Carrito

libertad financiera damien soitout

Manejar un presupuesto mensual

DEFINICIÓN DE UN PRESUPUESTO

Si deseas obtener un mayor control sobre tus gastos y comenzar a trabajar para alcanzar tus objetivos financieros, necesitas un presupuesto.

Un presupuesto personal o familiar es un resumen detallado de los ingresos y gastos esperados por un período de tiempo definido, generalmente por un mes. Si bien la palabra presupuesto a menudo se asocia con gastos restringidos, un presupuesto realmente debería significar un gasto más eficiente.

Un presupuesto te mostrará la cantidad de dinero que esperas aportar contra todos tus gastos, desde los gastos requeridos, como los pagos de la casa y el alquiler, hasta los gastos de placer, como entretenimiento. En lugar de ver un presupuesto como algo negativo, puedes verlo como una herramienta para lograr tus objetivos financieros y así evitar caer en bancarrota.

Sponsored*

LO QUE HACE EL PRESUPUESTO

Como herramienta de planificación financiera personal, un presupuesto mensual por escrito te permite planificar cómo gastarás y/o ahorrarás tu dinero cada mes y también como controlar tus patrones de gasto. Aunque hacer un presupuesto no parezca la actividad más emocionante (y para algunos, es francamente aterrador), es vital para mantener tu casa financiera en orden, ya que los presupuestos dependen del equilibrio. Si gastas menos en un área, puedes gastar más en otra o puedes ahorrar ese dinero para una compra futura más grande, construir un fondo para un “día de lluvia” o incluso para la jubilación.

Antes de comenzar a hacer tu presupuesto, es importante darte cuenta de que para tener éxito, debes proporcionar la información más detallada y precisa posible. En última instancia, el resultado final de tu nuevo presupuesto te mostrará de dónde proviene tu dinero, cuánto está allí y adónde va todo cada mes.

PASOS PARA CREAR UN PRESUPUESTO SENCILLO Y EFICAZ

Crear tu primer presupuesto puede ser extremadamente abrumador. Tan abrumador, de hecho, que solo el 15% de las familias mexicanas tienen un presupuesto mensual activo. Pero vale la pena el esfuerzo. El desarrollo de un presupuesto que puedes mantener a largo plazo se ha vinculado definitivamente a la creación de riqueza, mientras que al mismo tiempo te ayuda a salir de deudas y reducir tus gastos.

Cuando construí mi primer presupuesto hace varios años, sabía aproximadamente la cantidad de dinero que ganaba anualmente, pero nunca había desglosado mis gastos por categoría para averiguar cuánto podía pagar de forma recurrente o cuánto dinero podía pagar regularmente. Invertir. Ahorrar.

En resumen, estaba gastando dinero en las cosas que necesitaba y quería sin determinar primero si realmente podía pagarlas. Después de vaciar mi cuenta de cheques una o dos veces, y al tener que pagar varias deudas con tarjetas de crédito debido a mi falta de presupuesto, decidí ser real y comenzar un presupuesto.

Si es la primera vez que realizas un presupuesto, aquí hay 11 pasos para que el proceso sea lo más sencillo posible.

