Carrito

Ser humilde después del éxito

¿Cómo permanecer ‘con los pies en la tierra’ después de alcanzar el éxito?

Sus historias son demasiado comunes: después de años de arduo trabajo en la búsqueda de la “Vida del Sueño”, estos grandes triunfadores alcanzan la cima del éxito que tanto se merecen. Y, lo has adivinado, dejaron que el éxito llegara a su cabeza. ¿Qué pasó con ser humilde?

La realidad de las cosas es que el dinero no te cambia. Simplemente revela quién eres realmente. Por eso es importante trabajar en tus valores, visión y misión en esa tierra cada día sin pensar en qué pasará cuando finalmente logras tener éxito. Es difícil. Significa hacerse preguntas profundas e incomodas acerca de nosotros mismos. Juzgarnos para poder cambiar hábitos y maneras de pensar que son partes de nosotros.

La simple verdad es que no todos tratan el éxito de la misma manera. Aquí vienen 13 maneras para poder seguir siendo humilde después de haber logrado el éxito:

  1. A menudo reevaluarte a tí mismo.
    Busca dentro de tus fuerzas y debilidades como ser humano. Analiza lo que no te gusta y como lo puedes mejorar. Es importante tener la cabeza sobre los hombros y dejar de volar en la nubes.
  2. Ten un sentido abrumador de tu necesidad de crecimiento.
    Date cuenta que lo que alcanzaste a la fecha no es nada en comparación a lo que el mundo te puede dar. Si llegaste hasta aquí, puedes llegar mucho mas lejos. Te da una sensación de reducción de tu logro pero está bien. No lo hace menos importante. Te permite tener los pies en la tierra, conservar la cabeza fría, y enfocarte en algo más grande que te hará aún más exitoso.
  3. Ten suficiente conciencia de ti mismo para no permitir que una mala circunstancia acceda a tus emociones.
    No dejes que nadie menosprecie tus logros, pero tampoco respondas de manera prepotente, ni te enojas cuando pase eso. Entiende que lo que haces lo haces para ti y tu familia. Lo que los demás piensen no importa, y no pueden hacerte más pequeño con palabras. Lo mismo con situaciones donde puedes enfrentarte a algo difícil a superar. Lograste llegar hasta aquí, puedes seguir superando más retos.
  4. Sé compasivo y perdona.
    Mucha gente que he conocido antes y después de tener éxito no entendieron que por haber logrado tal nivel de logros, ciertas personas los ven como modelos a seguir. Hasta como mentores. Se ponen en una posición donde pueden cometer errores, salir del camino derecho, tal vez impactar tu negocio o tu vida si trabajan contigo o son familia cercana. Pero entiende que se están poniendo en una posición fuera de su zona de confort por qué quieren seguirte en el camino del éxito. En lugar de enojarte y mandarles a volar, perdónalos, y guíalos.
  5. Busca lo mejor en los demás.
    Si es cierto que mucha gente puede ser mala, es falso pensar que está en su naturaleza. Ser frío, derecho, malicioso, usualmente es un mecanismo de supervivencia, o de defensa contra situaciones difíciles. Cómo lo explique en Empieza a tomar Responsabilidad: “Crea un nuevo hábito en buscar las intenciones detrás del comportamiento de las personas. Muy a menudo, cuando entendemos de dónde viene alguien, dejamos de lado el juicio.” Es importante entender la gente. De hecho sin entenderla, no puedes lograr al éxito que buscas. Entonces sigue haciéndolo una vez que ya lo tienes.
  6. Inicialmente respeta a los seres humanos y luego a ti mismo.
    La gente dice a menudo que ¿si no te amas a ti mismo, cómo puedes amar a alguien? Es verdad, pero mi manera de verlo es un poco diferente. Es importante pensar en ti mismo para necesidades básicas; no puedes sobrevivir dando al mundo y sin quedarte con nada.
    Pero aquí hablamos de una persona con éxito. He rechazado unos clientes potenciales dispuestos a pagarme cientos de miles de doláres para coachearlos por qué no me gustaba su manera de hablar al mesero que nos atendía en un restaurante en la Ciudad de México. Me preguntaron cuál era el problema. Y les dije algo sencillo:
    “Si no sabes respetar un mesero ¿Cómo te vas a respetar a ti mismo? ¿A tu familia? ¿A tu negocio? No puedo ayudar alguien que no entiende el valor básico del respeto por los demás.”
    Para mi: Si no puedes respetar un desconocido, no tienes las fundaciones vitales para ser un ser humano que merece ser respetado. Y al no tenerlas, te faltas al respeto a ti mismo.
  7. Busca ganar gente, no argumentos.
    Los argumentos son superficiales. Ganarlos tienen dos consecuencias:
    a- Te sientes mejor acerca de ti mismo por haber tenido la razón (o no, a veces ganas por qué el otro partido se rinde)
