Carrito

ser positivo

La negatividad es contagiosa

Aunque no siempre estamos dispuestos a admitirlo, un estudio realizado por la Universidad de Indiana ha revelado que las opiniones de los demás nos afectan e influyen en nuestro comportamiento. Estos psicólogos han descubierto que las opiniones negativas tienen un impacto mayor que el pensamiento positivo.
El experimento mostró que en un grupo que comparte opiniones positivas y negativas sobre un producto, el cambio de opinión siempre fue de positivo a negativo. Además, demostró que los que tienen una opinión negativa interactuando entre ellos mismos solo hicieron que su opinión fuera aún más negativa sobre el producto. Este experimento lanza un mensaje claro: la negatividad genera más negatividad.

Eso se puede encontrar en todas las situaciones de la vida, no se limita a un producto. La investigación ha encontrado que la depresión en un cónyuge usualmente conduce a la depresión de su pareja también. Lo mismo puede pasar entre roomies. Además, los niños criados por padres deprimidos son significativamente más propensos a ser diagnosticados con depresión. De hecho, la depresión de un miembro de la familia puede derribar todo un sistema familiar. Otras emociones, como la ansiedad y el miedo, pueden tener el mismo efecto.

Sponsored*

La negatividad es muy potente y es importante defenderse contra ella. Existen varios ejercicios que puedes hacer para combatirla, pero no siempre es suficiente, especialmente si el problema viene de una persona muy cercana. En ciertos casos es necesario tomar medidas para romper el ciclo y el contagio.

1- Aléjate de la negatividad

Es más fácil cuando se trata de un amigo o de un trabajo que cuando viene de tu familia o tu pareja; pero alejarse de la fuente de tu negatividad es imperativo. Si no puedes retirarte por completo de la situación, asegúrate de tomar “descansos felices” donde haces algo que te hace feliz, o pasa tiempo con personas positivas que te hacen sentir bien en lugar de sentirte mal.

2- Se la fuente de positivismo

Intenta revertir la espiral emocional negativa creada por la persona o el grupo negativo. Sonría a menudo. Sé feliz y positivo, incluso cuando los que te rodean se quejan o están tristes o enojados. Con el tiempo, tu tenacidad puede llevar a una infección inversa de la positividad, causando que el patrón negativo se rompa.

3- Comunica con la(s) persona(s) negativa(s)

Habla con la persona o las personas que te están haciendo sentir mal, estresado o enojado. A veces, simplemente señalando a las personas negativas lo que están haciendo o cómo te hacen sentir puede motivarlos a cambiar. Sin embargo, cuando haces esto, trata de evitar culparlos. Culparlos solo los hará sentir mal y más negativos.

4- Cuídate

Al igual que un resfriado común o cualquier otra enfermedad, si estás cansado, débil o tienes hambre, serás más vulnerable a que alguien te pegue emociones negativas. Asegúrate de dormir lo suficiente. Come bien, haz ejercicio y asegúrate de obtener un poco de sol. El ejercicio y la luz solar estimulan la liberación de endorfinas, el elevador natural del estado de ánimo de nuestro cuerpo. Además, aprende a mejorar tu inmunidad a la adversidad y el pesimismo.

Al final, no puedes controlar cómo alguien se siente o reacciona ante las situaciones. Solo tienes control sobre cómo respondes a sus emociones. Aunque podemos estar predispuestos a la mímica de las emociones y los comportamientos afectivos en otros: al ser conscientes de esta tendencia, podemos entrenarnos para eliminar las emociones negativas y los miedos que a menudo aparecen cuando interactuamos con personas negativas e infelices.

Acerca del Autor: El Equipo Damien Soitout Diamante
El equipo de Damien cultiva, cura y comparte las historias y principios básicos de Damien Soitout para ayudar a los demás a lograr una vida extraordinaria.

¡Participa!

¡Únete a la red del éxito!
Haz conexiones de negocios y de amigos, y ábrete a un nuevo mundo de oportunidades.

Comentarios

Sin comentarios aún
Abrir chat