  1. Determina cuanto tienes
    Si tienes ahorros, cuentas de cheques, cuentas de inversión o cualquier otro instrumento financiero, querrá saber cuánto dinero hay en cada cuenta, así como las tasas de interés y los gastos de cada una. Toma nota de esta información, ya que será importante para determinar tu patrimonio neto y el mejor uso de tu capital en el futuro.
  2. Determina cuanto ganas
    Para algunas personas, esto es más fácil que otras. Aquellos asalariados pueden encontrar fácilmente sus ingresos mensuales. Para los empleados que trabajan por hora o aquellos que tienen una empresa donde los ingresos pueden aumentar y disminuir de manera impredecible, esto puede ser mucho más difícil. La consideración más importante, independientemente de cómo ganas tus ingresos mensuales, es determinar la cantidad mensual promedio de ingresos que recibes. Una buena manera de hacerlo es si recibes ingresos irregulares, es promediar los últimos 6 a 12 meses de ingresos recurrentes y utilizar esa cifra. Si deseas ser más conservador, puedes elegir la cantidad mensual más baja que hayas ganado en el último año, lo que tendrás así es el peor escenario posible.
  3. Determina lo que debes
    La determinación de tus pagos mensuales recurrentes de la deuda debe ser tu próximo paso. Esto debería ser bastante simple de hacer, siempre y cuando hayas dejado de incurrir en deudas adicionales en el corto plazo. Si no has podido romper tu dependencia a las tarjetas de crédito, está bien, ya que elaborar un presupuesto actuará como un primer paso para tu próxima salida de deudas. Para saber cuáles son los pagos mensuales recurrentes de tu deuda, calcula el monto total adeudado de cada cuenta de deuda, así como el pago mensual mínimo. Esto incluye préstamos para automóviles, hipotecas, deudas de tarjetas de crédito, préstamos de estudiantes y todas las demás deudas que tu familia paga mensualmente. Esto te proporcionará los primeros artículos de tu presupuesto y te permitirá determinar tu patrimonio neto.
  4. Calcula tu valor neto
    Una vez que sepas cuánto dinero tienes y cuánto debes, puedes determinar fácilmente tu patrimonio neto. Simplemente resta lo que debes de lo que tienes y obtendrás un número. Este número te dirá el valor de tus recursos financieros. Para mí, este número fue revelador. Cuando construí mi primer presupuesto, tenía un valor neto negativo. Supongo que esto es bastante común en México, especialmente para los jóvenes que recién comienzan.
  5. Determina tus gastos mensuales recurrentes promedio
    Esto puede ser la parte difícil para muchas personas. La mejor manera de determinar tus gastos mensuales es hacer una lista de los gastos del hogar durante un mes. Conserva tus recibos, facturas de servicios públicos y cualquier otro gasto que surja durante un período de un mes, y divide estas facturas en categorías. Las categorías pueden ser tan generales o específicas como quieras que sean. Mantengo mis categorías extremadamente generales (automotriz / hogar), mientras que puedes preferir categorías detalladas específicas tales como (lavado de autos / factura eléctrica). De cualquier manera, funciona bien, siempre que determines un monto promedio de gastos para cada categoría.
  6. Ingresa esta información en una base de datos
    Antes, se solía hacer los presupuestos en papel. Las cosas han cambiado para mejor para todos los nuevos presupuestos. Los programas de software como Microsoft Excel y las herramientas de presupuesto en línea han hecho mucho más fácil tomar los resultados de tus primeros pasos y desarrollar un presupuesto a largo plazo altamente ajustable y sostenible. Utilizo Microsoft Excel para mi propio presupuesto personal, porque permite una mayor flexibilidad que sitios web. Sin embargo, muchas personas confían en los sitios de presupuestos en línea, y cualquiera sea el camino que elijas, en última instancia, te ayudará a acumular mayor riqueza y te ayudará a mantenerte alejado de los problemas financieros.
  7. Checa la línea inferior
    Después de ingresar toda la información anterior, descubrirás el número más importante en tu proceso de presupuesto: la línea de totales. Este número te dirá si estás gastando de más o menos. Lo ideal es que durante este paso descubres que vives dentro de tus posibilidades, y tal vez incluso te quede un poco más este mes que el mes anterior. Por otro lado, puedes determinar cuales ajustes hacer a tus gastos mensuales para poder vivir dentro de tus posibilidades.
  8. Hacer los ajustes correctos
    Si el resultado final de tu presupuesto demuestra que estás gastando demasiado de tus ingresos mensuales, llegarás al paso más difícil: hacer cortes en tus gastos mensuales. Hay muchas páginas web que te enseñarán a ser más inteligente con los ingresos que tienes, te ayudarán a reducir tus gastos mensuales recurrentes y establecerán tus límites financieros para la planificación del presupuesto.
  9. Ajusta las categorías basadas en la realidad
    La vida está llena de sorpresas. Los alimentos se vuelven más caros, los precios de la gasolina aumentan y la renta se puede subir cuando menos te lo esperas. Cada vez que notes que la inflación aumenta en tus categorías de gastos, obtienes un aumento en el trabajo y comienzas a ganar más dinero, o peor, sufres un contratiempo financiero como una reducción de sueldo o una pérdida de empleo, debes ajustar tus gastos categóricos según las realidades de el mundo que te rodea.
  10. Pagate a ti mismo primero
    Dependiendo de tu presupuesto, en función de tu balance final, es posible que desees agregar algunos artículos adicionales a tus gastos mensuales. Estos pueden ser dispersos mensuales a una cuenta de ahorros, plan de ahorro para la universidad u otro vehículo de ahorro. Mover dinero en ahorros y tratarlo como un gasto recurrente te permitirá acumular lentamente tus ahorros sin sentir que debes realizar estos depósitos de lo que queda al final del mes.
  11. Rastrear, monitorear y ser disciplinado
    Llevar un registro de tu presupuesto toma aproximadamente una hora a la semana. Pero esto te ahorrará mucho tiempo a largo plazo. Una vez que tengas un presupuesto establecido, querrás mantenerlo bajo control. La disciplina y el conocimiento asociado de que estás tomando buenas decisiones financieras a largo y corto plazo te brindarán una gran comodidad y te llevarán de un cheque a otro con un resultado a largo plazo de tus ahorros.

 

Acerca del Autor: El Equipo Damien Soitout Diamante
El equipo de Damien cultiva, cura y comparte las historias y principios básicos de Damien Soitout para ayudar a los demás a lograr una vida extraordinaria.

¡Participa!

¡Únete a la red del éxito!

Haz conexiones de negocios y de amigos, y ábrete a un nuevo mundo de oportunidades.

Comentarios

Sin comentarios aún
Abrir chat