tendrás opción que lograr cumplirlo.

Autodisciplina

Empezar con tu cambio es un primer paso, pero tener la disciplina para reproducirlo cada día hasta que se convierta en tu rutina es clave.

 

¿Cómo te defines a ti mismo? ¿Y cuándo empezaste a creer eso? ¿Hace cuántos años decidiste lo que podías y no podías hacer en tu vida? ¿No crees que es hora de elevar tus estándares, convertir tus “debería hacerlo” en “debo hacerlo” y darte una nueva identidad?

Leer también: La importancia de hacerse las preguntas correctas

 

Rutina de Damien Soitout

Mi Rutina

Si sigues este blog o si sigues mis redes sociales, hablo mucho de la importancia de tener una rutina. Una rutina no significa actuar como un robot, no tener sorpresas, hacer siempre lo mismo día tras día. Tener una rutina es muy importante para cualquier persona con objetivos a largo plazo, por qué permiten controlar como administras tu tiempo, cuales tareas tienen más importancia (no urgencia, pero IMPORTANCIA). La gente que trabaja conmigo me pregunta regularmente sobre mi rutina: ¿Qué haces de la mañana a la noche? ¿A qué horas te levantas? ¡Estoy seguro que casi no duermes! etc…

Sponsored*

Una rutina no le conviene a todos

Mi rutina no es algo que va a funcionar para [email protected] Cada quien debería buscar lo que funciona para ellos, y seguir mejorando sus procesos a través del tiempo. He vivido un largo tiempo sin tener una rutina bien establecida; más de 3 años estuve buscando lo que me servía y lo que no.

De la misma manera que analizo la vida profesional y personal de mis clientes, un día me paré y empecé a hacer una introspección de todos mis experimentos.

El resultado no era muy bueno. Había subido de peso, no respiraba bien después de subir escaleras, nunca tenía una noche de la cual me despertaba completamente fresco… La razón venía de dos cosas:

  1. Intentaba copiar la rutina de mi mentor: Es una persona con más experiencia y más tiempo practicando su rutina, era cómo intentar hacer una carrera entre una Prius y una Tesla… Necesitaba tomar las cosas a mi ritmo, no a la de alguien con su propia rutina establecida tras años de desarrollo de esta.
  2. Tenía flojera: Dejar de comer X cosa, hacer tanto de X ejercicio, leer tantas cosas etc… Amo los números pero no me gustaba aplicar esa manera de pensar en mi vida personal.

El primer paso

El primer paso en mi caso ha sido de darme cuenta que tenía problemas en ciertos aspectos de mi vida, no necesariamente cosas que me pueden perjudicar en si, pero combinadas con otros hábitos, hacen una bola de nieve que es muy nociva para tu bienestar.

Para poder darme cuenta de lo que tenía que cambiar, descargué una app muy sencilla en mi iPhone: Counter. Es gratis, y te permite crear muchos conceptos. La idea es que cada vez que haces algo que entra en uno de los conceptos que quieres medir, le das un clic para agregar “1”. Luego tenía un excel en lo cual al fin de cada mes puse el total del mes por concepto en la cédula correcta.

En mi caso la lista que tenía al inicio era:

  • Ejercicio
  • Cigarro
  • Vino
  • Cerveza
  • Licor
  • Café
  • Enfermo
  • Despertar fresco
  • #2 (movimientos intestinales)
  • Coito
  • Bar
  • Restaurante
  • Antro
  • Vacaciones

El resultado después de un año era simple: Ejercicio estaba en cero, café a más de 7 por día, alcohol arriba de la normal, enfermo más veces que mi esposa y mis dos hijas combinadas, despertar fresco en cero, días de vacaciones en cero… era negativo. El ejercicio que siguió fue de analizar en qué parte de mi vida empece esos malos hábitos. Al entender el origen, se me hizo más fácil cambiarlos.

Pero no era suficiente querer cambiarlos

El trabajo mental para tener la voluntad de hacer algo es sencillo, pero aplicarlo eso es el reto. En mi caso, tomé unos días de vacaciones y empecé a escribir todos mis proyectos y sueños a corto, mediano y largo plazo. En cuanto pude visualizar mis objetivos y como alcanzarlos, empece a sentir que mi motivación estaba creciendo.

El segundo paso

Lo que sigue es iniciar con la rutina; en mi caso de un día al otro empecé. Estaba seguro que tomar las cosas a un ritmo iba a hacer perder mi momentum entonces:

  • Dejé de fumar
  • Dejé de tomar (al menos de estar en una comida de negocios con clientes de mi empresa de vinos)
  • Reemplacé café por té: uno con cafeína en la mañana, uno descafeínado en la noche
  • Empecé a hacer ejercicio dos veces al día (mañana y tarde)
  • Dejé harinas y grasas
  • Aumenté mi consumo de pescado y bajé el de carne
  • Reemplacé Netflix antes de dormir por un libro (no libros de fantasías pero de negocios, economía, marketing, finanzas etc…)

Cuando presento mi rutina, muchos de mis clientes me preguntan por qué tantos cambios, especialmente mi dieta. Saben que me encanta comer rico, y permitirme dejar al lado productos que amo suena difícil. Pero es importante entender que un cuerpo sano te dará una mente sana. No es por qué adoras comer algo que te hace [email protected] que debes seguir comiéndolo.

