Carrito

Emprendedor y salud

6 consejos para ser un emprendedor saludable

La primera riqueza es la salud.
– Ralph Waldo Emerson

Todos hemos escuchado la frase “Cuerpo saludable, mente saludable”. Es verdad, y lo es aún más para los emprendedores. Se necesita mucha dedicación para construir un negocio exitoso. Tienes que estar dispuesto a trabajar más duro que los demás y llegar a tus límites. Hay desventajas en vivir este estilo de vida, y muchos empresarios tienden a dejar atrás la importancia de su salud.

El horario exigente de un empresario en esencia nunca tiene un descanso, lo que puede tener un impacto negativo en su salud. Por eso hemos listado cinco consejos para un estilo de vida empresarial más saludable. Por qué en fin:

¿De qué sirve el éxito si tu salud no te permite disfrutarlo?

Sponsored*

1- Ejercicio debe ser parte de tu rutina

Hacer ejercicio a diario mantiene tu mente fresca y nos hace más felices. Mantener una mentalidad y una perspectiva positivas es una clave importante para el éxito. Con todos los obstáculos y desafíos que los empresarios enfrentamos a diario, cualquier ventaja debe ser recibida con los brazos abiertos.

Mi mentor, Alan Burak,  siempre me dijo: “Hacer ejercicio por la mañana antes de ir a la oficina te permite tener la mentalidad adecuada para lidiar con cualquier cosa que se te presente. Además, te da un mejor equilibrio entre tu vida profesional/personal, y apoya tus habilidades para resolver problemas”.

No importa si haces ejercicio por la mañana, por la tarde o por la noche: encuentra el momento para hacerlo y hazlo una prioridad.

2- Comer saludable (¡obviamente!)

Comer sano es una de las maneras más fáciles de vivir una vida más saludable, e incluso los cambios más pequeños pueden hacer una gran diferencia. Por ejemplo, renunciar a los refrescos y reemplazarlos con agua es una de las maneras más rápidas para reducir su consumo de azúcar y perder peso.

En lugar de comer fuera u ordenar en el almuerzo, tráete una comida nutritiva a la oficina. Aún puedes tomar tiempo para relajarte durante tu descanso, pero puedes hacerlo con alimentos ricos en nutrientes, como kale, en lugar de hamburguesas con queso y papas fritas.

3- Relajarse es importante

Mi socio y mentor siempre me dijo que tomara unos 20/30 minutos al medio día para relajarme. No entendí por qué hasta que empece a aplicar su consejo. A veces me siento tan relajado que tomo una “power nap” de 20 minutos, y una vez despierto me siento completamente listo para enfrentar lo que sigue. Aparte, empece a apagar el celular en los fines de semana. Me dedico a mis hobbies y familia. Si una emergencia surge en el trabajo y realmente me necesitan, las personas indicadas saben como contactarme.

Manejar un negocio es estresante. Si no te tomas el tiempo para relajarte y desconectarte de vez en cuando, sufrirás un caso extremo de agotamiento. Muchos empresarios piensan que tienen que trabajar sin parar y dedicar horas agotadoras. Eso es cierto, pero debes saber cuándo es el momento de relajarte y recargar tus pilas. El tiempo de descanso puede ser muy beneficioso, algunas de mis mejores ideas se me ocurrieron en mis vacaciones.

4- Rutina, rutina, rutina

Si le preguntas a mi esposa que es lo que más le digo: ¡Sé organizada! Me molesta cuando las personas toman mucho tiempo para hacer algo muy sencillo, o cuando no saben con qué actividad empezar en la mañana llegando al trabajo. He tenido empleados que empezaban a ser productivos después de las 11 am por qué no tenían idea de cómo organizarse.

Mantener un horario regular es excelente para mantenerse en el camino y hacerse responsable. Al inicio de mi carrera empece a levantarme a las 6 de la mañana todas las mañanas. Ahora que tengo empleados y que soy un maestro en delegar, me levanto a las 8.

Cuando está bien planeado el día y que sabes exactamente lo que debes hacer, te verás completando tus tareas más rápido y cerrando tratos de manera más eficiente.

La parte más difícil es simplemente hacerlo. Pero es como empezar a ir al gimnasio: después de un tiempo, tu cuerpo se acostumbra e incluye esos procesos a tu rutina.

5- Aprende a manejar tu estrés

El estrés es casi imposible de evitar como empresario, pero se puede manejar. Es importante que aprendas a controlar cómo dejas que afecte tu forma de pensar y el proceso de toma de decisiones. El estrés no solo es malo para tu salud personal, sino que también puede tener un impacto negativo en tu negocio y tu vida personal si lo permites.

Lee más acerca de los riesgos del estrés aquí.

Aprende a reducir tu estrés en el trabajo aquí.

6- A dormir ya

¿A quién no le gusta dormir bien? Con el estrés del día a día, las responsabilidades y los plazos que se avecinan, el sueño es un refugio que tu cuerpo y tu mente utilizan para restablecer y prepararte para otro día aparentemente ocupado. En una variedad de estudios, se concluyó que para aquellos que no duermen bien eran menos receptivos, demorando más tiempo en registrar sus alrededores, un efecto similar al de los intoxicados. Entonces, al igual que lo haces con tu teléfono cuando la batería está baja, asegúrate de dormir al menos siete horas por noche para asegurarte de que estás completamente recargado.

Acerca del Autor: El Equipo Damien Soitout
El equipo de Damien cultiva, cura y comparte las historias y principios básicos de Damien Soitout para ayudar a los demás a lograr una vida extraordinaria.

¡Participa!

¡Únete a la red del éxito!

Haz conexiones de negocios y de amigos, y ábrete a un nuevo mundo de oportunidades.

Comentarios

Sin comentarios aún