    b- Hiciste sentir mal a alguien que podría tener una manera de pensar (tal vez equivocada en ese momento) valiosa para ti y tu negocio. Es importante analizar cómo piensa la gente, especialmente en un argumento. Te puede ayudar a crecer mucho y analizar mejor otros asuntos para tomar mejores decisiones.
    Al ganar gente, ganas la confianza, el respeto y un recurso humano con una manera diferente de analizar situaciones, contactos adicionales a los tuyos, ideas nuevas que te pueden permitir crecer, y alguien que te puede ayudar cuando lo necesitas. Es importante dar al mundo. El mundo está lleno de gente. Espera dar diez veces más que lo que recibes. Pero cuando recibes, será mucho más que lo que hubieras podido esperar.
  8. Defínete por la creatividad, no por la competencia.
    Tener una mente creativa es sumamente importante, es lo que define quien eres, que es tu empresa, tus servicios o productos. Estar en constante competencia te hace caer en un círculo vicioso de siempre echar un ojo al vecino para ver que está haciendo y cómo puedes hacerlo tú también. Apple no se hizo famoso por copiar algo existente, se hicieron famosos por qué sus productos se diferenciaron de los del mercado. No buscan copiar la competencia, buscan innovar. Si llegaste a tu nivel pico y tu creatividad empieza a desaparecer, lee este artículo para revitalizarla.
  9. No sigas lo que la multitud está haciendo o pensando.
    Tener opiniones, pensamientos, ideas, una voz, es lo que hace de un individuo un individuo, una persona única con su identidad. No vivas a través de las modas, de lo que está trending en twitter, en las tiendas, la radio o en la TV. Haz lo que tu quieras hacer, habla de lo que tu quieras hablar, y rodéate de personas que tienen una mente propia también. Descubrirás que tu éxito podría ser aún más grande gracias a platicas muchas más profundas y productivas que con la gente que simplemente vive para seguir a los demás. Eso te permitirá poner tus pies en la tierra, y ponerte a trabajar en un nuevo proyecto o reto que te llevará a un nuevo nivel que no habías buscado alcanzar antes.
  10. Encuentra e inspírate de cosas que ofrecen y benefician a otras personas.
    En mi caso, siempre he tenido un talón de Aquiles para el medio ambiente, los niños, y el hambre. He creado unas compañías únicamente con el objetivo de poder dedicar partes de las ganancias a causas que puedan ayudar a más gente posible. Desde un programa para contratar únicamente hombres y mujeres en una edad difícil para encontrar trabajo (50+ años de edad), a causas que les motivan a trabajar arduamente cada día.
  11. Se consiente que tu vida es esencialmente más rica cuando ayudas a contribuir.
    Ser parte de un movimiento que ayuda tantas personas me hizo bajar de las nubes para darme cuenta que si soy feliz  después de años de sacrificio, todos tienen el derecho a lo mismo, y ese mundo que ha sido tan generoso conmigo por todo el trabajo que he hecho, merece que le de algo de vuelta. Aliviar un poco el dolor de los que puedo ayudar.
  12. Dedicar tiempo a tus seres queridos como familia debería ser siempre tu prioridad número uno.
    Como siempre lo explico ya sea en eventos, el blog o entrevistas, mi prioridad es mi familia. Si alguien me busca el fin de semana, buena suerte. Por qué si trabajo tanto sin disfrutar de ellas, ¿para qué entonces?
  13. Sé agradecido diariamente por todo lo que estás logrando en la vida y por aquellos que te ayudaron a llegar allí.
    Eso va sin decir. Si no puedes ser [email protected] por tus logros, tu dinero, tu familia, tu pareja, tu carrera etc… no puedes vivir de manera completamente feliz, y tu cabeza probablemente está en las nubes.

SI DEJAS DE CRECER MUERES.
— Damien Soitout

Es posible definir cuánto tienes que lograr para sentirte exitoso, lograrlo, y empezar a “cambiar” (o no). Pero en realidad nunca tendrás éxito hasta que entiendas que el mundo no se preocupa por ti, y no eres el centro de este. Cuando empiezas a dejar las necesidades de los demás antes de los tuyos, y que lo haces con el corazón, no con tu agenda, es cuando te podrás considerar [email protected]

 

Acerca del Autor: El Equipo Damien Soitout Diamante
El equipo de Damien cultiva, cura y comparte las historias y principios básicos de Damien Soitout para ayudar a los demás a lograr una vida extraordinaria.

¡Participa!

¡Únete a la red del éxito!

Haz conexiones de negocios y de amigos, y ábrete a un nuevo mundo de oportunidades.

Comentarios

Sin comentarios aún
Abrir chat