Una cliente de México compartió su historia conmigo hace poco. Léela aquí: Cuerpo Sano, Mente Sana.

Resultado

No ha sido fácil, ha sido progresivo, y me ha costado más de 3 semanas para acostumbrarme a ese nuevo ritmo de vida, y sigo implementando nuevas cosas en partes de mi rutina, pero esencialmente ya está armada, y funciona muy bien para mí. Ahora un día normal para mi se trata de:

  • 730/8am Despertar sin alarma
  • 8am Desayunar y leer las noticias en Wall Street Journal, CNN, Fox, Le Monde y Entrepreneur
  • 815am Ejercicio
  • 840am Ducha fría
  • 9am Oficina para revisar los pendientes, reportes etc… del día anterior
  • 915am Meditación
  • 930am Empiezo a trabajar
  • 130pm Comida
  • 145pm Meditación
  • 530pm Ejercicio
  • 620pm Ducha fría
  • 630pm Cena y tiempo en familia
  • 8pm Tiempo con mi esposa
  • 9/930pm Libro
  • 11pm Dormir

Esa es la rutina que funciona para mí; los fines de semana cambian pocas cosas: los tiempos de trabajo se reemplazan por tiempos en familia, al menos de tener unos pendientes que requieren mi atención. Pero esencialmente intento conservar lo más tiempo libre posible para convivir con mi esposa y mis hijas.

como ganar negociaciones

Conviértete en un maestro de las negociaciones

En la vida cómo en los negocios, todo es sobre negociaciones. Lo haces todos los días. Podría ser negociar un contrato para un nuevo trabajo o salario, un crédito con tu banco, comprar en un mercado de pulgas o simplemente negociar con tu [email protected] sobre qué ver en Netflix esta noche. La negociación es una parte inevitable de la vida… y no siempre agradable.
Al negociar, cada parte quiere dar la ilusión de control para que puedan tener la ventaja. Y todos deseamos poder saber lo que el otro está pensando o sintiendo. ¿Están entrando en la negociación sintiéndose confiados? ¿Están firmes en su oferta o están dispuestos a ceder? ¿Están contentos con la oferta que está sobre la mesa? Si solo supiéramos las respuestas a estas preguntas, entonces podríamos determinar con mayor confianza y precisión nuestra próxima acción.

Por suerte, es posible leer a la persona que está frente de ti. Todos emiten señales no verbales que pueden ayudarte a determinar qué piensa la otra persona y/o cómo se siente. Independientemente de su cara de póquer. De hecho, nuestras acciones no verbales hablan mucho más fuerte que nuestras palabras. Me sorprendió realmente cuando supe por primera vez que el 55% de la comunicación no es verbal, el 38% de la comunicación son tonos de voz y solo el 7% de la comunicación proviene de las palabras que decimos.

Sponsored*

Leer la cara

Si sientes que la cara hecha no coincide con las palabras habladas, es muy probable que no dominen el tema o que no se sientan convencidos por lo que dicen. Alguien seguro de él tendrá expresiones faciales que coincidan con las palabras. Por ejemplo, estoy seguro de que una o dos veces tu [email protected] te dijo que te odiaba, pero con una linda sonrisa y un poco de enrojecimiento en sus mejillas. Lo que significa que no quiere decir que realmente te odia. Las palabras deben coincidir con la cara.

El uso de las manos

La manos dicen mucho sobre una persona. Por ejemplo alguien que se toca mucho la cara, la nariz, los oídos o la barbilla puede significar que está mintiendo o inseguro, desestabilizado.

También en una reunión, cara a cara en un escritorio o mesa, si la persona junta sus manos detrás de su cabeza y se inclina hacia atrás, eso es un gesto negativo. Es un gesto de confianza arrogante. Es un gesto demasiado fuerte como para hacerlo en una habitación de solo dos personas. Significa que piensan que son mejores que tú, sin darse cuenta de que disminuye su importancia real. Puede ser un atributo de una persona con un ego (o un bluff!) mal administrado. Te abre muchas ventanas de oportunidades para ganar la negociación.

El uso de los brazos

Cuando miras a sus brazos, observa si están cruzados o sin cruzar. De manera extraordinaria, si sus brazos no están cruzados y los usan gestualmente para hablar, está bastante seguro, incluso abierto a la discusión.

Luego está la situación de los “brazos cruzados”. Hay 2 formas de cruzarlos. Y ambos significan posiciones muy diferentes.

  1. Tener los brazos cruzados con las manos y los dedos visibles generalmente está bien. Significa que están pensando, analizando las palabras y tus señales no verbales.
  2. Sin embargo, si sus brazos están cruzados pero no puedes ver sus manos o dedos, es una posición defensiva. Las negociaciones serán difíciles porque la persona no está exactamente abierta a las conversaciones (todavía). Aunque no significa que no puedas ganar.
  3. Una bonus: checa (si puedes) si tiene ambos brazos y piernas cruzados. No pierdas tu tiempo en este caso. Es un doble blindaje de la persona. No podrás sacar nada de el/ella a menos que tengas una tarjeta oculta en la manga.

Posición del cuerpo

Nuestro cuerpo siempre debe mirar hacia dónde quiere ir nuestra mente. Lo que significa que siempre debes enfrentar a tu contraparte con los hombros rectos frente a él.
Si mi cuerpo no lo está mirando directamente, podría significar que mi mente tampoco está enfocada en el/ella. Podría significar que tengo prisa, no quiero estar aquí, tengo algo más importante que hacer.

Además, ya deberías saberlo, cuando alguien se inclina hacia adelante, está interesado. Cuando se inclinan hacia atrás, no lo son.

Leer también: ¿Se necesita 99 “no” para obtener un “sí”?

 

Superar el Miedo Damien Soitout

Cómo superar el fracaso

SUPERAR EL MIEDO

Si eres alguien que busca el éxito y que toma riesgos importantes, uno de tus miedos principales es el fracaso. Por qué el fracaso te lleva a perder auto estima, confianza, seguridad, y especialmente: duele.

Para superarlo, es importante entender de dónde viene el miedo. Se trata de una emoción humana, natural. Existen varias variables, después de haber trabajado con muchos empresarios, me di cuenta que existe una lista de razones muy comunes que brindan miedo hasta a los más grandes:

  • Opiniones de los demás
  • La cantidad de trabajo que representa lograr el proyecto
  • La falta de preparación
  • La falta de visión

Sponsored*

¿Entonces cómo podemos superar una emoción natural? Tomando en cuenta esas pocas variables, las recomendaciones siguientes pueden ayudarte a superar. El miedo proviene de tus pensamientos limitantes. Por eso algo tan trivial como la mirada de los demás puede impactarte.

Si sigues haciendo lo mismo que siempre haz hecho, seguirás consiguiendo lo mismo que siempre has conseguido.

  • Opiniones de los demás: Deja de pensar en lo que los demás piensan de ti. Enfócate en tu proyecto, en tu camino, en ti [email protected] Es importante que entiendes una cosa: todos los que han tenido éxito han tenido los mismos miedos. La razón por la cual lograron alcanzarlo, es por qué se enfocaron en lo realmente importante, y dejaron lo superficial atrás. Lo que los demás dicen no importa hasta que termines.
    Una vez pregunte a un querido amigo Youtuber como se sentía después de leer los comentarios abajo de sus videos? Me había dado cuenta que tenía muchos “haters”, aunque también muchos comentarios positivos. Me contestó algo muy bueno:
    “Nunca podrás satisfacer a todos, el Internet saca lo peor de la gente. No leo los comentarios en mis videos, por qué cuando lo hacía me daba miedo seguir haciendo más. A pesar de tener millones de vistas en cada uno, y más de 10 millones de seguidores, sigo teniendo dudas. Pero me enfoco en los números: vistas, seguidores, clics, e ingresos. Ellos no mienten. Si siguen subiendo, estoy haciendo algo bien.”
    Es importante enfocarte en tu objetivo en lugar de lo que los demás piensan. Vas a saber que piensan a través de tus resultados.
  • La cantidad de trabajo: Mucha gente calcula que tanto tendrán que hacer, y la cantidad de dinero, hora, sacrificios qué representa, y que pueden perder al fracasar.  Eso también es un pensamiento limitante. No importa la cantidad de horas, sudor y sangre que tengas que poner en tu proyecto, si realmente crees en él, no lo haces únicamente por tener dinero. Alguien [email protected] no tomará en cuenta eso y si fracasa, conseguirá algo aún mejor que dinero: experiencia.
    En mi caso, cuando empece GYOTranslation en 2009, no sabía cuanto trabajo iba a ser, ni cuanto dinero iba a tener que poner en el proyecto. Era un proyecto de estudio al inicio. No me importaba tanto. Pero cuando empecé a generar dinero, me motive más, tomando más y más tiempo para el proyecto, consiguiendo cuentas de empresas multi-nacionales hasta que de un día al otro una empresa de la competencia, un grupo enorme de Europa me contactó. Me dieron dos opciones: o me compran a un precio ridículamente bajo, o se iban a encargar de matar mi proyecto. En el momento entré en pánico y acepté vender la empresa. Para mí era mejor que ver mi “bebe” morir sin propósito.
    Económicamente, gané apenas para pagar mi deuda de universidad y tarjetas de crédito. Estaba de vuelta al punto cero. Pero en experiencia, he conseguido tanto que en lugar de quedarme triste, en depresión y sin ganas, me levanté y empece FITS Connect dos meses después, y lo financié consiguiendo un trabajo cómo profesor de universidad para tener suficiente dinero para cubrir mis gastos, y los de la empresa.

Es muy importante ver el “Big picture”, no quedarnos con lo que hay en frente de nuestra cara si no con todo lo que hay alrededor.

El fracaso es sinónimo de lección. Y cada lección es una oportunidad para hacer algo mejor.

  • Falta de preparación: Es muy sencillo. Si no te sientes [email protected], no lo hagas todavía. Toma tiempo para ver tu proyecto completo frente a tus ojos, para visualizar todo el camino. Tienes que estar muy familiarizado con tu visión y tu objetivo. Si te faltan datos importantes, no te lances todavía. Espera hasta que te sientes [email protected] No te sentirás al 100, por qué es imposible predecir el futuro, pero te puedo garantizar que lo sentirás cuando estás [email protected] para empezar.
  • Falta de visión: Es muy conectado con la falta de preparación, pero más aún con tu objetivo real. Si eres alguien que quiere ser emprendedor solo para ganar dinero, olvídalo. Ningún emprendedor con esa mentalidad tendrá éxito, o al menos no éxito a largo plazo. Tu visión debe ser más grande que tú, más grande que el dinero. No tendrás ninguna satisfacción en sacrificar tanto si solamente lo haces por el dinero. Es importante definir las razones por la cuales haces lo que haces. Te ayudará a crecer cómo empresa, y cómo persona. Si no consigues más que dinero por todo lo que haces, tu proyecto morirá, y es un generador fuerte de miedo para cualquier persona.

SUPERAR EL FRACASO

Después de fracasar, y eso pasa a todos los emprendedores, es importante seguir un proceso para levantarte de nuevo y no perder tu hambre, tus ganas.

  1. Tómate un tiempo para curarte emocionalmente: Fracasar rompe el corazón. Es importante tomar tiempo para ti [email protected], aliviar tu dolor, reflejarte en errores, aceptarlos, y salir adelante.
  2. Recuerda que no hay éxito sin fracaso: Piensa en el creador de KFC, Disney, Apple y todos esos empresarios que lograron éxitos fuera de lo normal. Ninguno lo ha logrado sin dolores, fracasos, lágrimas y sudor.
  3. Aprende de tus errores: Reflexiona en lo que hiciste bien, pero especialmente en lo que hiciste mal. Si no aprendes nada de un fracaso, no deberías seguir buscando ser emprendedor. Juzgarse a ti mismo suena difícil, pero es vital para que puedas salir adelante.
  4. Cambia tu mente: Una vez  que el periodo de aceptación haya pasado, es importante que cambies tu mente. Practica, esfuérzate a ser [email protected] Positivismo es importante para tener éxito. Si eres [email protected], cosas positivas llegarán en tu camino.
  5. Piensa en tu próximo reto: Es importante ver en el futuro, no quedarnos en el pasado. Si dejas de crecer, mueres. Entonces dirigir tu visión en la dirección correcta te ayudará a dejar el fracaso en el pasado, y seguir adelante con tu próximo proyecto. Es importante nunca rendirte.
  6. Habla con tu(s) mentor(es): Un coach, mentor, socio o cualquier persona en quien tienes confianza te puede ayudar a liberar tu mente y tu corazón en el caso de un fracaso. Te ayudarán a quitarte el peso de encima, y ver hacia adelante.
  7. Visualiza tu éxito: No lo tienes aún, pero visualizarlo es importante. Te motiva, y te recuerda las razones por las cuales estás en ese camino. Nunca olvides a donde quieres llegar.
  8. Rodéate de personas positivas: Un dicho dice “Rodéate de personas positivas, tienen una solución para cada problema. Las personas negativas tienen un problema para cada solución.”

Leer también: ¿Cómo mejorar mi inmunidad a la adversidad?

CONCLUSIÓN

El fracaso es duro y doloroso; sin embargo, va de la mano con el éxito. La forma en que manejas tu fracaso determinará si tienes éxito, y las sugerencias anteriores te ayudarán a enfrentarlo cuando llegue el momento. Recuerda aprender de cada uno de tus fracasos, en lugar de enfocarte en cualquier error que hayas hecho.

Si tienes un amigo, familiar o colega que necesita motivación, asegúrate de compartir esta publicación con ellos. También invítalos a contratar un coach de nuestro programa aquí.